Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Miranda, una vida universal. (El Desafío de la Historia, Vol. 1)
Miranda, una vida universal. (El Desafío de la Historia, Vol. 1)
Miranda, una vida universal. (El Desafío de la Historia, Vol. 1)
Libro electrónico216 páginas1 hora

Miranda, una vida universal. (El Desafío de la Historia, Vol. 1)

Calificación: 3 de 5 estrellas

3/5

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

El primer número de El Desafío de la Historia ofrece a sus lectores un dossier sobre Francisco de Miranda, un caraqueño que tuvo que ver, de manera personal y directa, con líderes mundiales como George Washington, Napoleón y Catalina La Grande; con sabios como James Mill, Jeremy Bentham y Lavater; con artistas como Haydn y Pacchiarotti; con personajes de leyenda como el doctor James Barry. Detrás de toda esa peripecia vital, propia de una novela de aventuras, seguimos intentando encontrar la personalidad del hombre y del compatriota en la idealizada figura que, sobre su catre de La Carraca, parece obligada por las circunstancias a convertir los sueños en profundas reflexiones.

Entre sus secciones fijas y artículos, el lector podrá disfrutar de numerosos textos interesentantes que abarcan desde los empréstitos de la Gran Colombia, el uso de la carimba en los esclavos, la llegada de Humboldt y Bonpland, el inicio del Beisbol en Venezuela, una entrevista hecha en 1883 a la Negra Matea, la música como herramienta evangelizadora, y mucho más.

IdiomaEspañol
EditorialAdoro Leer
Fecha de lanzamiento15 mar 2016
ISBN9781310146886
Miranda, una vida universal. (El Desafío de la Historia, Vol. 1)
Leer la vista previa
Autor

Macpecri Media

Somos Macpecri Media, un medio de comunicación especializado en transmitir contenido de alta calidad cultural, que llega a los segmentos del mercado que le gusta que le hablen con cultura, el cual estimamos que equivale a un 20% de la población. Nuestra Visión es ser un rentable Medio de comunicación de referencia de habla hispana, por difundir y consolidar el conocimiento de la historia y la cultura, a través de medios especializados, innovadores, impactantes y entretenidos. Nuestra Misión es evolucionar, de manera rentable, hacia la conversión de un medio de comunicación multicanal, novedoso e innovador, especializado en la producción, impresión, difusión y distribución de productos comunicacionales con alta calidad y credibilidad, de contenidos y materiales impresos o digitales, orientados a segmentos específicos del mercado que represente, para el publico objetivo, un gran interés por su relevancia en su compresión del mundo que se desenvuelve y para los anunciantes la mejor vía para enviar un mensaje, a su público objetivo, de la manera directa, precisa y con gran interés e impacto; representando para nuestros clientes una vía segura y atractiva de incrementar su rentabilidad.

Lee más de Macpecri Media

Relacionado con Miranda, una vida universal. (El Desafío de la Historia, Vol. 1)

Libros electrónicos relacionados

Comentarios para Miranda, una vida universal. (El Desafío de la Historia, Vol. 1)

Calificación: 3 de 5 estrellas
3/5

1 clasificación0 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

    Vista previa del libro

    Miranda, una vida universal. (El Desafío de la Historia, Vol. 1) - Macpecri Media

    La aparición de El desafío de la historia no debe constituir una sorpresa para nadie. La necesidad que se ha despertado de conocer los antecedentes que sostienen a la Venezuela del presente sólo puede satisfacerla, y en una importante medida, el conocimiento de su historia. Pero la historia es siempre un desafío: bien se la mire como una disciplina de estudiosos e investigadores que escudriñan el pasado para iluminar los hechos sucedidos; bien se la mire como el tiempo a disposición de las generaciones para realizar proyectos y cumplir tareas. Siempre será un desafío. De allí la aparición de El desafío de la historia.

    Será ésta una revista rigurosa y amena a la vez. Cumplirá con las exigencias de la investigación más seria posible, pero igualmente buscará deleitar a su lector. No la animan parcialidades ni intenciones grupales. Se espera que sus páginas sirvan al disfrute del conocimiento, y también al aprendizaje y la enseñanza.

