Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Cuentos Bilingues El cuento de Cleopatra (Portugués - Español)

Cuentos Bilingues El cuento de Cleopatra (Portugués - Español)

Leer la vista previa

Cuentos Bilingues El cuento de Cleopatra (Portugués - Español)

Longitud:
95 páginas
1 hora
Editorial:
Publicado:
Mar 7, 2015
ISBN:
9781311633767
Formato:
Libro

Descripción

Nuestra nueva marca de libros de relatos cortos y traducciones bilingües ofrece a los lectores con distintos niveles de Portugués el placer de aprender un idioma y disfrutar del proceso de aprendizaje. Nuestros excepcionales relatos se inspiran en personajes históricos y se han escrito en lenguaje moderno, acercándolos a nuestra época y a nuestras vidas. Pueden disfrutar de nuestros libros los lectores de todas las edades.

Editorial:
Publicado:
Mar 7, 2015
ISBN:
9781311633767
Formato:
Libro

Sobre el autor


Vista previa del libro

Cuentos Bilingues El cuento de Cleopatra (Portugués - Español) - Redback Books

Cuentos Bilingues

El cuento de Cleopatra

Portugués - Español

Smashwords Edition

ISBN 9781311633767

Redback Books

www.redback-books.com

Nuestra nueva marca de libros de relatos cortos y traducciones bilingües ofrece a los lectores con distintos niveles de Portugués el placer de aprender un idioma y disfrutar del proceso de aprendizaje. Nuestros excepcionales relatos se inspiran en personajes históricos y se han escrito en lenguaje moderno, acercándolos a nuestra época y a nuestras vidas. Pueden disfrutar de nuestros libros los lectores de todas las edades.

Copyright © 2015 Redback Books

ISBN 9781311633767

Illustration v. Anna Furashova

All rights reserved.

A Vida de Cleopatra

El cuento de Cleopatra

A estrada para o campo de Júlio César era difícil e estava cheia de buracos.

La calzada hacia el campamento de Julio César era irregular y estaba llena de baches.

Eu estava a saltar na traseira da carroça com uma mala cheia de trapos.

Yo iba dando botes en la parte trasera del carro como un saco lleno de trapos.

Como poderia a Rainha do Egito, governante da civilização mais avançada de todos os tempos, consertá-la?

¿Cómo es posible que la Reina de Egipto, gobernante de la civilización más avanzada de nuestros tiempos, se encuentre en tales apuros?

Aqui estava eu, embrulhado num tapete Persa, apertado entre sacos de grão, uma caixa de vegetais e uma dúzia de gaiolas com galinhas cacarejando.

Ahí estaba yo, envuelta en una alfombra persa, bien apretujada entre sacos de grano, una caja de verduras y una docena de jaulas con gallinas cacareando.

Como é que isto chegou exatamente a este ponto?

¿Exactamente cómo había llegado hasta aquí?

Fechei meus olhos, por um momento, e deixei a minha mente retroceder para melhores tempos.

Cerré los ojos por un momento y dejé que mi mente vagase por recuerdos de épocas mejores.

Através da janela aberta do meu quarto eu consegui ver a linda cidade de Alexandria em toda a sua glória esplêndida.

A través de la ventana abierta en mi habitación podía ver la hermosa ciudad de Alejandría en toda su espléndida gloria.

Para além da cidade e fora do mar, um farol guiava muitos navios que entravam no nosso porto.

Más allá de la ciudad, y en medio del mar, un alto faro en la isla del Faraón guiaba a los muchos barcos que entraban en nuestro puerto.

O farol era feito de mármore branco.

El faro estaba hecho de mármol blanco.

O mesmo tinha cento e cinquenta metros de altura.

Era de ciento cincuenta metros de altura.

Os marinheiros diziam que conseguiam vê-lo a cinquenta quilómetros de distância.

Los marineros aseguraban que podían verlo, ahí situado, desde cincuenta kilómetros de distancia.

A vista dessa bela cidade com as suas largas avenidas e grandes edifícios cortaram-me a respiração.

Las vistas de esta estupenda ciudad, con sus anchas avenidas y grandes edificios, me quitaban la respiración.

Essa foi a cidade que Alexandre o Grande construiu e que agora era minha!

Ésta era la ciudad que Alejandro Magno había construido, ¡y ahora era mía!

Ich musste mich einen Moment kneifen, um auf andere Gedanken zu kommen.

Tuve que pellizcarme por un momento para despejar mi mente.

Aconteceu tudo tão rápido e agora, com apenas dezoito anos de idade, eu tornei-me a Rainha, a grande Faraó do Egito.

Había sucedido todo tan rápidamente y ahora, con apenas dieciocho años de edad, me había convertido en Reina, la gran Reina-faraón de Egipto.

De repente, meus pensamentos foram interrompidos pelo som de um movimento na porta do meu quarto.

De repente, mis pensamientos fueron interrumpidos por el sonido de un movimiento en la puerta de mi habitación.

Meus servos chegaram.

Mis sirvientes habían llegado.

Eles estavam aqui para vestir-me com as minhas roupas novas condizentes com o meu estatuto de Faraó.

Estaban aquí para vestirme en mis nuevas ropas, dignas de mi estatus de Reina-faraón.

Quando eu reparei nas cores coloridas dos tecidos entre os artigos de vestuário, as servas rapidamente relembraram-me acerca do meu novo cargo.

Cuando vi el tejido de llamativos colores entre las prendas de vestir, mis sirvientas me hicieron recordar rápidamente mi nueva posición.

"Apenas as mulheres comuns usam branco, minha Rainha.

"Solo las mujeres comunes visten de blanco, mi Reina.

Você estará usando um chiton, dos melhores linhos Gregos, bordado nas suas extremidades e tingido a cores claras vibrantes.

Vos llevaréis un quitón, del lino griego más fino, adornado en los bordes y teñido de vivos colores brillantes.

O seu vestido será puxado à cintura com um cinto feito de couro e cravejado de jóias".

Vuestro vestido se ajustará a la altura de la cintura con un cinturón hecho de cuero y adornado con joyas".

O chiton claro era um vestido costurado.

El brillante quitón era un vestido cosido.

Era mais formal do que as togas usadas por ambos os meus servos.

Era más formal que las togas que vestían mis dos sirvientas.

As togas simplesmente envolvidas à volta dos seus corpos e atadas no ombro.

Las togas sencillamente se envolvían alrededor de sus cuerpos y se ataban al hombro.

A jovem que esteve falando parou de repente, inclinou-se ligeiramente e andou alguns passos para trás em sinal de respeito pela sua Rainha.

La joven chica que había estado hablando se calló repentinamente, hizo una leve reverencia y retrocedió un par de pasos por respeto a su Reina.

Perdoe-me, minha Alteza, por toda a minha conversa, disse ela.

Perdonadme, mi Reina, por todo mi parloteo, dijo.

Ela chamava-se Tibby.

Se llamaba Tibby.

Nós éramos as melhores amigas desde que éramos

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Cuentos Bilingues El cuento de Cleopatra (Portugués - Español)

0
0 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores