Los 3 amores by Larry Kreider y Jimmy Selbert by Larry Kreider y Jimmy Selbert - Read Online
Los 3 amores
0% de Los 3 amores completado

Acerca de

Resumen

 Los 3 amores es una invitación a redescubrir lo que significa seguir a Jesús sin adornos innecesarios y programas complejos, sino solo amar a Dios, amar a su Pueblo y a nuestro mundo quebrantado. Desde los comienzos de la Iglesia, estos tres amores han formado la base de un vehemente y firme caminar con Dios.  En esta práctica y fácil de entender guía verá de cerca el enfoque de la Iglesia primitiva en estas tres motivaciones fundamentales,  y leerá historias verídicas de creyentes de nuestros días que han profundizado en su amor cristiano en tres frentes. También encontrará ejercicios y sugerencias para llevar a la práctica estos tres amores en su propia vida a través de la oración íntima, haciendo discípulos y compartiendo su fe.

Amar a Jesús, amar a su pueblo y amar a nuestro mundo quebrantado no es fácil, pero en conjunto son el corazón sencillo e imparable del cristianismo. 


Publicado: Charisma House on
ISBN: 9781621368915
Enumerar precios: $10.99
Disponibilidad de Los 3 amores by Larry Kreider y Jimmy Selbert by Larry Kr...
Con una prueba gratuita de 30 días usted puede leer en línea gratis
  1. Este libro se puede leer en hasta 6 dispositivos móviles.

Reseñas

Vista previa del libro

Los 3 amores - Larry Kreider

Ha llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrese para leer más!
Página 1 de 1

ELOGIOS PARA

Los 3 amores

En Los tres amores, usted descubrirá la esencia del evangelio y será inspirado para amar a Dios, a los demás y a los no creyentes, en una nueva dimensión. La mayor lección que aprenderá será cómo amar, y este libro le desafiará y equipará para hacer exactamente eso.

Ché Ahn

Pastor principal, Iglesia HRock en Pasadena, California

Presidente, Harvest International Ministry

(Ministerio Internacional Harvest)

Larry Kreider y Jimmy Seibert son dos de mis héroes cristianos. Ambos me inspiran con su sincero amor por Jesús y sus asombrosos frutos ministeriales. En Los tres amores, usted descubrirá la pasión que les motiva e impulsa a seguir: el amor por Jesús, el amor por los demás y el amor para aquellos sin Cristo.

Joel Comiskey, Ph.D.

Fundador, Joel Comiskey Group (www.joelcomiskeygroup.com)

A medida que el reino de Dios aumenta en la tierra, lo hace a través de los hijos del reino que son amantes extravagantes. El apóstol Juan señala que ese amor vertical no es suficiente, sino que también debe ser expresado de manera horizontal. Este libro hará hincapié en la simple verdad de que el triple amor no es sólo una preferencia, sino también una necesidad si vamos a vivir nuestras vidas como hijos del Rey. Para que la Iglesia pueda cumplir su destino, debe ser un oasis de amor en un mundo herido.

Tony Fitzgerald

Jefe del Equipo Apostólico, Church of the Nations (Iglesia de las Naciones)

El creciente número de libros que hacen referencia a la materia y la sustancia de profundizar, comprometer y discipular sólidamente es una alegría de observar. Los vientos de mentes mundiales se –mantendrán alejados del Cuerpo de Cristo mientras el Espíritu de Dios levanta a líderes como Larry Kreider y Jimmy Seibert, quienes traen este libro y su mensaje a nosotros con tanta eficacia.

Jack W. Hayford

Rector de The King’s University

Fundador, The Church on the Way (La Iglesia en el Camino), Los Ángeles, California

Podríamos subtitular este libro Mostrar el Reino. Aquí hay un libro grandioso y a su vez sencillo que sería un regalo maravilloso para la generación joven que ha dejado la Iglesia en masa, y para aquellos adentro que necesitan reavivar su pasión. ¡Compre unas cuantas docenas de ellos y regálelos!

Daniel Juster, Th.D.

Director, Tikkun International

Aquellos con el más profundo caminar en Dios y el mayor impacto en las personas, han aprendido el secreto de la simplicidad. La simplicidad de Dios no es simplista; es hondamente profunda, pero en las cosas que son importantes para Dios. Larry Kreider y Jimmy Seibert comparten cómo Dios los llevó a ese lugar, y le inspiran para que usted vaya allí también.

Floyd McClung

Fundador, All Nations (www.floydandsally.org)

Durante demasiado tiempo, la Iglesia occidental ha luchado con fuerza para enseñar y predicar el Evangelio en toda su complejidad: analítica, lógica y apologéticamente. ¡Aquí está en su simplicidad y poder! Este libro es práctico, claro y transformador. ¡Un avivamiento está llegando a una tierra seca y sedienta!

Richard Showalter

Presidente, Eastern Mennonite Missions (Misiones Menonitas del Este) Los tres amores es una lectura obligada para cualquier persona que se ha cansado de sólo ir a la iglesia sin interés y de manera mecánica. En un momento cuando la fe cristiana se ha reducido a poco más de una hora el domingo en la mañana y algunas reglas que nos esforzamos por seguir, Kreider y Seibert nos recuerdan lo que significa ser un discípulo de Cristo: la intimidad con Jesús, vivir en comunidad con los hermanos creyentes y tener un corazón que sufre por los perdidos. Gracias, Larry y Jimmy, por hacer que la iglesia del primer siglo resucite en nosotros otra vez.

Matthew S. Stanford, Ph.D.

Profesor de psicología y neurociencia de Baylor University Autor, The Biology of Sin: Grace, Hope and Healing for Those Who Feel Trapped (La biología del pecado: gracia, esperanza y sanidad para aquellos que se sienten atrapados)

La gente quiere saber dos respuestas básicas para el Gran Mandamiento y la Gran Comisión de Jesucristo: (1) ¿Dónde estoy yo en ser un discípulo? y (2) ¿Dónde estoy yo en hacer discípulos? Larry Kreider y Jimmy Seibert nos dan la ruta de acceso para responder a estas preguntas con confianza y competencia. Este libro es una restauración de lo que siempre será una luz para nuestra ruta de acceso. Usted será desarmado por su simplicidad, mientras será armado por su seriedad para la espiritualidad vital del siglo 21.

Dr. Joseph Umidi

Profesor, Regent University

Con espíritu bondadoso y apasionado, Larry Kreider y Jimmy Seibert combinan sus historias de amor por Dios, los demás y el mundo en espera. Por su transparencia y autenticidad, convincentemente nos incitan a invertir nuestros corazones en estos amores, con muchos ejemplos prácticos y herramientas, incluyendo una guía de estudio para grupos pequeños.

Keith E. Yoder

Fundador, Teaching the Word Ministries

Autor, Healthy Leaders (Líderes saludables)

La mayoría de los productos de Casa Creación están disponibles a un precio con descuento en cantidades de mayoreo para promociones de ventas, ofertas especiales, levantar fondos y atender necesidades educativas. Para más información, escriba a Casa Creación, 600 Rinehart Road, Lake Mary, Florida, 32746; o llame al teléfono (407) 333-7117 en Estados Unidos.

Los 3 amores por Larry Kreider y Jimmy Seibert

Publicado por Casa Creación

Una compañía de Charisma Media

600 Rinehart Road

Lake Mary, Florida 32746

www.casacreacion.com

No se autoriza la reproducción de este libro ni de partes del mismo en forma alguna, ni tampoco que sea archivado en un sistema o transmitido de manera alguna ni por ningún medio –electrónico, mecánico, fotocopia, grabación u otro– sin permiso previo escrito de la casa editora, con excepción de lo previsto por las leyes de derechos de autor en los Estados Unidos de América.

A menos que se exprese lo contrario, todas las citas de la Escritura están

tomadas de la Santa Biblia Nueva Traducción Viviente. © Tyndale House

Foundation, 2010. Usada con permiso.

Traducido por: Tony Rivera y Sonalí Irizarrry

Editado por: Ofelia Pérez

Director de diseño: Bill Johnson

Originally published in English under the title:

The 3 Loves by Larry Kreider y Jimmy Seibert

© Copyright 2010 by Larry Kreider y Jimmy Seibert

Originally published in the U.S.A. by Regal Books,

A Division of Gospel Light Publications, Inc.

Ventura, CA 93006 U.S.A.

All rights reserved

Copyright © 2011 Casa Creación

Todos los derechos reservados

Visite la página web del pastor Larry Kreider: www.dcfi.org

Library of Congress Control Number: 2011936057

ISBN: 978-1-61638-321-3

E-ISBN: 978-1-62136-891-5

DEDICATORIA

Dedicamos este libro a los cientos de fieles creyentes en Cristo con quienes hemos tenido el privilegio de trabajar, quienes aman a Jesús, aman a su pueblo y aman a aquellos que aún no le conocen, y cuya fidelidad ha cambiado nuestras vidas y al mundo.

Contenido

Agradecimientos

Introducción

LA PASIÓN

1. Nuestra pasión por Jesús y sus propósitos en la Tierra

Cómo Dios ha usado nuestros viajes personales para apasionarnos en amar a Jesús y a los demás

2. Una vuelta a la simplicidad

Amar a Jesús, a su pueblo y a un mundo quebrantado

AMAR A JESÚS

3. Amar a Jesús con pasión

Nuestras historias de cómo aprendimos a ser apasionados por Jesús

4. ¿Cómo usted dice el nombre de Jesús?

Por qué debemos experimentar un retorno a sólo amar a Jesús

con pasión y desarrollar una vida íntima y personal de oración diaria

AMAR A SU PUEBLO

5. Amemos a los hijos de Dios

Por qué somos tan apasionados acerca de amar la gente, derramando

nuestras vidas en ellos y cumpliendo nuestro llamado a convertirnos

en padres y madres espirituales

6. Invierta su vida en la gente

Cómo lograr que amar a los hijos de Dios sea una prioridad y cómo

formar discípulos como lo hicieron Jesús, Pablo y otros creyentes en

el Nuevo Testamento

AMEMOS A UN MUNDO DESTROZADO

7. Amemos a los que están separados de Dios

Historias acerca de por qué estamos tan apasionados por amar y alcanzar a los que no conocen a Jesús

8. Alcancemos al perdido en nuestro diario vivir

Cómo cada persona puede experimentar el volver a amar y alcanzar al perdido, utilizando estrategias originales

ENCENDAMOS LA PASIÓN

9. La Iglesia cambia el mundo

Por qué tenemos que regresar a donde todo comenzó

10. ¡Avive la llama!

Por qué ahora es el tiempo de volver al gozo del cristianismo simple y auténtico

Guía para el líder de grupos pequeños

Una herramienta práctica para dirigir a su grupo de estudio bíblico, grupo en el hogar, grupo pequeño o la clase de Escuela Dominical a experimentar las tres realidades de amar a Jesús, amar a la gente de Dios y amar a los que están separados de Dios. Incluye preguntas y tareas para la interacción de grupos pequeños.

Apéndice A: Una guía de oración diaria

Apéndice B: Entrenamiento de discipulado recomendado

Apéndice C: Cómo compartir su testimonio

Apéndice D: Quién es Dios

Notas

Acerca de los autores

Agradecimientos

Un agradecimiento muy especial a Karen Ruiz, nuestra editora y asistente de escritura, quien hizo un trabajo excelente recopilando, escribiendo y organizando el material para este libro. Además, gracias a María Greenwald y Drew Steadman por su valiosa ayuda.

Introducción

El caminar de cada individuo con el Señor y su historia de despertar espiritual, es poderoso. Es por eso que vamos a contarle nuestras historias en este libro. Jesús vino a nuestras vidas, cambió radicalmente nuestra visión del mundo y nos condujo en nuestros viajes de seguirlo y confiar en Él.

A pesar de que vivimos a mil quinientas millas de separación, en dos partes de nuestro país completamente diferentes, hemos sido bendecidos por tener viajes similares con Dios. Los dos vivimos en lugares más bien insignificantes: el Condado de Lancaster, Pennsylvania y Waco, Texas. Ambos hemos tenido el privilegio de servir como pastores principales de iglesias que ayudamos a levantar y vimos crecer hasta llegar a ser congregaciones de unos pocos miles de miembros. Nuestras iglesias tienen escuelas de capacitación para líderes que han enseñado a cientos de líderes cristianos que ahora sirven en las naciones del mundo. Dios ha llamado a cada uno de nosotros a liderar un movimiento de sembrar iglesias en muchas naciones, a través de misioneros y líderes de la iglesia enviados por las congregaciones donde hemos servido.

Estamos muy conscientes de que todo lo que hemos experimentado se ha logrado completamente por la gracia de Dios y el poder del Espíritu Santo. Ambos estamos totalmente convencidos que el mayor catalizador para el crecimiento espiritual es mantener nuestro enfoque en Jesucristo y tener su corazón en las necesidades de los que nos rodean.

Creemos apasionadamente que cada cristiano es un ministro; que el Señor "nos capacitó para que seamos ministros de su nuevo pacto" (2 Co. 3:6). Somos parte de una comunidad de personas que están caminando juntas en los valores sencillos del Reino: amar a Jesús con todo su corazón, invirtiendo deliberadamente en la vida de otros, y amando a aquellos que no lo conocen. Estas tres verdades nos han unido y han cambiado nuestras vidas.

Sabemos que no hay nada especial en nosotros. Somos realmente, individuos comunes y corrientes que simplemente amamos con pasión a Jesús y sus propósitos. Si Dios puede usarnos, ¡él puede usar cualquier persona! Dios quiere que seamos verdaderos; Él ama la autenticidad. Nuestras jornadas comenzaron hace décadas cuando Dios nos habló por separado en Pennsylvania y en Texas y cada uno de nosotros, simplemente respondió: Te amamos, Jesús y queremos hacer todo lo que está en tu corazón.

LARRY KREIDER (CONDADO DE LANCASTER, PENNSYLVANIA)

JIMMY SEIBERT (WACO, TEXAS)

LA

PASIÓN

1

Nuestra pasión por Jesús y sus propósitos en la Tierra

Cómo Dios ha usado nuestros viajes personales para apasionarnos en amar a Jesús y a los demás

Hace unos años, un grupo de pastores de una iglesia grande en el medio oeste de los Estados Unidos nos visitó en la Antioch Community Church en Waco, Texas. Mientras los llevaba en un recorrido por nuestras modestas instalaciones, nos asomamos a la escuela de entrenamiento de nuestra iglesia. Escuchamos cómo una de nuestras parejas plantadoras de iglesias compartía acerca de sus experiencias de servir en Mongolia y el Himalaya, amando a Jesús en medio de su viaje, invirtiendo en la gente y viendo vidas cambiadas.

Cuando terminamos el recorrido, yo (Jimmy) le dije a nuestros invitados: Bueno, caballeros, eso es todo. No es nada fantástico, somos personas bastante simples. De hecho, hemos optado por dedicar nuestro tiempo y energías en solo un par de cosas: buscamos amar a Jesús con todo nuestro corazón y conocerlo todos los días; invertimos intencionalmente en las vidas de las personas para que ellos puedan invertir en otros, y estamos comprometidos con alcanzar al perdido, ya sea aquí o en el resto del mundo. Cada año aprendemos más acerca de estas tres cosas, y de ahí provienen la mayoría de nuestros frutos.

Mientras caminábamos de regreso hacia nuestras oficinas, vi lágrimas rodar por la mejilla del pastor principal. Él me dijo: Sabes, yo solía ser bueno con esas cosas también, pero quince años y varias miles de personas después, me parece que soy bueno en todo, excepto en esas cosas.

Historias como estas nos hacen conscientes de que nuestro camino de sencillez y devoción por Jesús, tiene un poder tremendo. No estamos haciendo nada nuevo; todo lo que queremos ser proviene del modelo sencillo y claro que se encuentra en la Escritura. Estamos comprometidos con darle a todos la oportunidad de amar a Dios, invertir en la vida de las personas y ver a los perdidos venir a Cristo.

Dios nos ha llamado, a su Iglesia, a amarlo con todo nuestro corazón, alma, mente y fuerza. Él nos ha llamado a amarnos unos a otros. Él nos ha llamado a amar a la gente que no lo conocen. Y Él nos ha llamado a celebrar todas estas cosas en comunidad. Creemos que este tipo de iglesia es lo más emocionante y poderoso que está sucediendo en el planeta.

Amar a Jesús. . . amar a su pueblo. . . amar a los perdidos. No hemos encontrado nada más gratificante en la vida. Para nosotros dos, conocer y amar a Jesús ha sido la aventura de nuestras vidas. Ha sido más emocionante de lo que jamás imagináramos. Como líderes de iglesia durante muchos años, nos hemos propuesto formar a la próxima generación para que persiga una relación apasionada con Jesús en sus lugares privados de oración, así como en su vida cotidiana. Atesoramos el privilegio de ver a creyentes jóvenes crecer en aquello para lo que todos fuimos creados: una pasión por Jesús y sus propósitos en la tierra.

El camino de Jimmy a Jesús

Como un estudiante de secundaria en Beaumont, Texas, empecé a darme cuenta de que los amigos, los deportes y las fiestas no estaban llenando la necesidad profunda en mi corazón. El domingo por la mañana, me sentaba en la parte posterior de las iglesias, muchas veces después de estar fuera casi toda la noche, con la esperanza de oír algo que hiciera a Dios real para mí. Lamentablemente, los dos o tres lugares que visité no fueron capaces de comunicarme claramente cómo podría conocer a Dios. En la tercera visita, decidí dejar fuera de mi mente la búsqueda de conocer a Dios.

Pero Dios vio el anhelo en mi corazón, y Él divinamente intervino para satisfacer mi necesidad con la realidad del evangelio. En abril de 1981, mientras yo estudiaba en la escuela secundaria, un amigo compartió conmigo algunas grabaciones sobre el fin de los tiempos. El hombre que hablaba en esas grabaciones dio una presentación clara del evangelio. Yo había oído que Jesús ama a todos y que murió en una cruz, pero nunca antes había oído que yo tenía que responder a este mensaje. Yo no sabía que podía conocer a Jesús personalmente. A través de este simple testimonio del hombre y su explicación, me di cuenta de que necesitaba tomar una decisión.

Esa noche, cuando me fui a casa, mi hermano mayor, David, estaba de visita desde la Universidad de Baylor. Yo sabía que David había experimentado a Dios en la universidad, aunque no estaba muy seguro de lo que le había sucedido. Lo único que sabía era que ahora, cuando estaba en casa, oraba antes de las comidas. Eso era diferente.

En retrospectiva, tengo que reírme de algunas de sus oraciones. En su intento de compartir el evangelio con nosotros, un día de acción de gracias, oró algo como esto: Señor Jesús, te doy gracias por amarnos y tener un plan perfecto para nuestras vidas. Todos somos pecadores y hemos caído de tu gloria, pero si nos arrepentimos y volvemos a ti, Jesús, entonces tú nos salvarás y harás nuevas criaturas. Gracias por esta familia y por estos alimentos. Amén. En ese momento, supe que él estaba tratando de decir algo, pero no estaba seguro de lo que era.

Cuando llegué a casa después de escuchar aquella grabación, fui donde David y le dije lo que había oído. Compartí con él lo que había entendido sobre el evangelio y le pregunté qué pensaba al respecto. Sabiamente, me preguntó: Bueno, ¿qué piensas tú al respecto?

Respondí: Comprendo que esto es un gran compromiso. Tendré que vivir la vida de otra manera, y no sé si estoy listo.

David dijo: ¿Tú crees que Jesús es quien dice ser y que Él tiene vida eterna para nosotros?

.

Bueno, me desafió, ¿qué estás esperando?.

Cuando dijo eso, me di cuenta de que Dios estaba respondiendo al clamor de mi corazón. Me estaba invitando a la relación divina para la cual Él me había creado. Oré una simple oración con mi hermano aquella noche: Señor Jesús, he pecado contra ti y otros. Te quiero y te necesito en mi vida. Una paz increíble llenó mi corazón; una paz que nunca antes había conocido. Hasta ese momento, había estado corriendo de fiesta en fiesta y de logro en logro tratando de ser alguien y sentir que valía algo. Pero en ese momento de una simple respuesta a Jesús, me di cuenta de que era alguien: yo era su hijo.

Mi hermano se fue a la mañana siguiente para volver a la escuela. Antes de irse, me dijo que leyera la Biblia, que orara cada día, y dijera a todos que sabía acerca de Jesús. Él también me dio una película cristiana de B.J. Thomas llamada "Happy Man" (Hombre feliz). Con ese curso accidental de discipulado, ya estaba