    El desafío de la historia cubrirá una variedad muy grande de temas. Muchos creen que la historia sólo es un asunto de luchas y contiendas políticas, y además, que sólo brinda cabida a los grandes hombres que han conquistado la gloria y el poder mediante nombradas ejecutorias. El contenido de El desafío de la historia abrirá un espacio más amplio, de manera que otras actividades humanas y otra suerte de logros, no menos dignos ni atractivos, también tengan su importante lugar.

    El desafío de la historia se publicará mensualmente. Un tema central, que conformará un dossier, presidirá cada número. Se tendrán, además, unas secciones fijas, en el sentido de que aparecerán siempre, y, desde luego, habrá novedades que, seguro se está, atraerán el interés del lector.

    Aquí está, pues, el primer número de El desafío de la historia. El beneplácito de sus editores, al verlo salir, sólo será pleno si quienes lean sus páginas pueden verlas como disfrute y como una franca posibilidad de conocer, como un medio de saciar las necesidades de saber acerca de lo que constituye la vida y cultura de Venezuela, y especialmente como un genuino entretenimiento para el espíritu.

    Breves nacionales

    Las crónicas de Bolívar Coronado en la editorial de Rufino Blanco Fombona

    En los años 1917 y 1918 la Editorial América de Madrid, propiedad del escritor venezolano Rufino Blanco Fombona (1874-1944), lanzó una colección que llevaba a veces el nombre de Biblioteca Americana de Historia Colonial, y
otras el de Historia Colonial de América. En tres volúmenes, esta colección comprendía siete títulos: del
Maestre Juan de Ocampo, La Gran Florida, Los
caciques heroicos (Paramaiboa, Guaicaipuro,
Yaracuy) y una crónica de la conquista y colonización del reino de la Nueva Umbría en 1518;
de F. Salcedo y Ordóñez, Los Chiapas (Ríos
de La Plata y Paraguay); de Diego de Albéniz
de la Cerrada, Los desiertos de Achaguas (Los
Llanos de Venezuela); de Fray Nemesio de la
Concepción Zapata, otro libro sobre Los caciques heroicos (Nicaroguán), y de Mateo Montalvo de Jarama las Misiones de Rosa Blanca y
San Juan de las Galdonas en 1656.

    El lanzamiento de esta colección tuvo
que ver con la llegada a la capital española, en 1916,
del polígrafo nacido en Villa de Cura Rafael Bolívar
Coronado (1884-1924), más recordado hoy en día por
ser el autor de la letra de la zarzuela Alma Llanera, musicada por Pedro Elías Gutiérrez. Aquel singular hombre se puso a disposición de Blanco Fombona para trabajar, con miras a que la Editorial América los publicara, en una serie de legajos muy valiosos que decía haber encontrado en la sección Manuscritos de la Biblioteca Nacional, en la Municipal de Madrid, y en otros depósitos españoles de libros y documentos. Según explicaba la casa editora, al darle curso a esta iniciativa se pretendía acrecentar el acervo documental de la historia de la conquista de América con una colección originalísima, y abocarse al rescate de arcaicos escritos que en muda impasibilidad esperan que el soplo reverente de la historia disipe la nube de polvo que los vela.
La realidad era que Bolívar Coronado falsificaba todas aquellas crónicas, de las cuales indicaba, para dar la mayor impresión de verosimilitud, incluso la cota con la que estaban registrados los documentos y las características físicas de los códices en donde supuestamente obraban (forro de piel cruda, etc.). Se dice que cuando el inflamable Blanco Fombona se enteró de la estafa salió a buscar a Bolívar Coronado para retarlo a duelo, pero el hábil falsificador (que reproducía muy diestramente la lengua y el estilo de los cronistas antiguos) se había ido ya de Madrid. Las crónicas inventadas, a las que quizá haya que sumar otras publicaciones de la Editorial América –como las cartas de los últimos virreyes neogranadinos, incluidas en una colección distinta–, corren aún por las librerías.

    El bautismo de Uslar Pietri

    Esta partida muestra la importante figuración social que, desde el momento de su nacimiento, tuvo Arturo Uslar Pietri: sus padrinos de bautismo no son otros que el propio presidente de la República, general Cipriano Castro, y la primera dama Zoila Rosa.

    Las rutas del Táchira a Caracas en el siglo XIX

    Para llegar a Caracas desde el Táchira había, en el siglo XIX, dos caminos. En el primero y más usado, hacia el norte, el viajante debía ir desde San Cristóbal hasta Cúcuta y tomar posteriormente una embarcación en el puerto colombiano de Villamizar; navegando el río Zulia, se llegaba hasta Maracaibo y allí era necesario solicitar un pasaporte holandés para emprender el viaje a Curazao en lo que llegara un barco europeo. Así se pasaba de la isla a Puerto Cabello y, por fin, a La Guaira. El otro camino, por oriente, comenzaba también echándose a las aguas de un río: el Uribante, desde Puerto Vivas, y luego el Apure y el Orinoco hasta Ciudad Bolívar; siguiendo por el Delta se salía al Mar Caribe, y por él a Trinidad; y entonces se venía en navegación de cabotaje tocando Güiria, Carúpano, Guanta, Carenero y...¡La Guaira!

    Otras publicaciones de El Desafío de la Historia en

    iTunes

    Smashwords

    Estampa

    En la década de los 30 del siglo XIX, cuando apenas se formaba la república, la moda francesa se convirtió en la forma visible de un modelo de nación deseada. Los encajes y las telas eran algo más que meras formalidades de salón: constituían patrones morales, sociales y, en última instancia, políticos, que parecían indispensables para una nación necesitada de referentes de ciudadanía. Adaptar el traje europeo era una manera de asumir formas modernas de socialización sin las cuales parecía imposible la empresa republicana.

    Historiadores

    Francisco Javier Clavijero

    La apreciación de Francisco Javier Clavijero sobre las culturas prehispánicas marca claras diferencias con el entendimiento tradicional que sobre ellas se había tenido. Clavijero nació en Veracruz, México, en 1731, y murió en Bolonia, Italia, en 1787. Sacerdote de la Compañía de Jesús, tuvo el privilegio de una esmerada educación en la que no podían faltar estímulos derivados de su propio siglo -el Siglo de las Luces-, y de la cercanía que desde niño tuvo a la vida y a las lenguas indígenas. La expulsión de los jesuitas ordenada por Carlos III marcó el rumbo de sus reflexiones hasta llegar a convertirlo en una de las más profundas voces criollas brotadas del seno de los religiosos expulsados.

    Su obra fundamental fue la Historia Antigua de México, escrita en el exilio. El solo hecho de valorar en sus páginas con especial consideración la vida anterior a la llegada de los españoles le otorga un espacio singular entre los libros de la época. En lugar de recrear los hechos de una cultura considerada como bárbara, concede más bien crédito a sus protagonistas y al espacio en el que se desenvolvieron. Su estudio reconstruye un escenario al modo de la antigüedad clásica, en el cual se refleja el orgullo de los criollos en claro reto a los análisis usuales de los lectores europeos. Como la sociedad vive entonces las postrimerías del tiempo colonial, influye en el crecimiento de las visiones que alimentarán las luchas de la Independencia. En plena reacción contra los imperios tradicionales, nutre el ideario separatista que pronto se hará una realidad a lo largo y ancho de la América hispana.

    Estudioso de los más célebres pensadores de su época, extrae de ellos lecciones que le permitirán tener un método para un entendimiento equilibrado y adecuado de la sociedad anterior a la llegada de los conquistadores. Admirador de Sor Juana Inés de la Cruz, transmite como ella la sensibilidad de los criollos que se sienten llamados a grandes empresas. Cuando el monarca español lo expulsa junto con sus hermanos de orden religiosa se torna en portavoz de una americanidad capaz de influir en otros autores. También escribe en Bolonia una Historia de la Antigua o Baja California en la cual defiende a rajatabla la obra de los jesuitas en la región, texto combativo y erudito que no alcanza la estatura de su obra mayor sobre los orígenes de su sociedad.

    La obra de Clavijero es de gran trascendencia para la sociedad mexicana, pero también para las sociedades del vecindario. Como muchos jesuitas de la época, desterrados o no, perfila un sentimiento de separación espiritual con la metrópolis debido a la simpatía y entusiasmo, no pocas veces excesivo, por los elementos indígenas y por los resultados del mestizaje. La comprensión del proceso independentista se ayuda grandemente si en sus raíces se colocan obras fundamentales como la Historia Antigua

    ¿Disfrutas la vista previa?
    Página 1 de 1