Encuentra tu próximo/a libro favorito/a

Conviértase en miembro hoy y lea gratis durante 30 días
La isla de Jan Mayen

La isla de Jan Mayen

Leer la vista previa

La isla de Jan Mayen

Longitud:
66 página
45 minutos
Publicado:
Dec 26, 2015
ISBN:
9781310328503
Formato:
Libro

Descripción

Relato corto de ficción histórica mezclada con misterio y suspense.

Ideal para leer durante trayectos cortos en el transporte público o entre lecturas de textos más largos.

Un U-boat esquiva icebergs mientras se dirige al norte. Su misión es tan peligrosa y secreta, que nadie conoce su existencia. Ni siquiera el alto mando Alemán, porque en realidad... han desertado.

En el interior de la máquina de guerra viajan tres personas muy difícil de imaginar. El capitán del submarino y su tripulación, un oficial americano y un representante del pueblo judío. Los tres, junto al resto de hombres, tienen como misión alcanzar las peligrosas costas de una remota isla, desconocida para muchos. La isla de Jan Mayen.

¿Qué transportan?
¿Quiénes eran esos hombres?
¿Qué ocurrió con el submarino?
¿Por qué desertaron?

La isla de Jan Mayen...

Publicado:
Dec 26, 2015
ISBN:
9781310328503
Formato:
Libro

Sobre el autor

Nací el 6 de Marzo de 1980 en Alcalá de Henares, Madrid. De padre griego y madre española, cuando cumplí los cuatro años nos mudamos a una isla llamada Corfú, en el noroeste de Grecia, donde me quedé hasta los diecinueve años. Durante esos años viajé a Alemania, Portugal, Reino Unido, Francia, Italia y Austria donde, en este último, me quedé seis meses, estudiando el idioma y trabajando. Más tarde, también viajé a Brasil, Marruecos, Hungría, Irlanda, Holanda, Bélgica y Luxemburgo. En el 2011 publiqué mi primera novela “Antigio”. Entre el 2011 y el 2012 he publicado doce relatos de terror, misterio, ficción, fantasía y aventuras: “Mírame”, “El buen vecino”, “La mina de los cien cadáveres”, “La crucifixión de los ciegos”, “Ciudad de niebla”, “La isla de Jan Mayen”, “Recuerdos de un Edén muerto”, “La habitación de las lágrimas”, “Reloj de arena”, “La torre de las lamentaciones”, “Proyecto: Adán y Eva”, “La noche del pescador”, “Otro cuento de Navidad”. En el 2012 publiqué “El juicio de los espejos – Las lágrimas de Dios”, y “La primera corona”. En el 2013 publiqué “Negro – Crimen en Dubái (Las aventuras de Francisco Valiente Polillas). También colaboro en varios BLOGS y revistas digitales, con reseñas y relatos; como Sub-urbano y Me gusta leer, mi relato “La flor marchita” se publica en el no 1 (especial) de la revista Hombre de Mimbre, También saldrá otro relato “Comulgando con la muerte” en el no 5. Colaboro con la revista “Acantilados de papel”. Soy colaborador principal en “El bancal de los artistas” (Voz Fm), Director de la revista de historia “Medievo”. Y poco más... de momento.


Relacionado con La isla de Jan Mayen

Vista previa del libro

La isla de Jan Mayen - Alexander Copperwhite

base

XV – El sueño de los padres

XVI – Oro

XVII – Pasado

XVIII – Bien por mal

Prólogo

Alexander Copperwhite es de esos escritores capaces de medir muy bien sus palabras y sin embargo poder decir todo aquello que le viene en gana. Y eso, en sus obras se palpa de tal forma que las mismas adquieren una base de credibilidad y sensatez, que aderezado con la maestría para dotar a las tramas de intriga y misterio, forman un coctel suculento y fácil de digerir.

La isla de Mayen es buen ejemplo de lo descrito, ya que sus fluidos y estudiosos diálogos, así como la trama paralela que navega en una misma dirección hacen que puedas vivir de forma muy directa, vertiginosa y tangible el misterio que encierra el submarino citado en el relato.

Una gran historia dentro de un relato de cuarenta páginas, lo cual habla enormemente bien de la capacidad del escritor a la hora de sintetizar aquello que de verdad es necesario y vital para que una narración con periodos de tiempo alejados, se convierta en una historia altamente comprensible y emocionante; sin dejar de lado la esencia, aroma, color y visualidad que desprende el entorno y ambiente creado por el autor. Un ambiente submarino, bélico, fantástico y docente que Copperwhite ha sabido reflejar y en el cual sientes de un modo intensamente sensorial y visceral la tensión, hacinamiento, angustia, crudeza y grandiosidad de cada detalle.

Así mismo, La isla de Mayen es un claro ejemplo de que la historia está por y para algo. Es una de esas obras que demuestran el hecho de que el pasado es imborrable y que la historia es la prueba más evidente que tienen los actos, aventuras y desventuras de los seres humanos.

Pero es que además, este relato trae consigo un final plagado de magia, romanticismo, humanidad y esperanza que todos en algún momento necesitamos. Es ineludible pensar, cuando lees esta obra, que cuando miramos a la historia desde un plano general, amplio y alejado; comprendemos que si ahondamos en nuestra reflexión y tiempo, los grandes hitos y sucesos de la humanidad son fruto indefectible de la sucesión de anécdotas, pequeños pasajes, misterios y hechos aislados que sin lugar a dudas hubiesen cambiado el mundo. Y aunque las ficciones se inventan y la realidad sucede; la mente solo imagina aquello que es susceptible de acontecer.

La isla de Jan Mayen: Genial, absorbente y enriquecedor relato.

I – Viaje en submarino

¡Quién puede imaginarse un amor que nace del odio y que finalmente se transforma en pasión! ¡Quién sabe cómo reaccionará nuestra mente ante situaciones específicas en momentos inesperados! Si nuestras emociones traicionan nuestras creencias, quién nos puede asegurar que el curso de la historia no ha sido manipulado por el odio, sino por la avaricia.

*

El motor diésel funcionaba a ralentí. El agua congelada acariciaba el reforzado casco de la nave y la tripulación aguardaba en silencio.

—Quince grados a estribor —susurró el capitán.

La orden se transmitió en silencio y el submarino viró.

—Doce grados a babor.

El interior se asemejaba a una nevera, pero aun así los hombres sudaban.

—Todo recto y reduzcan velocidad —susurró de nuevo.

Navegando a profundidad de periscopio era fácil distinguir la punta de un iceberg, lo que más les preocupaba era lo que se escondía bajo la superficie. Enormes montañas de hielo entorpecían el paso del submarino y convertía la travesía en un viaje muy peligroso. Merecía la pena.

El capitán tenía experiencia en evitar problemas y en cuidar de su tripulación.

—Esta guerra es absurda decía—. No comparto el deseo de recibir una cruz de hierro a título póstumo. Prefiero vivir y lamentar no haberla ganado. Jajaja.

Al empezar la guerra saboreó la agridulce victoria de hundir unos

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre La isla de Jan Mayen

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores