Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Piloto Automático

Piloto Automático

Leer la vista previa

Piloto Automático

valoraciones:
5/5 (2 valoraciones)
Longitud:
224 páginas
3 horas
Publicado:
27 oct 2014
ISBN:
9781633394964
Formato:
Libro

Descripción

¡Nunca había sido tan fácil escribir un guión piloto para la televisión!
Tú eres el piloto de tu piloto.
Escribir un piloto conlleva un proceso. Al igual que un piloto de avión debe revisar una lista de control antes de despegar para evitar estrellarse y arder, en Piloto Automático encontrarás la Lista de control para el guionista de pilotos televisivos, que evitará que te estrelles y ardas en el intento.
El proceso paso a paso que debes seguir para crear una serie de televisión o destinada a los nuevos medios es siempre el mismo, con independencia de quién seas o de sobre qué quieras escribir. Además, es extrapolable a casi cualquier tipo de escritura.
Es más, Bill Taub te mantendrá motivado cuando atravieses turbulencias, a las cuales deberás enfrentarte inevitablemente.
Publicado:
27 oct 2014
ISBN:
9781633394964
Formato:
Libro

Sobre el autor

Bill Taub, veterano guionista de televisión y autor de episodios piloto, cuenta con una ingente lista de créditos en su haber. Ha escrito guiones para numerosas series de televisión, populares y aclamadas, tales como Barney Miller, Canción triste de Hill Street, Magnum, Newhart, Cagney y Lacey, En el calor de la noche, Kung Fu: la leyenda continúa, Viernes 13: la serie y Cazatesoros, entre otras. Además, ha elaborado guiones piloto para las cadenas NBC, Columbia, Warner Bros y Paramount y coescrito el piloto de Sombras Tenebrosas, emitido en prime time. Su piloto especulativo Raffle Guy obtuvo el primer premio en el concurso Scriptapalooza. El gremio de escritores de EE. UU., Writers Guild of America, le ha reconocido recientemente por su trabajo en Barney Miller y Canción triste de Hill Street. Actualmente imparte clases sobre escritura de pilotos televisivos y escritura para nuevos medios a través del Programa para Escritores que ofrece la Extensión de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).


Relacionado con Piloto Automático

Libros relacionados

Vista previa del libro

Piloto Automático - Bill Taub

Piloto Automático

Escrito por Bill Taub

Copyright © 2014 Bill Taub

Todos los derechos reservados

Distribuido por Babelcube, Inc.

www.babelcube.com

Traducido por Magdalena Balibrea Vich

Diseño de portada © 2014 Joleene Naylor

Babelcube Books y Babelcube son marcas registradas de Babelcube Inc.

Ninguna parte de este libro podrá ser utilizada, reproducida ni transmitida de ninguna forma ni a través de ningún medio (difusión electrónica, fotocopiado, grabación u otros) sin el consentimiento previo y escrito tanto del titular de los derechos de autor como del editor, excepto en caso de citas breves integradas en reseñas y artículos de opinión.

Límite de responsabilidad /Exclusión de garantía:

El editor y el autor se han esforzado al máximo en la preparación de este libro. El editor y el autor no se responsabilizan de la exactitud o integridad del contenido de este libro y renuncian expresamente a toda garantía implícita de comerciabilidad o adecuación a un fin particular. No existen garantías de mayor extensión a lo descrito en este párrafo. No podrán crearse ni ampliarse garantías por parte de los representantes de ventas ni a través de materiales de venta impresos. La exactitud e integridad de la información contenida y de las opiniones expresadas no están garantizadas, así como tampoco la obtención de resultados concretos. Las recomendaciones y estrategias aquí expuestas pueden no ser adecuadas para todas las personas. El editor y el autor no serán responsables de la pérdida de beneficios u otros perjuicios comerciales, incluidos, de forma enunciativa y no limitativa, los daños especiales, incidentales, consecuenciales y de otros tipos

Acerca de este libro

Este libro, redactado por un veterano guionista y productor de numerosas series de televisión, profesor del Programa para Escritores (Writers' Program) que ofrece la Extensión de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), te ofrece una guía paso a paso para que escribas un episodio piloto de televisión sin estrellarte ni quemarte.

El autor ha adaptado este libro a partir del contenido del taller virtual Escritura de pilotos especulativos, que imparte a través de la UCLA desde hace cinco años.

Su taller más reciente, Creación de una serie web, forma parte del Programa para Escritores de la Extensión de la UCLA desde enero de 2014.

Elogios de Piloto Automático

«El libro de Bill es el mejor manual introductorio que he leído sobre la escritura para televisión, directo al grano. Conscientemente o no, a lo largo de los años he seguido cada una de sus estrategias, al pare­cer con buenos resultados. Este libro cuenta toda la verdad sobre el sector».

Rene Balcer

Showrunner de Ley y Orden,

ganadora de los premios Emmy y Peabody

Creadora de Ley y Orden: Acción Criminal.

«En lo que se refiere a comedia, Bill Taub sabe de lo que habla. También sabe de lo que escribe, por lo que todo aquel que lea este libro se convertirá en un escritor más divertido».

Neal Israel

Director-guionista de

Academia de policía, Despedida de soltero, Escuela de genios

«Bill Taub es uno de los secretos mejor guardados de Hollywood. Su conocimiento de la industria tiene un valor incalculable. Siempre que necesito un consejo sobre un proyecto, consulto primero a Bill Taub. Quien lea este libro sabrá más acerca de cómo escribir pilotos que muchas personas que llevan años estudiando».

Jamie Masada

Fundador y director general de Laugh Factory

«Bill me enseñó a pensar sin convencionalismos. Si no hubiera sido por él, nunca habría inscrito mi primer piloto para el concurso de guiones televisivos Slamdance Teleplay Competition ni ganado un premio. A día de hoy sigue siendo mi inspiración. No hay tantos profesores que te dejen huella en la vida».

Kathy Forti

Guionista de Stacks

«A lo largo de sus tres décadas de profesión, Bill Taub ha escrito para algunos de los programas más emblemáticos de la televisión y ha desarrollado una carrera notablemente sólida y variada en el sector, transgrediendo los límites del momento, cualesquiera que fueran. En Piloto Automático resume su amplia experiencia como profesor y guionista en una guía accesible para elaborar y revisar el guión de un episodio piloto, a la vez que potencia (Serás el piloto de tu piloto) y libera (Lo peor que puede pasar es que no funcione) al guionista para que desate su creatividad sin miedo».

Linda Venis, PhD

Directora de la Sección de Arte, Extensión de la UCLA

Directora de Programas del Programa para Escritores,

Extensión de la UCLA

Editora de Cut to the Chase e Inside the Room

«Gracias por permitirme compartir mi programa Under The Devil’s Knife contigo anoche en Friday Night Drinks. Aprecio de verdad tus notas y tu generosidad. Tu instinto da en el clavo. Nunca olvidaré cómo detectaste el mayor problema de mi guión piloto y te ofreciste para ayudarme a arreglarlo sin haber siquiera leído el guión. Voy a hacer exactamente lo que me sugeriste».

Ronald McCants

Dramaturgo

Oyster, The American Menagerie,

To Serve the Devil, The Peacock Men

En boca de los exalumnos

«Sus notas y comentarios son maravillosos. Realmente valoro sus sugerencias y el tiempo que me ha dedicado. ¡Gracias por impartir un curso tan fantástico!».

Heather Schmidt

«Gracias, Bill, por alentarnos a escribir lo que queremos para nosotros y por no dejar de recordarnos que continuaremos mejo­rando en nuestro oficio a fuerza de perseverar».

Lily Garfield

«Este curso ha sido increíble, he aprendido mucho... Ha sido un profesor estupendo, ¡muy paciente!. Me ha enseñado muchísimo en estas últimas 9 semanas».

Nicola

«Por mi parte, ¡¡ha sido una oportunidad fantástica para descubrir algo que quería conocer desde hacía 2 años!! Ha despertado a la campeona que hay en mí y me ha ayudado a mantener a raya las dudas que revoloteaban en mi interior al principio».

Verity Colquhoun

«El curso cumplió mis expectativas y las superó con creces. Mi objetivo era tener un borrador acabado para cuando terminara el curso. ¡Y está listo!».

Óscar

«Ha sido un gran curso. ¿Imparte usted algún otro?».

Victor Grippi

«Me apunté a esta clase abierta como experimento, para ver si podía desechar mis métodos rígidos de escritura y afrontar el proceso desde un nuevo punto de vista, así que me complace afirmar que me estoy abriendo paso con nuevas herramientas en la mochila y espero poder utilizarlas una y otra vez en el futuro».

Ioanna Vriniotis

«Bill, las personas como usted son las que hacen la UCLA. Su compromiso con su oficio y su pasión brillan con fuerza en todo su trabajo. Ha sido simplemente increíble, una de las experiencias educativas más placenteras de toda mi vida».

Donniel Aponte

Los elogios están muy bien, ¡pero quiero ver pruebas!

Dedicatoria

A todos los productores y ejecutivos, agentes y representantes, directores, actores y guionistas con los que me he cruzado en estos últimos treinta años: muchas gracias.

Doy las gracias a todos aquellos que, con su ejemplo, me enseñaron quién no quería ser y qué no quería hacer.

Luego están aquellos que, con su ejemplo, me ayudaron a ver cómo podía yo ser y qué quería hacer.

Ambos grupos fueron de gran valor a la hora de definir aquello en lo que creo y que funciona para mí, y espero que también para otros.

No daré nombres de las personas de la primera categoría, pero algunas de las comprendidas en la segunda son: Danny Arnold, Chris Hayward, Jay Folb, Babs Greyhosky, Phil Saltzman, Jonathan Estrin, Shelley List, Rob Gilmer, Michael Kozoll, Kevin Brown, Jeff Melvoin, Dan Curtis, Roy Huggins, Linda Venis, Steven Bochco, Barney Rosenzweig, Barry Kemp, Sheldon Bull o Frank Mancuso Jr., muchos de los cuales ya no están entre nosotros.

Espero que transmitir parte de sus enseñanzas sirva para mantenerlas vivas en la memoria.

Y, por supuesto, nunca habría podido sobrevivir en este negocio si no fuera por el maravilloso ejemplo que me ha aportado mi esposa, Diane: ser positivo en un entorno totalmente negativo. Ella es verdaderamente un modelo a seguir que proyecta su luz sobre mí.

Contenidos

Acerca de este libro

Elogios de Piloto Automático

En boca de los exalumnos

Los elogios están muy bien, ¡pero quiero ver pruebas!

Dedicatoria

Introducción

Prefacio

Antes del despegue

Aquí tienes la Lista de control para el guionista de pilotos televisivos

Exactamente ¿qué es un piloto?

¡Eres el piloto de tu piloto!

¿Por qué escribir un guión piloto?

Antes de sentarte en el asiento del piloto

En las series de televisión, ¡los guionistas mandan!

Bienvenido a las series de televisión

Piloto Automático: ¿qué tiene de automático?

El plan de vuelo

Elementos de la lista de control del piloto

Comprobación de la lista de control: revisión

Abróchense los cinturones

Punto de control 1: la gran idea

Altibajos

El test I.O.U.

Tu turno en la cabina

Punto de control 2: personajes

Desarrollo de los personajes

Punto de control 3: ¿dónde estamos?

Punto de control 4: tono y estilo; género

Punto de control 5: formato y estructura

¿Cuál es el punto de vista de tu serie?

Punto de control 6: argumentos

Como ejemplo

¿¿¿Cómo se crean las historias???

Apuesto a que no puedes quedarte con solo una

Punto de control 7: trama

La trama

Los instrumentos

¿Qué sucede después?

Argumentos múltiples

Algunos consejos sobre la trama

Por ejemplo: una simulación

¿Subtexto? ¿Qué es eso?

Una última palabra de aliento

Qué red más enredada...

Vencer miedos e inquietudes

¿Lista de control completa? A punto para despegar...

Tu GPS interno

¡Parecía buena idea en ese momento!

Para ayudarte a capear el temporal y evitar que te vuelvas loco, ¡aquí tienes un recordatorio del mantra!

Ponte plazos

Tras el «Fundido a negro»...

Las tres C: cortar, comprimir, combinar

Desarrollar habilidades críticas

Finalizada la primera pasada: ¿qué viene después?

Combinar

Combinar personajes

Por ejemplo: otra simulación

Combinar escenas

Por ejemplo: ¡regreso al simulador!

O, una nueva simulación

Combinar diálogos

Combinar ubicaciones

Comprimir

Comprimir escenas

Comprimir acciones

Cortar

Antes de descender: lista de control final

Lista de control para diálogo, descripción y narrativa

Cambiar por cambiar

Cambiar de destino: los grandes cambios

¿Cómo saber cuándo está listo?

Ahora ya estás listo para el corrector ortográfico

¿Y ahora qué?

Desembarcar

Ya estás listo para tu primer vuelo de prueba, ¡sin simulador!

¡Presume de ti mismo!

Exponer tu persona y tu material

Concursos

¡Hace falta un pueblo!

¡Sé amable!

Este mundo de nuevos medios de altos vuelos no conoce límites

No seas flor de un día

¡El secreto del éxito!

Agradecimientos

Acerca de mí

Introducción

Di mi primera clase de guión televisivo como parte del Programa para Escritores de la Extensión de la UCLA en 1987.

Durante diez semanas, cada miércoles por la noche dirigía un taller de tres horas que trataba sobre la escritura de guiones para episodios de televisión. La UCLA le puso este título (bastante pedante, por cierto): Capturar la voz única de las series televisivas.

Planteé el taller sobre lo que había aprendido a lo largo de los años, a base de escribir guiones para capítulos de muchas series diferentes, y lo que me había enseñado un gran guionista en particular, Michael Kozoll, conocido por Canción Triste de Hill Street. Michael me dijo de forma sucinta, como lo hacía todo: «El secreto para ser un buen guionista de televisión es ser un buen imitador».

Como guionista de series de televisión, tanto si eres autónomo como si trabajas en plantilla, tu objetivo no es mejorar el programa, sino escribir un guión exactamente igual que el de todos los demás episodios, pero mejor.

Recuerdo que, la primera semana, un alumno llegó a clase un poco tarde. Cuando le pregunté, como había preguntado antes a los demás presentes, «¿Por qué te has matriculado en este curso?», respondió: «Para hacer que la televisión sea mejor». A lo que la clase le gritó, al unísono: «¡Te has equivocado de curso!».

¡Aprendieron rápido!

Cada serie tiene su propia receta, su propia fórmula. El objetivo es desmontarla para así poder duplicarla. En definitiva, para escribir guiones de series televisivas con éxito hace falta tener buen oído, lo mismo que para ser imitador.

A menudo los guionistas me preguntan si, al trabajar en series que no son precisamente de lo más divertido, no me gustaría mejorarlas. La respuesta es un rotundo «¡Sí!», si quiero que no vuelvan a contratarme nunca más, claro está. Además, sería un esfuerzo inútil, porque los responsables del programa se limitarían a tirar mi fantástico guión y se dedicarían a escribir los cutres que les habían funcionado tan bien hasta entonces.

Aprendí pronto que los responsables de una serie de éxito estaban más que satisfechos con lo que tenían. Y si la serie no tenía éxito, no era asunto mío —un humilde guionista— ponerme a cambiarla. Eso era cosa de los listos que habían metido la pata en primer lugar.

Así que el reto para mí no era vestir la mona de seda, sino hacer un gran capítulo del mismo estilo mediocre que los anteriores; uno bueno, fuera de lo que fuera el programa.

Si se trataba de una serie violenta de terror, que yo nunca vería, estudiaba la plantilla —cada elemento, la forma en que se construía cada escena, la estructura, el diálogo y los personajes— para poder imitarlos y preparar un capítulo buenísimo de terror violento.

Si se trataba de una telenovela melodramática exagerada que —en mi estado natural— daría pie a una buena comedia, tenía que reprimir mis instintos y hacer un buen capítulo de los suyos. Se lo tomaban muy en serio.

El taller fue un verdadero éxito y resultó divertidísimo, así que me pidieron que lo impartiera varias veces más. Sin embargo, como me desplazaba a los rodajes tan a menudo, comprometerme a acudir al campus cada miércoles por la noche, o cualquier otra noche, me era difícil.

En una ocasión incluso tuve que cancelar todo un semestre ya programado, con los alumnos ya matriculados. Así que renuncié a dar clases por completo.

Explico todo esto por una razón: me ceñiré a mi visión sobre el modo de escribir el guión de un piloto especulativo.

Los tiempos cambian, al igual que la tecnología. Presenciamos el advenimiento de la formación a distancia y la educación en red.

Alrededor de 2005, en una proyección del WGA (Writers Guild of America), un amigo me contó que daba clases por internet a través del Programa para Escritores que ofrecía la Extensión de la UCLA, y me animé. Imaginé que podría hacerlo.

Además, me interesaba aprender en qué consistía esta novedad denominada educación en red y cómo funcionaba. Había hecho lo mismo con las citas virtuales cuando aparecieron, allá por el año 1996, y así es como conocí a mi esposa.

Imaginé que si era en línea, podría hacerlo desde cualquier lugar. Me bastaría con un ordenador y una conexión a internet.

Contacté con Linda Venis, jefa del Programa para Escritores (que siempre me ha apoyado), y le pregunté por la posibilidad de impartir un curso en red. Sabía que algunos de mis colegas no estaban de acuerdo conmigo, pero a mí me parecía que escribir era un oficio perfecto para las clases virtuales. Como les dije a mis amigos, si se hubiera tratado de esculpir, no habría encajado igual de bien.

A Linda le pareció fantástico. Pero ¿quería yo volver a dar clases de guión para series televisivas?

Mientras reflexionaba sobre ello —el cambio que la tecnología había obrado— me di cuenta de que dar clases de guión para

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Piloto Automático

5.0
2 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores