Encuentre sus próximos favoritos book

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 díasComience los 30 días gratis

Información sobre el libro

Andalucía Tierra de Chamanes

Andalucía Tierra de Chamanes

Acciones del libro

Comenzar a leer
Longitud: 172 página2 horas

Descripción

Especialmente en nuestro mundo occidental, por demasiado tiempo, nos hemos enfocado principalmente en el pensamiento lógico y la necesidad de poder explicar y entenderlo todo. Tenemos una necesidad urgente para dar un nombre a absolutamente todo. Sin estos nombres nos sentimos inseguros, inconfortables y tememos ahogarnos en un mundo desconocido. A cuantos objetos o eventos de nuestra vida le hemos puesto nombre sin saber nada sobre ellos. La electricidad, el océano, internet, el espacio etc. ¿Quién sabe realmente de qué estamos hablando?
Algunos pocos, quizás, pero la mayoría de nosotros no tenemos ni idea de lo que son o cómo funcionan estas cosas. Con sólo saber los nombres, nos sentimos seguros. Hay una explicación, algo donde agarrarse. ¿Cómo funciona una radio o un televisor? Miles de canciones o imágenes flotando en nuestra habitación, invisibles. Sin embargo no dudamos de su existencia, aunque no los podamos ver, tocar, saborear ni oír. Lo único que nos falta es ese aparato, ese receptor y de pronto podemos disfrutar las canciones o imágenes.
¿Y si los humanos tenemos la habilidad de convertirnos en un receptor para unas canciones o imágenes, un conocimiento o incluso sabiduría que viene de una fuente más profunda? Una fuente más profunda, parte de nosotros mismos. Tan profunda que muchas veces no estamos ni consientes de su existencia.
Para satisfacer nuestro afán de explicarlo todo, podríamos llamar a esta fuente alma, espíritu o subconsciente.
En nuestro mundo occidental nos hemos entrenado para manejar la vida solo o casi únicamente usando la mente consciente, esta herramienta tan maravillosa que nos aportó un grandísimo progreso. Los coches, estaciones espaciales, el teléfono, por sólo nombrar algunos ejemplos positivos. Usamos todos estos inventos sofisticados para hacer de nuestro mundo un mundo mejor, ojala. Sin embargo el conocimiento y entendimiento que hemos descubierto con nuestra mente consciente, parece incompleto.
Mirando este pequeño pájaro, volando desde Noruega hasta Senegal para pasar el invierno, y mirándonos a nosotros mismos, ¿quizás podríamos peguntarnos cómo es posible perdernos, usando este sofisticado GPS? Si observamos la curación de un niño con problemas mentales, permaneciendo un tiempo con un delfín, ¿qué es más importante: entender el proceso, o ser testigo de esta ayuda maravillosa, aprovechándonos de algo que quizás todavía no podemos entender, pero si disfrutar de los resultados?
¿Y si pudiéramos ser un poquito más flexibles, diciendo “quizás” en vez de sí o no, negro o blanco, dejando una puerta abierta para la “casualidad” o intuición? Dejémonos poner un poco de color en nuestras vidas.

Leer más
Andalucía Tierra de Chamanes

Acciones del libro

Comenzar a leer

Información sobre el libro

Andalucía Tierra de Chamanes

Longitud: 172 página2 horas

Descripción

Especialmente en nuestro mundo occidental, por demasiado tiempo, nos hemos enfocado principalmente en el pensamiento lógico y la necesidad de poder explicar y entenderlo todo. Tenemos una necesidad urgente para dar un nombre a absolutamente todo. Sin estos nombres nos sentimos inseguros, inconfortables y tememos ahogarnos en un mundo desconocido. A cuantos objetos o eventos de nuestra vida le hemos puesto nombre sin saber nada sobre ellos. La electricidad, el océano, internet, el espacio etc. ¿Quién sabe realmente de qué estamos hablando?
Algunos pocos, quizás, pero la mayoría de nosotros no tenemos ni idea de lo que son o cómo funcionan estas cosas. Con sólo saber los nombres, nos sentimos seguros. Hay una explicación, algo donde agarrarse. ¿Cómo funciona una radio o un televisor? Miles de canciones o imágenes flotando en nuestra habitación, invisibles. Sin embargo no dudamos de su existencia, aunque no los podamos ver, tocar, saborear ni oír. Lo único que nos falta es ese aparato, ese receptor y de pronto podemos disfrutar las canciones o imágenes.
¿Y si los humanos tenemos la habilidad de convertirnos en un receptor para unas canciones o imágenes, un conocimiento o incluso sabiduría que viene de una fuente más profunda? Una fuente más profunda, parte de nosotros mismos. Tan profunda que muchas veces no estamos ni consientes de su existencia.
Para satisfacer nuestro afán de explicarlo todo, podríamos llamar a esta fuente alma, espíritu o subconsciente.
En nuestro mundo occidental nos hemos entrenado para manejar la vida solo o casi únicamente usando la mente consciente, esta herramienta tan maravillosa que nos aportó un grandísimo progreso. Los coches, estaciones espaciales, el teléfono, por sólo nombrar algunos ejemplos positivos. Usamos todos estos inventos sofisticados para hacer de nuestro mundo un mundo mejor, ojala. Sin embargo el conocimiento y entendimiento que hemos descubierto con nuestra mente consciente, parece incompleto.
Mirando este pequeño pájaro, volando desde Noruega hasta Senegal para pasar el invierno, y mirándonos a nosotros mismos, ¿quizás podríamos peguntarnos cómo es posible perdernos, usando este sofisticado GPS? Si observamos la curación de un niño con problemas mentales, permaneciendo un tiempo con un delfín, ¿qué es más importante: entender el proceso, o ser testigo de esta ayuda maravillosa, aprovechándonos de algo que quizás todavía no podemos entender, pero si disfrutar de los resultados?
¿Y si pudiéramos ser un poquito más flexibles, diciendo “quizás” en vez de sí o no, negro o blanco, dejando una puerta abierta para la “casualidad” o intuición? Dejémonos poner un poco de color en nuestras vidas.

Leer más