Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Leer la vista previa

valoraciones:
4/5 (1 clasificación)
Longitud:
78 página
31 minutos
Editorial:
Publicado:
Feb 1, 2015
ISBN:
9788415874874
Formato:
Libro

Descripción

eBook Interactivo. Esta tercera etapa histórica del espíritu heleno es la de su decadencia final pero no por ello debemos prestarle menos atención que a las dos anteriores, porque sigue poseyendo una gran madurez creadora de la que se han alimentado todos los grandes estilos europeos de Roma y el Renacimiento europeo, como se verá en posteriores colecciones.
Editorial:
Publicado:
Feb 1, 2015
ISBN:
9788415874874
Formato:
Libro


Relacionado con El helenismo

Títulos en esta serie (40)

Libros relacionados

Vista previa del libro

El helenismo - Ernesto Ballesteros Arranz

defunción.

ACONTECIMIENTOS POLÍTICOS MÁS IMPORTANTES

Asesinado Filipo en el 336 a. de J. C., sube al poder Alejandro, después de someter con decisión algunas polis griegas descontentas, como Tebas. Alejandro no fue un político original. Su fama ha sobrepasado en muchas unidades la auténtica altura política de su personalidad. El genio político es aquel hombre que inventa una especie de compromiso humano, aquel que imagina la ultrafrontera llevando al más allá el horizonte vital de un pueblo. En una palabra, aquel que es capaz de soñar un delirio realizable (de lo contrario, no sería político, sino poeta). Pensamos en el genio de César o de Napoleón. Los dos concibieron un sueño político y se aprestaron a realizarlo (la monarquía mediterránea y la unidad europea). Los dos fracasaron personalmente, exigiendo su realización futura. (La de César se realizó con Diocleciano, tres siglos más tarde).

Detrás de los genios están los epígonos, los imitadores, los puros hombres de acción. No negamos que sean políticos y aún excelente, pero no geniales. En este grupo debemos incluir a Alejandro Magno, a quien la Historia tradicional había situado entre las más eminentes individualidades. Alejandro no fue original, no inventó nada. Realizó pensamientos de su padre; sus conquistas son obra de los generales de su padre, Parmenión y Antipáter. Y por último, fue un hombre de éxito, un triunfador, categoría que casi nunca acompaña al genio en vida. El genio siempre es vencido por la mentalidad de su tiempo. Es uno de sus rasgos fundamentales. El genio se levanta contra una realidad tan adversa, que no puede resistir su peso. Se es genial en la medida en que es desmesurado, enorme. Cuanto más genial es un hombre, más descomunal es la oposición que se levanta contra él. Pero no nos dejemos engañar por la muerte juvenil de Alejandro. César muere apuñalado en pleno foro; Napoleón víctima del desengaño en su oscuro destierro de Santa Elena; Alejandro de muerte natural en la cumbre de su poder y cuando nadie podía pensarlo. Alejandro fue un triunfador porque no imponía sus ideas, sino las que otros habían sembrado con sangre mucho antes. Recordemos a su padre, Filipo, asesinado como César, y Sócrates, autoejecutándose por respetar las leyes

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre El helenismo

4.0
1 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores