Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Petróleo, mucho más que oro negro (El Desafío de la Historia. Vol. 30)

Petróleo, mucho más que oro negro (El Desafío de la Historia. Vol. 30)

Leer la vista previa

Petróleo, mucho más que oro negro (El Desafío de la Historia. Vol. 30)

valoraciones:
4/5 (1 clasificación)
Longitud:
176 páginas
1 hora
Editorial:
Publicado:
10 ene 2016
ISBN:
9781310529849
Formato:
Libro

Descripción

En esta edición, El Desafío de la Historia ofrece a nuestros lectores un dossier que toma el tema del petróleo en Venezuela y lo mira desde variados ángulos. El petróleo fue el factor que transformó la vida cotidiana de millones de venezolanos y lo que antes era un país predominantemente rural se convirtió en un país lleno de metrópolis modernas, con condiciones de vida similares a las de cualquier país de mundo que llaman desarrollado. Además de este tema principal, podrá leer nuevos artículos en nuestra secciones de Estampa, Historiadores, Cine, Música, Humor, Deporte, Vida Cotidiana y Gastronomía. Adicionalmente te enterarás de las raíces del estudio de medicina en Venezuela y porqué después de 12 años de inaugurada solamente se graduó un médico. Otros artículos destacados de esta edición hablan sobre El Mausoleo del General Juan Vicente Gómez y el desarrollo y deterioro del convento Regina Angelorum en Trujillo.

Editorial:
Publicado:
10 ene 2016
ISBN:
9781310529849
Formato:
Libro

Sobre el autor

Somos Macpecri Media, un medio de comunicación especializado en transmitir contenido de alta calidad cultural, que llega a los segmentos del mercado que le gusta que le hablen con cultura, el cual estimamos que equivale a un 20% de la población. Nuestra Visión es ser un rentable Medio de comunicación de referencia de habla hispana, por difundir y consolidar el conocimiento de la historia y la cultura, a través de medios especializados, innovadores, impactantes y entretenidos. Nuestra Misión es evolucionar, de manera rentable, hacia la conversión de un medio de comunicación multicanal, novedoso e innovador, especializado en la producción, impresión, difusión y distribución de productos comunicacionales con alta calidad y credibilidad, de contenidos y materiales impresos o digitales, orientados a segmentos específicos del mercado que represente, para el publico objetivo, un gran interés por su relevancia en su compresión del mundo que se desenvuelve y para los anunciantes la mejor vía para enviar un mensaje, a su público objetivo, de la manera directa, precisa y con gran interés e impacto; representando para nuestros clientes una vía segura y atractiva de incrementar su rentabilidad.


Relacionado con Petróleo, mucho más que oro negro (El Desafío de la Historia. Vol. 30)

Libros relacionados

Vista previa del libro

Petróleo, mucho más que oro negro (El Desafío de la Historia. Vol. 30) - Macpecri Media

En la Venezuela de hoy es muy difícil conseguir a una persona que no tenga un abuelo o un tío de origen extranjero. Entre nuestros tantos lectores, valga el caso, hay nietos de españoles, italianos, portugueses, libaneses, sirios, colombianos y de muchas otras nacionalidades. Aquí no cabe darle vueltas al asunto de cuál fue la razón que hizo de nuestro país un destino tan atractivo para que millares de personas fijaran en él su residencia. La respuesta es más que evidente: fue la bonanza económica asociada al petróleo.

Un nombrado pensador peninsular se definía a sí mismo como yo soy yo y mis circunstancias. Pues a este filósofo no le faltaba razón, porque no se puede pensar en cómo habría sido alguien si las circunstancias de su vida hubiesen sido diferentes. Lo mismo ocurre con Venezuela: no podemos imaginar cómo habría sido si nunca hubiésemos tenido petróleo. El petróleo fue el factor que transformó la vida cotidiana de millones de venezolanos y lo que antes era un país predominantemente rural se convirtió en un país lleno de metrópolis modernas, con condiciones de vida similares a las de cualquier país de mundo que llaman desarrollado.

Este cambio abarcó tantos aspectos como posibles de pensar: los antiguos caminos de tierra pasaron a ser modernas carreteras y autopistas de asfalto que acortan las distancias; las casas de una y dos plantas las demolieron para construir edificios de muchos pisos y algunos rascacielos; a las aulas de clases en las universidades llegaron profesores europeos que trajeron las últimas tendencias en la enseñanza de las ciencias, o venezolanos que estudiaban fuera, en las principales universidades del mundo y regresaban a enseñar aquí lo que ellos habían aprendido. Podríamos llenar páginas enteras con ejemplos de lo que este cambio representó para nosotros, y el lector podría añadir muchos otros.

De allí cabe una pregunta que surgió de las discusiones del consejo editorial cuando preparábamos este dossier: Venezuela sin petróleo, ¿qué gallo hubiera cantado? Forzar nuestra imaginación en un intento de retratar lo que hubiera sido si todos estos cambios nunca se hubieran dado, nos conduciría a pensar que probablemente hoy fuéramos un país mucho más rural de lo que somos y puede que hubiese muchos gallos cantando, pero serían los de las granjas y haciendas.

El petróleo es fundamental en lo que hoy somos. No habría un nosotros sin el petróleo. Es por ello que en esta ocasión, El Desafío de la Historia ofrece a nuestros lectores un dossier que toma el tema y lo mira desde variados ángulos. Ya desde el siglo XVI se conocía de la existencia del petróleo en Venezuela, los indígenas lo llamaban mene y posteriormente también los españoles. Así por ejemplo se refiere en la descripción que hacen de la Laguna de Maracaibo los alcaldes ordinarios Gaspar de Párraga y Rodrigo de Argüelles en 1579, donde se dice que en los términos de esta ciudad [de Maracaibo] hay una fuente de mene que mana contra agua y mana a borbotones e hirviendo. Pero la historia del petróleo que exponemos en esta ocasión es la de la gran transformación del país.

Aquí, el lector podrá constatar, que muchas cosas que se daban por ciertas, no son tan definitivas como se pensaba. El lector entenderá que el petróleo no es sólo un asunto económico, sino también, y decisivamente, político. Igualmente conocerá el lector de la habilidad de muchos venezolanos que supieron aprovechar en beneficio propio las concesiones que un Estado inexperto otorgó para la explotación del recurso, fortuitamente poseído, que muchos no han dudado en llamar oro negro. Finalmente los números, expresados en atractivas infografías, muestran y revelan el esqueleto desnudo de la historia de nuestro país.

Quisiera dejar un reto al lector: lo que en su juicio encuentre distinto de lo sabido o aquellas cosas en las que difiera, para dar lugar al sano debate, bien en las cartas del lector o a través de nuestra website, que invito a visitar.

Finalmente quiero compartir la alegría de contar en este número con firmas muy importantes, tanto dentro del dossier, como en los misceláneos. Nombres que nos llenan de orgullo y plumas que agradan tanto que hacen de El Desafío de la Historia la revista que es.

Breves nacionales

Mis canas,
mi catolicidad, mi pontificado

La libertad de cultos se establece en Venezuela durante la presidencia de José Antonio Páez, el 18 de febrero de 1834. La disposición legal es cautelosa. Sólo contiene un artículo que dice: No está prohibida en la República la libertad de culto. Pese a las prevenciones de la disposición, que no se atreve a desarrollar ningún argumento sobre la complicada materia en una sociedad mayoritariamente intolerante, el arzobispo de Caracas, Ramón Ignacio Méndez, responde con aspereza. Escribe al ministro de Interior y Justicia lo siguiente, en correspondencia que envía desde San Luis de Cura: Yo le pido [a Dios] para mi rebaño la fortaleza de ánimo del anciano Eleazar para morir antes que gustar las viandas inmundas que se nos ofrecen en estos cultos, y bajaré gustoso al sepulcro siendo la primera víctima si es preciso, sin aprobar ni simular la aprobación de semejantes cultos mancillando mis canas, mi catolicidad, mi pontificado y dejando a la posteridad el más horroroso y escandaloso ejemplo de perfidia y prevaricación. Es el comienzo formal de un enfrentamiento entre la jerarquía católica y el Estado laico, ya separada Venezuela de Colombia, que se prolonga durante más de un siglo.

De la pe de Piar a la pe de Páez

El fusilamiento del general Carlos Manuel Piar, uno de los guerreros más notables de la Independencia, produjo encontradas reacciones a través de las cuales se acusó a Bolívar de cometer una injusticia cuando promovió su cadalso para evitar el riesgo de una difícil emulación. Entre las reacciones figuró la siguiente versificación:

Por gran insubordinado fue el bravo Piar fusilado,

y Páez, según se ve,


va a completar la otra P.

La musa popular alude a la posibilidad de que el Libertador se maneje también en forma drástica ante uno de sus probables rivales del momento, el célebre Centauro de los Llanos.

Inicios de la casa Boulton

Del libro de Carlos Tavera Marcano sobre el régimen de Rojas Paúl, procede el siguiente párrafo sobre el comienzo de una de las empresas privadas más importantes del siglo XIX venezolano: Fundada en el puerto de La Guaira por el súbdito inglés John Boulton, en 1826, se vinculó desde temprano con el comercio de los Estados Unidos, y asociándose ya a firmas de nacionalidad inglesa o norteamericana, llegó a constituirse en la principal intermediaria del comercio internacional. Con sus paisanos R. Richards, en 1827, y Michael O’Callaghan, en 1830, Boulton fue absorbiendo cada día gran parte del comercio de exportación e importación.

Pocos indios en buena paz y obedientes

En la Relación escrita por el gobernador Juan de Pimentel en
1587, se lee lo siguiente: Viven en toda esta provincia [la de Caracas únicamente, no toda la Gobernación] unos siete u ocho mil indios que están en buena paz y obedientes. Unos veinte años antes, cuando entraron los capitanes Francisco Fajardo y Diego de Losada, hubo muchos más indios cuyo número decayó por enfermedades de viruela, sarampión, cámaras y romadizo. También habla Pimentel del desasosiego de las guerras pasadas, como motivo de la disminución de la población indígena. Partiendo de la Relación y de otras fuentes de la época, se calcula entre siete y ocho mil el número de aborígenes, que llegaron a ser cerca de doce mil cuando se fundó Santiago de León de Caracas. Investigaciones posteriores señalan que, aparte de las enfermedades y de las guerras, los malos tratos contribuyeron a diezmar el número de habitantes autóctonos en la ciudad y sus alrededores.

AD expulsa a CAP

El 30 de mayo de 1996, después de gran agitación de la opinión pública, la Corte Suprema de Justicia condena al ex presidente Carlos Andrés Pérez a dos años y cuatro meses de arresto domiciliario. Los magistrados han probado su delito de malversación genérica agravada. No se puede evidenciar en el proceso la apropiación indebida de fondos públicos, por la que también se le acusa. Conocida la sentencia y en medio de calurosos debates que se siguen con especial interés en todos los rincones del país, el partido Acción Democrática lo expulsa de sus filas. Echado de un partido del cual llegó a ser columna vertebral y sin el favor de las multitudes, Carlos Andrés Pérez cumple la sentencia en La Ahumada, su domicilio familiar, y se autoexilia en la República Dominicana a la altura del año 2000.

La

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Petróleo, mucho más que oro negro (El Desafío de la Historia. Vol. 30)

4.0
1 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores