Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

El libro del amor: Poesía amorosa universal

El libro del amor: Poesía amorosa universal

Leer la vista previa

El libro del amor: Poesía amorosa universal

valoraciones:
4.5/5 (8 valoraciones)
Longitud:
205 páginas
1 hora
Editorial:
Publicado:
15 feb 2016
ISBN:
9788416687107
Formato:
Libro

Descripción

El lector tiene en sus manos la quinta edición de "El Libro del amor. Poesía amorosa universal", incorporado ahora a la Biblioteca Rafael Arráiz Lucca, en una edición cuidada y revisada.

Esta antología, respaldada fervorosamente por los lectores, es ahora complementada con un epílogo (inedito), en el que el antólogo amplía su reflexión sobre la naturaleza del amor en la poesía de todos los tiempos: "En cualquiera de las tres vertientes en que organice la selección, el amor es una empresa que solo puede realizarse con el concurso de Otro. Incluso en el amor ausente es así: nadie lamenta la ausencia de una entelequia, sino de alguien en particular. Todo amor es la negación de la soledad. Todo amor es una empresa que se realiza en alianza, por más que el canto de su ausencia se haga poema o la epifanía de su realización sea oculta. Amor y correspondencia son vocablos complementarios".

Catulo, Sor Juana Inés de la Cruz, Gustavo Adolfo Bécquer, Eugenio Montale, Antonio Machado, Andrés Eloy Blanco, Luis Cernuda, Mario Benedetti, Rafael Cadenas, Cavafy, García Lorca, Santa Teresa de Jesús, Eugenio Montejo, San Juan de la Cruz, Rubén Darío, Fernando Pessoa, Darío Jaramillo Agudelo, Jorge Luis Borges, Heberto Padilla, Juan Liscano y Hanni Ossott, entre muchos otros, son los poetas que integran esta selección compuesta por ochenta poemas, que recogen dos mil años de experiencia amorosa.
Editorial:
Publicado:
15 feb 2016
ISBN:
9788416687107
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con El libro del amor

Títulos en esta serie (14)

Libros relacionados

Artículos relacionados

Categorías relacionadas

Vista previa del libro

El libro del amor - Rafael Arráiz Lucca

Contenido

Prólogo

El amor ausente

Catulo

VIII

Li Bai

Para mi lejano amor

Sor Juana Inés de la Cruz

Que expresa sentimientos de ausente

Edgar Allan Poe

Eulalia

Gustavo Adolfo Bécquer

Volverán las oscuras golondrinas

Jacinto Benavente

Silvia

Anónimo irlandés

Mi amor, el del cabello ensortijado...

Andrés Mata

Música triste

Eugenio Montale

Xenia II No. 5

Guillermo Valencia

Amor verdadero

Antonio Machado

XXXIII

Carlos Borges

Rimas galantes

Paul Geraldy

Celos

Gabriela Mistral

Balada

Alfonsina Storni

El engaño

Andrés Eloy Blanco

La renuncia

Jacques Prévert

Mujer de temple

Luis Cernuda

Te quiero

Robert Desnos

Tanto soñé contigo

José Ángel Buesa

Poema de la despedida

Idea Vilariño

Ya no

Mario Benedetti

Corazón coraza

Denise Levertov

Un fracaso

Rafael Cadenas

Aprendiz de cónyuge

Vasco Szinetar

Soy el mal amado

Igor Barreto

Piedad Bonnett

Canción

Harry Almela

No caminas. Deambulas

El amor oculto

Anónimo Wei

Afirmación de amor

Tchan Tsi

Canto de la mujer virtuosa

Último Emperador T'ang

Amor clandestino

Anónimo chileno

La adúltera

C. P. Cavafy

Media hora

Federico García Lorca

La casada infiel

Jaime Gil de Biedma

Idilio en el café

El amor pleno

El Rey Salomón

Cantar de los Cantares (fragmento)

Santa Teresa de Jesús

Glosa sobre las palabras «Dilectus meus Mihi»

San Juan de la Cruz

Cántico espiritual (fragmento)

Lope de Vega

Definición del amor

William Shakespeare

No admito

Anne Bradstreet

A mi querido y amante esposo

Andrew Marvell

A su esquiva amante

José Martí

Mucho, señora, daría

William Butler Yeats

Cuando seas vieja

Rubén Darío

Sonatina

Amado Nervo

El día que me quieras

Rainer María Rilke

Canción de amor

Juan Ramón Jiménez

Cuando, dormida tú

William Carlos William

Canción de amor

Ezra Pound

Francesca

Delmira Agustini

Explosión

Manuel Bandeira

Arte de amar

Fernando Pessoa

El amor es lo esencial

Oliverio Girondo

12

César Vallejo

El poeta a su amada

Pedro Salinas

Posesión de tu nombre...

e. e. Cummings

4

Juana de Ibarbourou

La cita

Paul Eluard

El amor La poesía (tres fragmentos)

Jorge Luis Borges

El enamorado

Francisco Luis Bernárdez

Estar enamorado

Pablo Neruda

Poema 15

Vladimir Holan

¿Quién eres?

Miguel Hernández

49

Julio Cortázar

Poema

Juan Liscano

Es esto

Gonzalo Rojas

¿Qué se ama cuando se ama?

Juan Sánchez Peláez

Persistencia

Ledo Ivo

Las rosas bermejas

Jorge Gaitán Durán

Se juntan desnudos

José Agustín Goytisolo

A veces

Hesnor Rivera

Silvia

Heberto Padilla

A Belkis, cuando pinta

Roque Dalton

Desnuda

Víctor Valera Mora

Oficio puro

Eugenio Montejo

Mientras gire la tierra

Hanni Ossott

Darío Jaramillo Agudelo

1

Juan Gustavo Cobo Borda

Talismán

Alejandro Salas

Epílogo

Créditos

El libro del amor

Poesía amorosa universal

RAFAEL ARRÁIZ LUCCA

@rafaelarraiz

Prólogo

Se ha dicho mil veces y, sin embargo, es necesario repetirlo: una antología es una arbitrariedad y, como casi todos los actos que ponen en juego el arbitrio, es insuficiente e incompleta. En el fondo, la naturaleza de cualquier selección está tejida por la exclusión. En el caso que nos ocupa, además, debo despejar el panorama: no me han guiado criterios académicos en la escogencia de los poemas; ni siquiera me ha animado el responder a un ceñido plan cronológico. Simplemente, he ido añadiendo poema tras poema como si fueran los ingredientes de una cocina que se quiere abundante, diversa y sustanciosa. El único criterio que me ha señalado el camino es el de optar por los mejores poemas; ni uno solo que no me haya parecido estupendo lo he traído al fogón. Quiero decir: ha privado la consideración del poema antes que el autor. De hecho, grandes poetas están lejos de estas páginas, y a nadie debe extrañar, ya que no he confeccionado una galería de nombres sino una batería de poemas. ¿Omisiones? Muchas: tantas como para que el lector haga su propia antología a partir de las ausencias. Así es el diálogo (iba a decir la batalla) entre el lector de una antología y quien la realizó.

He organizado el amor, que brilla en las páginas que siguen, en tres grandes ramas: el amor ausente, el amor oculto, el amor pleno. Las tres están dominadas por una fuerza que interrumpe el curso diario de la existencia de los involucrados. Así lo han constatado a lo largo de la historia disímiles observadores del trance amoroso. Para el doctor Freud era del siguiente tenor: «No hay gran distancia entre el enamoramiento y la hipnosis... El hipnotizado da, respecto del hipnotizador, las mismas pruebas de sumisión humilde, docilidad y ausencia crítica que el enamorado respecto del objeto del amor». Entre el enamorado y el enajenado se lanzan más de una similitud: ambos están gobernados por una fuerza externa que motoriza una fuerza interior, bien sea el deseo o la locura; ambos han abandonado el curso ordinario de la vida, para entrar en una suerte de huracán de acontecimientos que, siendo ínfimos, se revelan ante ellos como nunca antes vividos. Todo es nuevo, todo es original: el universo parece estrenarse con la mirada de los hipnotizados que van por la calle como levitando, como los únicos dueños de la liviandad.

Pero el amor, como toda enfermedad, causa dolor. Nadie podría soportar la vida en la condición del enamorado. Después de todo, el hipnotizado es alguien que padece. Para nadie es un secreto que la frontera entre el placer y el dolor es delgadísima, tanto como el calor que reconforta y el ardor que lacera. El estado del enamorado es fronterizo: es feliz, pero está a milímetros de la desgracia. Su dicha depende del otro, el fundamento de su alegría es la carencia que otro compensa totalmente, al menos mientras dure su levitación inexplicable.

De otra manera está hecho el amor ausente. Si el amor pleno es físico, el ausente crece en la casa de la imaginación, y esta residencia es proclive a engrandecerlo todo como si sus paredes fuesen un vidrio de aumento. Los cuerpos se hacen mejores, las danzas amorosas más ardientes, los ojos más grandes, los olores memorables, el grado de la felicidad brilla superlativo. En proporcional magnitud a la maravilla que cultiva la memoria, el dolor de la ausencia es profundo. Se dan la mano lo que esplende en el recuerdo y lo que deprime en el presente. La plenitud que fue, ha cavado el hueco donde sufrirá el

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre El libro del amor

4.5
8 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores