Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
Las Comunicaciones de Josef: REVELACION. Quién es usted y Por qué está aquí

Las Comunicaciones de Josef: REVELACION. Quién es usted y Por qué está aquí

Leer la vista previa

Las Comunicaciones de Josef: REVELACION. Quién es usted y Por qué está aquí

Longitud:
205 página
3 horas
Editorial:
Publicado:
Apr 26, 2016
ISBN:
9781456610371
Formato:
Libro

Descripción

Este libro único, con su enfoque revolucionario sobre quiénes somos en verdad y por qué estamos aquí, cambiará su punto de vista para siempre.

A través de la mediumnidad de Michael G. Reccia, Josef --un espíritu altamente evolucionado que está profundamente preocupado por el estado y el destino del mundo- entrega su mensaje de vital importancia para la humanidad y revela verdades sobre la vida y la realidad que no han sido escritos anteriormente.

Inteligente, que invita a reflexionar, no religioso y escrito en un lenguaje directo y, conciso, este libro extraordinario cubre una variedad de temas y responde de forma radical las preguntas que la mayoría de la gente se hace en algún punto de su vida:

- ¿Quién y qué soy y cuál es el propósito de la vida?
- ¿Por qué no puedo encontrar la verdadera felicidad?
- ¿Existe Dios en realidad y si es así por qué Es tan distante e indiferente al sufrimiento del mundo?
- Si Dios es benévolo ¿por qué existe tanta violencia y discordia en el mundo?
¿Es que estamos destinados a destruir el planeta o existe algo que podamos hacer antes de que sea muy tarde?

Con su enfoque práctico de la espiritualidad, Revelación lo empoderará al develar la verdad esencial sobre usted y su herencia espiritual, haciéndolo consciente de la parte activa que juega en la creación y las cosas milagrosas que es capaz de lograr.
Editorial:
Publicado:
Apr 26, 2016
ISBN:
9781456610371
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Las Comunicaciones de Josef

Libros relacionados
Artículos relacionados

Vista previa del libro

Las Comunicaciones de Josef - María Luisa Zulueta

acciones.

Prólogo

Antes de que Michael presente a Josef, yo quisiera presentar a Michael quien ha sido durante muchos años un amigo y colega. Todo comenzó desde el primer momento en que cada uno posó la mirada sobre el otro. Michael había emprendido la tarea de editar y producir una revista para ayudarse tras decidir dejar su empleo de tiempo completo para dedicarse a médium. Muy extraño les debe haber parecido a mis empleadores, en una imprenta en el norte de Inglaterra, que intercambiara bromas y risitas con uno de sus clientes a tan sólo pocos minutos de haberse conocido. Gozábamos trabajando juntos. Ayudé a Michael a producir los gráficos para la revista pero después de esa primera edición, el dueño se llevó el trabajo de arte e impresión a otro lugar y pensé que nunca más volvería a ver a Michael. Poco era lo que sabía...

Un día quizás uno o dos años más tarde, mi esposa y yo fuimos a una fiesta en la casa de un vecino. Sin conocer a nadie, fuera del vecino y sin ganas de ir, fue probablemente a regañadientes que dije sí, vamos, seguro será divertido. Una vez allí, nos encontramos en una sala semi iluminada llena de veinteañeros y treintañeros provenientes del medio de la publicidad y las ventas. A juzgar por la expresión de su cara, había alguien más que no quería estar allí, yo no era el único. Sentado en una silla solitaria en medio del resto, se encontraba Michael que se iluminó al verme y supongo que yo también.

Así fue como nos encontramos por segunda vez y nos hicimos buenos amigos. Por algún tiempo Michael dejó de lado su trabajo de médium y dirigimos nuestra propia compañía de publicidad hasta que eventualmente se transformara en una constante preocupación y decidiéramos partir cada uno por su lado. Michael retomó nuevamente su trabajo espiritual.

Un par de años más tarde, Michael escribió el libro "Respondiendo las Preguntas más Frecuentes que recibe un Médium" y me encargó la producción del trabajo artístico. Como consecuencia de ello, conversamos sobre cómo podríamos desarrollar algunos pequeños proyectos en conjunto.

Este libro que es el primero de Josef, fue uno de aquellos proyectos y Michael en su introducción les explicará cómo llegamos a él.

Creo que es correcto decir que cuando recién comenzamos a grabar las comunicaciones de Josef, no imaginamos en el umbral que nos encontrábamos. Desde entonces, muchas cosas han sucedido como consecuencia de emprender el trabajo de Josef y millares de almas mueven montañas a través de Dios para hacer de esto una realidad. Mientras alrededor de Michael se ha formado un pequeño grupo, detrás del escenario hay un tremendo grupo de almas que está trabajando para que se publique éste y otros títulos que contienen guía y sabiduría de niveles de existencia superior. Ellos (nosotros) hacemos esto por amor, por aquellos que se encuentran atrapados en una incesante rueda de encarnaciones que repiten atraídos por el glamour del plano terrestre, olvidándose de ellos mismos.

Hay otros grupos y tentativas similares que se están realizando alrededor de la Tierra con el objeto de abrir los ojos de la gente para que poco a poco abra su corazón a Dios y decida escuchar y recordar quién y qué son, darse cuenta de que es el momento de continuar, de crecer, de evolucionar espiritualmente...y volver a casa.

Y nos preguntamos ¿Por qué Michael? Bueno, sus guías una vez le dijeron que trabajaban con él a causa de su naturaleza científica, su imparcialidad, su habilidad de distanciarse del mensaje y salirse del circuito. No siempre es fácil. Como se nos dice, algunos psíquicos, médiums o canalizadores, tienen su propia agenda y muy seguido con buenas intenciones le dan su propio colorido a la comunicación. Para evitar esto, Michael casi nunca lee textos espirituales cosa de no colorear la comunicación que él canaliza con información que ha leído. En otras palabras, él toma su tarea muy seriamente y se disciplina a sí mismo.

¿Cuál es la razón de este grupo, de esta "Franja de Luz", como hemos sido llamados? La verdad es que, mientras Michael canaliza la información lo más precisamente posible, él es un instrumento que a menudo no recuerda lo que ha revelado. Esta es la razón por la cual me pidió que me sentara junto a él. Yo estaba ahí para grabar las comunicaciones de Josef. Y cuando no tuvimos los medios para transcribir al papel las sesiones grabadas, apareció Peter para ayudarnos. En la antigüedad y Michael recuerda haberlo vivido en otra vida, al vidente u oráculo se le abastecía de todo lo requerido para que pudiera funcionar como mensajero, no se esperaba que tuviera que alimentarse, vestirse o trabajar en el campo, sino que su deber era el de simplemente comunicarse con sus ancestros, los ángeles y Dios. Pero en nuestro mundo de corre y corre, esto no es posible. La mayor parte de la gente está demasiado ocupada para pensar en ellos espiritualmente o siquiera para encontrar extravagante que una comunión entre las almas de la Tierra y otros planos de existencia sea posible.

Así es que nuestro pequeño grupo está feliz de ayudar tanto a Michael como al grupo de almas que está detrás nuestro entregando su mensaje, porque como Josef dice, él sólo es el portavoz y Michael el instrumento.

Cualquiera sean sus creencias, si tan sólo toma una pausa para considerar los puntos que se mencionan en este libro, nuestro trabajo habrá valido la pena.

David Openshaw

Septiembre de 2007

Dándole Voz a Josef: Una introducción

Joan lucía triste y preocupada.

Durante siete años yo había sido lo suficientemente afortunado para aprender de esta mujer excepcional quien se había convertido en mi guía espiritual. Durante ese tiempo me había reunido con ella cada semana y me había ayudado a desarrollar mis habilidades mediúmnicas para prepararme para las demostraciones, seminarios, clases que estaban destinados a convertirse en parte de mi vida junto con a miles de lecturas individuales que realizaría en mi casa y en la de aquellos que necesitaban información y consuelo desde el otro lado del velo.

Después de aquella tarde, esos siete años quedaban atrás en un recuerdo distante. En ese entonces mientras conversaba con ella al lado de una acogedora chimenea, yo ya había trabajado profesionalmente por un cierto número de años como médium, a nivel nacional e internacional, a través de solicitudes enviadas por correo de todas partes del mundo. Yo consideraba a Joan como a una de mis amigas más cercanas, más cercana que mi familia, un miembro de mi grupo de almas, una dedicada profesora y guía que siempre había estado allí para mí durante tiempos difíciles. Sin embargo, aquella tarde era ella quien parecía atormentada mientras recordaba una serie de eventos que hasta ahora nunca me había mencionado, -a pesar de haber discutido conmigo todos los aspectos de su pasado- y que obviamente aún le causaban daño.

Joan tenía una amiga muy cercana –Betty-, quien ya había dejado esta vida y con quien había sostenido por un buen tiempo, sesiones privadas de comunicación con espíritus en trance. Betty había conscienzudamente escrito a mano las comunicaciones que Joan transmitía durante esas sesiones. Joan recordaba poco o nada de lo que había dicho una vez que estas sesiones habían cesado y confiaba totalmente en Betty para preservar la información que un día esperaba hacer llegar a una audiencia mayor. Mientras Joan estaba en trance, un espíritu guía, un alma que siempre se le aparecía en una capa roja, hablaba a través de mi profesora y daba a las dos damas todo tipo de información de vital importancia para la humanidad, información sobre quiénes y qué somos y por qué estamos aquí; información que se extendía hasta responder las preguntas espirituales fundamentales que cada uno de nosotros se hace en algún punto de nuestras vidas.

La repentina muerte de Betty fue un golpe terrible para Joan. Había perdido a una de sus mejores amigas y por supuesto, ya no podría haber más sesiones de trance entre las dos damas. ¡Gracias a Dios que Betty había escrito las palabras del Hombre de Rojo con tanta diligencia! Betty podría haber partido, pero su patrimonio aún estaba aquí, un registro único y precioso que debía ser preservado a toda costa.

Después de la misa de funeral de Betty, Joan preguntó cortésmente a su hija si tendría el volumen que habían producido conjuntamente con su madre ya que era de suma importancia para ella. La hija de Betty, que era un ferviente miembro de cierto grupo religioso, explicó que había leído el libro de su madre, que obviamente era el trabajo del demonio, que lo había tirado al fuego, donde pertenecía y que estaba feliz de haberle dado ese merecido destino a una obra tan demoníaca.

A partir de ese día Joan había llorado la pérdida del libro y la información que éste contenía. Así y todo, a medida que ella me relataba la historia por primera vez, una idea se formó lentamente en mi cabeza y empecé a preguntarme si realmente la información contenida en ese libro estaría perdida para siempre. Después de todo, yo era un médium experimentado y siempre había deseado entregar a la humanidad otra cosa fuera de los mensajes clarividentes de familiares, algo duradero que sirviera a las generaciones futuras y que es la razón por la cual siempre había insistido en incorporar seminarios y clases dentro de la cuota de lecturas clarividentes y demostraciones que la gente inevitablemente deseaba que les hiciera.

¿Y si yo pudiera sentarme, tomar contacto y grabar las comunicaciones del Hombre de Rojo?... ¿Por qué no? En ese tiempo yo no era un médium de trance, (esa habilidad se desarrollaría más tarde y estaba destinada a formar una parte importante en la transmisión de los futuros libros de la serie), pero no veía ninguna razón para no poder acceder a la información en forma clarividente, -o sea, que yo me comunicara con el espíritu y pasara su mensaje a otra persona, estando en completo control de mis facultades mentales. Era como si un alguien invisible, en ese momento me urgiera a pensar de este modo y fue ahí que sugerí a Joan sentarme para ver si podía hacer que ello sucediera. Joan se mostró muy entusiasta y sugirió que lo hiciéramos lo antes posible. En esa ocasión yo tuve un sentimiento muy claro y fué que en vez de trabajar con ella en este proyecto, como normalmente lo hubiera hecho sin pensar, esta vez debería hacerlo con mi amigo cercano, socio y buscador espiritual, David, quien había manifestado hacía algún tiempo atrás, el deseo de unirse a mí en un proyecto espiritual significativo.

David estaba tan entusiasmado como yo de producir un proyecto de real valor para la gente y a pesar de nuestros cargadísimos horarios de trabajo de esa época y que se cargarían aún más con el paso de los meses y años, inicialmente fijamos una tarde por semana para ver qué pasaba.

En ese tiempo David trabajaba en su casa, en una pieza de su ático que contenía sus computadores y material relacionado en los cuales era experto en programar y usar. Subimos por la escalerita hasta ese espacio en el techo, prendimos la grabadora (¡cómo han cambiado los tiempos!), apagamos las luces y nos fuimos de este mundo para entrar en la paz de una meditación espiritual. Al instante sentí muy cerca mío la presencia de alguien del mundo de los espíritus, un caballero con una brillante aura roja que deseaba hablar conmigo y habiendo orado primero para que toda comunicación que yo tuviera esa tarde fuera por deseo y aprobación Divina, entregué a este espíritu lo que más pude de mis sentidos y comencé a canalizar un flujo de información.

Veinte minutos más tarde, exhausto y desorientado, pero también optimista, volví lentamente a mis sentidos, a este mundo físico y con David descubrimos que habíamos grabado con éxito un primer y corto boletín del más allá que David traspasó inmediatamente a su computador y grabó un par de CDs cosa que cada uno tuviera una copia. ¡De ninguna manera se perdería la información o sería destruida nuevamente!.

En los meses y años que siguieron, nos juntamos tan regularmente como nuestros horarios lo permitieron para comunicarse con el hombre de rojo, como lo llamábamos. Tratamos de regirnos por un horario predeterminado y realmente lo tratamos pero las comunicaciones que gradualmente se volvieron más largas debían encajar en nuestros cargados horarios de trabajo e inevitablemente había veces en que uno o bien los dos no podíamos cumplir con nuestras citas con el más allá. Logramos juntarnos en numerosas ocasiones colectando cada vez información más excepcional de parte del Hombre de Rojo. Sabíamos que la información colectada se transformaría en un libro, pero no imaginábamos cómo esto podría suceder ya que ninguno de los dos teníamos el tiempo de transcribir las palabras de nuestro desencarnado visitante y un libro era una tarea cara. Desde el mundo espiritual se nos había dicho que no debíamos preocuparnos al respecto y que debíamos mantener la fe y continuar trayendo la información. Se nos decía que alguna solución se encontraría.

Al cabo de tres años de haber comenzado a contactar al Hombre de Rojo llegó un momento clave que cambió las cosas para siempre y que se puede resumir en tres palabritas.

Encontré a Jane.

Jane, es literalmente mi alma gemela, un término que no uso banalmente o a la ligera y que se ha convertido en más significativo y relevante a medida que han pasado los años desde que nos convertimos en pareja física. Jane también había sido una buscadora de iluminación espiritual y casi desde el momento en que nos juntamos, nuestras metas se fusionaron. Juntos asistíamos a demostraciones y dábamos seminarios. Hacíamos sesiones juntos, para ayudar a la gente que visitaba nuestra casa; Jane me proporcionaba energía adicional que ayudaba a la entrega de las comunicaciones clarividentes individuales. Más adelante Jane también comenzó a sesionar con David y conmigo durante las sesiones subsiguientes de comunicación, su aporte de energía a nuestro pequeño grupo hacía que los mensajes del Hombre de Rojo fueran cada vez más largos cuando estábamos los tres juntos y yo era el canal mediúmnico de sus palabras.

Fue en este punto y después de todo este tiempo, que se nos entregó un nombre... el Hombre de Rojo se presentó y desde entonces sería conocido como...

Josef.

Además, este espíritu elevado y entusiasta que sólo había sido visible, para mis ojos psíquicos, en la periferia de mi visión, como una vago resplandor rojo, de pronto se volvió un enfoque claro tomando la forma estéticamente más agradable de un hombre no muy alto, de contextura fina, que parecía estar en la cincuentena, con una barba corta muy bien cortada, ojos centellantes y una excelente selección de túnicas. Más adelante supimos que Josef no era en realidad el mismo comunicador de aquellas sesiones originales que Joan había tenido y que él y yo teníamos una conexión espiritual sutil que había estado esperando pacientemente desde mi nacimiento, para aquel momento en que pudiera activarse y permitir que sus mensajes cruciales fueran transmitidos. La mención que hiciera Joan del libro perdido y su tristeza sobre lo ocurrido había sido planeado espiritualmente y fue el catalizador que me impulsaría a actuar y activar la serie de eventos que llevaría a que esta información estuviera disponible al mundo. El tono rojizo de Josef tan similar al del comunicador original de Joan también fue explicado como lo descubrirán al leer este libro.

La expresión material de las intenciones espirituales del grupo, que incluía los planes para libros adicionales, sitios web, cds y creación de archivos de sonido y video para ponerlos en Internet continuó tomando forma. En ese entonces Peter era el Jefe de Jane y también había estudiado varias filosofías espirituales y Jane sintió que debería escuchar las grabaciones. Su reacción al escucharlas fue increíblemente positiva y entusiasta. Reconoció, como nosotros, que las sesiones debían sencillamente estar al alcance de una audiencia mayor y de inmediato transcribió las grabaciones en su computador, una tremenda tarea que le llevó semanas para completar.

Luego se hizo aparente que habíamos coleccionado suficiente material para un libro, en realidad es el primero de cuatro libros, de Josef. Ahora, el verdadero juego de ajedrez que vimos desarrollarse por sí solo para darnos los medios y el tiempo para publicar el primer libro de Josef, es una historia que podría completar un libro por sí sola. No es mi intención detallar los complejos y milagrosos detalles de lo que pasó. Sólo diré que el cielo, la Tierra y numerosas montañas fueron movidos para hacer accesible el libro que usted tiene

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Las Comunicaciones de Josef

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores