Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Jesús: el rostro de la Misericordia del Padre: A la luz del Evangelio según San Lucas

Jesús: el rostro de la Misericordia del Padre: A la luz del Evangelio según San Lucas

Leer la vista previa

Jesús: el rostro de la Misericordia del Padre: A la luz del Evangelio según San Lucas

valoraciones:
4.5/5 (3 valoraciones)
Longitud:
90 páginas
1 hora
Editorial:
Publicado:
14 sept 2015
ISBN:
9786079439231
Formato:
Libro

Descripción

La fe no es un asunto privado ni subjetivo. Se trata de un camino comunitario, un proceso en el que como hermanos se pueda aprender a conocer y reconocer el rostro de la misericordia del Padre.

Lucas, dirigiéndose a Teófilo, le enseñará cómo se puede llegar a ser un cristiano discípulo misionero de Cristo. A su vez, le muestra cómo debe dejar de buscar toda salvación aparente, pues no es desde el servilismo dirigido a los pequeños señores que gobiernan, que da dádivas y limosnas, como el hombre puede experimentar su verdadera dignidad de ser humano. A todos "amados por Dios" nos dirá que "Cristo es el verdadero Señor", el único salvador; el único que en la situación desesperada de sus vidas puede dar sentido a su existencia.

El evangelista nos recuerda a los amantes de Dios, entre otras cosas, que el camino no es sentir lástima por el hermano, sino vivir la misericordia

El presente libro busca ayudarnos a comprender más de cerca la misericordia divina y actualizarla en el ámbito de nuestra vida. Nos invita a comprender que Dios es amor que rehabilita, saliendo al encuentro del hombre para ofrecer una ternura absolutamente concreta, universal y personal, modelo y forma para toda ternura; pero también nos compromete a ser testigos de su amor misericordioso, a través del cambio de estructuras injustas y perversas que laceran y asesinan la digna imagen de Dios, presente en el ser humano.

Jesús, el rostro de la Misericordia del Padre, es un libro con cinco texto evangélicos, en clave de Lectio Divina, sobre la misericordia y el perdón divino.
Editorial:
Publicado:
14 sept 2015
ISBN:
9786079439231
Formato:
Libro

Sobre el autor


Relacionado con Jesús

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

Jesús - Edgar J. Cruz Arauz

Edición

Óscar Hernández Galicia

Diseño y diagramación

Angélica Alva Robledo

Gerencia de producción y logística

Salvador Pereira Rodríguez

Ilustración

Cerezo Barredo

Autoría

Edgar J. Cruz Arauz

Jesús el rostro de la Misericordia del Padre

© Edgar J. Cruz Arauz, 2015.

D.R. ©PPC Editorial S.A. de C.V. (2015)

Magdalena 211, Colonia del Valle, 03100, México, D.F.

Teléfono: (55) 10878400

alservicio@ppc-editorial.com.mx

ppceditorial.mexico

@ppceditorial

Primera edición 2015

ISBN Digital: 978-607-9439-23-1

Coordinación de ediciones digitales

Oscar Hernández Galicia

Optimización de contenidos digitales

Astrid Chávez Torres

Prohibida la reproducción total o parcial de este libro, su tratamiento informático, o la transmisión de cualquier forma o medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u otros medios, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del copyright.

La marca PPC® es propiedad de PPC Editorial S.A. de C.V.

«Sean misericordiosos como

su Padre es misericordioso.»

Lc 6,38

La ternura de Jesús revela

todo lo más humano que hay en Dios

y todo lo más divino que hay en el hombre.

Introducción

El evangelista Lucas es el único entre los cuatro que nos da el nombre de su destinatario, un hombre llamado Teófilo. Su nombre significa «amado por Dios» o «amante de Dios». Él es figura del discípulo que, al recibir el anuncio, sabe que es «amado por Dios» y desea con todo el corazón llegar a ser él también «amante de Dios». Por consiguiente, Lucas se dirige al cristiano que quiere ser adulto, firme y maduro, consciente de su responsabilidad ante el mundo y la historia.

Lucas desea ayudar a Teófilo acompañándole en su proceso de crecimiento en la fe, ayudándole a consolidar de manera sólida las enseñanzas que ha recibido. La fe no es un asunto privado ni subjetivo. Se trata de un camino comunitario, un proceso en el que cómo hermanos se pueda aprender a conocer y reconocer el rostro de la misericordia del Padre.

Efectivamente, Lucas enseñará a Teófilo cómo se puede pasar de ser un hombre cualquiera a ser un hombre con educación cristiana, y así llegar a ser un hombre cristiano discípulo y misionero de Cristo.

Teófilo debe dejar la búsqueda de toda salvación aparente, pues no es desde el servilismo dirigido a los pequeños señores que gobiernan, que dan dádivas y limosnas, como el hombre puede experimentar su verdadera dignidad de ser humano. Lucas nos dirá a todos los «amados de Dios» que «Cristo es el verdadero Señor», el único salvador; el único que en la situación desesperada de sus vidas puede dar sentido a su existencia.

Jesús es el Señor que salva y libera. Él es el salvador. Pero su salvación no se realiza desde el poder ni desde el tener, ni tampoco desde la apariencia deslumbrante. Jesús es el Señor que salva desde la misericordia y la ternura con los pobres y los débiles.

¡Qué hermoso es contemplar la salvación de Dios manifestada en Jesús, su rostro misericordioso! Él nos ha enseñado que cada hombre y cada mujer de este mundo tienen la capacidad de entregar algo de sí mismo a la pobreza del corazón del hermano. La palabra misericordia viene de miser, que significa «pobre», y corda, que podemos traducir por «corazón», es decir: un corazón que se hace pobre con el pobre corazón del hermano, que da y ofrece un proceso de rehabilitación, reintegración y dignificación integral del ser humano, devolviéndole su dignidad.

Al corazón condenado del hermano pecador público, Jesús le llama y le rehabilita desde el amor, que construye relaciones interpersonales más sanas, de convivencia armónica, en donde se comparte solidariamente la dicha de haber sido rehabilitado para la vida en comunidad (Lc 5,27-31). Por tanto, no más individualismo, no más relativismo, no al egoísmo y al enriquecimiento ilícito que vuelve al hombre sedentario, que le instala en la vivencia de un corazón partido por la desgracia de su propio egoísmo.

Jesús actúa entregando el perdón y la misericordia que dignifica al hombre que ha traicionado y negado su propia identidad de ser humano, llámese Pedro, Leví, hijo prodigo, o buen ladrón. La misericordia pasa por el esfuerzo de arrancar algo de mí para que sirva al crecimiento y desarrollo integral del otro, que es hermano y es amado incondicionalmente por Dios Padre - Madre.

Lucas enseña a los amantes de Dios que el camino no es sentir lástima por el hermano, sino vivir la misericordia. La lástima implica darse cuenta de la pobreza del otro y sentir un cierto remordimiento ante el dolor del hermano, pero hasta ahí. El que siente lástima no se compromete al cambio y a la transformación de las condiciones de injusticias y al cambio de estructuras lacerantes e infames, que hacen que el hermano sufra la pérdida de su dignidad a causa de la pobreza, el hambre y el abandono a su suerte. La misericordia, en cambio, compromete a entregar algo de sí mismo a la pobreza y al dolor del

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Jesús

4.7
3 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores