Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

El Diario de Julia Jones - Mi Abusona Secreta
El Diario de Julia Jones - Mi Abusona Secreta
El Diario de Julia Jones - Mi Abusona Secreta
Libro electrónico79 páginas54 minutos

El Diario de Julia Jones - Mi Abusona Secreta

Calificación: 5 de 5 estrellas

5/5

()

Leer la vista previa

Información de este libro electrónico

Julia es una chica normal de doce años a quien le encanta bailar y estar con sus amigos del colegio… es decir, hasta que Sara Hamilton aparece y entonces todo cambia.

Ella nunca ha tenido que tratar con niñas crueles y abusonas, y ciertamente no con nadie que intenta humillarla y molestarla a cada oportunidad que encuentra. Julia siente que nadie le puede ayudar, y tiene que tratar con Sara ella sola.

La pregunta es, ¿será capaz de imponerse a Sara? ¿O dominará Sara su mundo?

Este libro es una aventura de la vida real llena de suspense, que muestra como tratar con abusones y como hacerte valer por ti misma. ¡Es un gran libro para jovencitas! Te aseguro que vas a encontrar esta historia emocionante e inspiradora.

Otro libro diario fabuloso para niñas que inspirará a lectoras jóvenes.

IdiomaEspañol
Fecha de lanzamiento1 mar 2020
ISBN9781507105184
El Diario de Julia Jones - Mi Abusona Secreta
Leer la vista previa
Autor

Katrina Kahler

Katrina Kahler is a World-Class educator who has been nominated for the National Inspirational Teaching Award. She is the co-author of 'The Parenting Trap' series, which include a variety of books that will assist parents in raising happy, confident and successful children. She is a highly experienced school teacher, speaker and parenting adviser and her passion involves helping kids to reach their full potential...academically, socially and personally. Her website www.howtohelpchildren.com contains over 300 videos helping children with their school work as well as their personal and social skills. Katrina's fiction books for children include Diary of a Horse Mad Girl (a series of 5 books) that horse loving girls around the world are thoroughly enjoying and the Julia Jones series. This inspirational series deals with the emotional traumas that young girls experience...friendship problems, bullying...and the stories teach young children to be more confident and positive. All of these books suit children aged from 9 to 13. Teaching thousands of young children to read, spell and write has given Katrina the knowledge and skills to produce a series of Early Readers for children aged from 2 to 6. This series is called Rabbit Readers. These simple books with repeated text, pictures to aid comprehension and prediction skills, sight words and parent advice, will help your child to become a fluent and confident reader. She has also written a number of books on the Dolche sight words and essential phonics for beginner readers. Click on the books tab to have a look at this collection of books. What an advantage your child will have when you download these books for them. Watch their confidence and interest in reading blossom. Katrina lives on the beautiful Sunshine Coast in Queensland Australia with her husband, two wonderful teenagers and two very affectionate and friendly pets, a golden retriever and a ginger cat. Up until recently Katrina lived on a 10 acre property and her daughter and son enjoyed the country lifestyle with horses and motorcycles. From these experiences Katrina has written many of her books which are based on their true life experiences. Diary of a Horse Mad Girl and Diary of a Motorcycle Crazy Boy are the result, with many readers falling in love with Katrina's family's adventures. Her mission in life is to help as many children as possible to grow up to be happy, confident and successful. Parents are the most important part of her mission, so her goal is to assist parents to learn the skills they need to help their children to achieve their full potential.

Relacionado con El Diario de Julia Jones - Mi Abusona Secreta

Libros electrónicos relacionados

Comentarios para El Diario de Julia Jones - Mi Abusona Secreta

Calificación: 4.833333333333333 de 5 estrellas
5/5

12 clasificaciones2 comentarios

¿Qué te pareció?

Toca para calificar

Los comentarios deben tener al menos 10 palabras

  • Calificación: 5 de 5 estrellas
    5/5
    Me encanto sin embargo no me gustó Julia fuera muy negativa ? pero, ME ENCANTO.
  • Calificación: 5 de 5 estrellas
    5/5
    amei

    A 1 persona le pareció útil

Vista previa del libro

El Diario de Julia Jones - Mi Abusona Secreta - Katrina Kahler

Dedicatoria

Este libro está dedicado todas las chicas buenas que tienen que soportar a las chicas malas.

Confía en ti misma y mantén la frente en alto... ¡nadie es mejor que tú!

Tabla de Contenidos

Miedo...

Cinco meses antes...

Un acto de desaparición...

Sabotaje...

Accidente de baile...

Desesperada...

Blake...

El baile...

La abusona...

¿Quiero ir al campamento?...

Las cosas van a peor...

La nota...

El encuentro...

Esto ya es demasiado...

Mi madre visita el colegio...

Un grito de ayuda...

El concurso de baile...

Mi Abusona Secreta

Miedo...

¡AYÚDENME, POR FAVOOOOOR!

Podía escuchar un grito agudo, pero la escena parecía tan irreal que estaba casi segura de que el grito provenía de otra persona, no de mí. El terror que sentía en ese momento no se comparaba con nada que hubiera vivido antes y parecía llenarme de un miedo tan sofocante que casi no podía respirar.

¿Cómo me puede estar pasando esto?, pensé. ¿Cómo pudo Sara hacerme una cosa así? La imagen de su rostro pasó rápidamente por mi mente e incluso en ese momento pude sentir la maldad que parecía brotar de cada parte de su ser.

Brotaba sangre de una profunda herida en mi mano y mi pulso iba tan acelerado que pensé que mi corazón iba a explotar. ¿Y si me desangro hasta morir? era todo en lo que podía pensar mientras golpeaba con fuerza la puerta del cobertizo herméticamente cerrada. ¡DÉJENME SALIR! grité por millonésima vez, y mi voz se volvía ronca y rasposa. Tanto que estaba convencida de que era el final. Nadie iba a venir a rescatarme.

––––––––

En un último intento, empujé una vez más la puerta y para mi sorpresa, se abrió bruscamente. Mientras recuperaba el equilibrio, me quedé quieta por un momento, asombrada porque había logrado escaparme. Y entonces comencé a correr.

Ciegamente, corrí a través de los densos arbustos y al final me sentí tan agradecida por la luz de la luna, que me ayudaba a encontrar el camino. No tenía idea de hacia donde ir, pero sabía que debía seguir avanzando. La herida en mi mano se veía mal y cuanto más rápido corría, más rápido parecía salir la sangre.

Me había sentido claustrofóbica en el cobertizo. Tan pronto como me di cuenta de que estaba encerrada y que no había nadie cerca para oír mis gritos de auxilio, tan sólo tendría que salir por cualquier medio posible. A pesar de que sabía en lo más profundo de mi corazón que nunca cabría por el hueco de la ventana, tuve que intentarlo de todos modos. Pero quitar el grueso cristal fue un gran error, y el cristal roto cortó profundamente mi piel. Por el destello de luz de luna, pude ver que la herida era importante. Unos segundos más tarde, mi mano estaba cubierta de sangre. El darme cuenta que en ese momento más que nunca necesitaba escapar, me dio la adrenalina que necesitaba para abrir la puerta.

Mientras observaba el bosque que me rodeaba mientras trataba de decidir en qué dirección ir, me pregunté si realmente sería capaz de volver al campamento. Tambaleándome, di otro paso al frente y caí pesadamente al suelo.

Mis últimos pensamientos antes de quedar inconsciente fueron acerca de Sara y de cómo este desastroso problema había comenzado tantos meses atrás. Era tan feliz en aquel momento porque la idea de la pesadilla que tenía por delante aún no existía en mi cabeza.

Cinco meses antes...

¡No quería ir al colegio! Temía absolutamente la idea de entrar en clase y enfrentarme a ella nuevamente. Daba vueltas en la cama pensando que quizás mi madre me dejaría faltar, pero no fue así. ¡Date prisa, Julia! ¡Sal de la cama ahora mismo, o perderás el autobús! Mi madre me gritaba desde abajo y por su tono de voz me di cuenta que si no aparecía a desayunar en sesenta segundos, estaría metida en un buen lío.

¿Por qué esa cara triste? me preguntó mientras me sentaba suspirando frente a mi taza de cereales. Sólo estoy cansada, fue todo lo que dije. Entonces esta noche te acuestas temprano, dijo. ¡Últimamente te estas acostando demasiado tarde!

Sí, lo que tú digas, balbuceé en voz baja para que no pudiera oírme. Mi madre no tenía

¿Disfrutas la vista previa?
Página 1 de 1