Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

El Arca de la Alianza Divina

El Arca de la Alianza Divina

Leer la vista previa

El Arca de la Alianza Divina

valoraciones:
3.5/5 (3 valoraciones)
Longitud:
78 páginas
1 hora
Publicado:
10 abr 2014
ISBN:
9781311426512
Formato:
Libro

Descripción

La puerta del Arca está abierta. El Arca fue entregada a la humanidad siete veces. Pero, esta ya es la última. Súbete y asegúrate de no caerte. Conoce el simbolismo del Arca de la Alianza Divina, la sabiduría milenaria encerrada en su Arcano Secreto. Quien conozca el Arca puede Vencer todas las leyes de este mundo. Este libro es para toda la humanidad de todos los tiempos.

Publicado:
10 abr 2014
ISBN:
9781311426512
Formato:
Libro

Sobre el autor

Construyendo Universos LiterariosCiudadano LatinoamericanoCiudadano de la República de LiberlandCiudadano de Asgardia The Space Kingdom


Relacionado con El Arca de la Alianza Divina

Leer más de Adolfo Sagastume

Libros relacionados

Vista previa del libro

El Arca de la Alianza Divina - Adolfo Sagastume

Tabla de Contenidos

Introducción

El Misterio de las Siete Arcas

El Arca de la Alianza para Adán y Eva

El Arca de la Alianza para Noé

El Arca de la Alianza para Abraham

El Arca de la Alianza para Moisés

El Arca de la Alianza para Jesús

El Arca de la Alianza para el Quinto Ángel

Conclusión

Introducción

En el nombre glorioso de la divinidad, cuya morada está permanentemente en los cielos, y que la humanidad percibe con lo más hermoso de su consciencia sutil, haremos un súper esfuerzo para conocer los espantosos sacrificios que las Huestes Celestiales han hecho para conseguir la amistad con los hombres de la tierra.

Desde los inicios mismos de la vida sobre la tierra, cuando aquellas humanidades primigenias inocentes fueron puestas en el tapete de la existencia, las salidas del Cordero de Dios fueron para vivir entre los hombres. En todas esas épocas de dorados recuerdos el Verbo se manifestó a la humanidad para conseguir una alianza con ella.

Siete son las razas que produce cada planeta antes de entrar en la hibernación eterna de la no manifestación. Y en cada una de ellas el Verbo ha estado presente para contemplar el curso silencioso de los siglos. Muchos lo conocieron y fueron muchos los nombres que recibió.

Habló en todos los lenguajes, en todos los idiomas, y hasta en las lenguas de fuego que perfilaron el conocimiento de las jerarquías divinas cuando vino a nosotros la revelación de las últimas manifestaciones del Eterno Yo Soy el Que Soy.

En este trabajo hacemos un estudio de la misericordia divina y su santa voluntad de establecer una exopolítica con la tierra, entendida ésta como la relación que se da entre seres de la tierra con seres celestiales en un plan de ayuda o rescate de la bestialidad para acceder a la luz del conocimiento, la sabiduría y los misterios divinos, que desde entonces nos están esperando en las misteriosas dimensiones de luz que están protegidas por querubines de fuego ardiente.

Nuestra investigación está cimentada en la revelación de la Biblia porque consideramos que es la plataforma reflexiva más generalizada en el grueso de la humanidad. Así conseguimos un enfoque más cercano a las posibilidades reveladoras, lo cual habría sido imposible si adquiriéramos como base fundamental de nuestras reflexiones los mundos y los universos en donde la luz es más brillante y las melodías del verbo sagrado se manifiestan con mayor libertad y donde resuenan los murmullos románticos de las eras que ahora solamente se encuentran en la nostalgia de los suspiros.

Al hacer este esfuerzo tenemos la consciencia de que muchos prosélitos de las caricaturas divinas, los productores masivos y multitudinarios de esculturas de la corriente de los baales, la idolatría o adoración a los dioses de vidrio, aserrín, paja, hojalata, yeso, bites, piedra o madera, pegarán el grito en el cielo. Porque no tendremos lástima de los violadores de la Alianza Divina.

Sin embargo, si tú estás marcado con la sangre del Cordero, como los hebreos marcaron los postes de sus puertas en Egipto, cuando el Ángel del Señor eliminó a los primogénitos de todos los egipcios en una sola noche, no tienes nada que temer. Al contrario, descubrirás la grandeza amorosa del cielo para con nosotros los terrícolas que nada merecemos.

El Arca de la Alianza Divina habla de una sola Alianza que el Cielo ha estado repitiendo en muchas formas, épocas y circunstancias. Nosotros hacemos memoria de Siete intentos de revivir la Alianza. Sin embargo, sabemos que una persona más despierta que nosotros bien podría concebir, detectar y plantear algunas otras que a nosotros no nos fue permitido visualizar y tampoco presentar. Además, esto sí podría ser posible, más adelante, también son perceptibles variados y heroicos intentos de diplomacia celestial con otros pueblos extraños que no son ni tienen nada que ver con los hebreos.

Buscamos establecer un vínculo de comunicación con toda la humanidad y ese es el motivo, razón o circunstancia, por la cual no hablamos en términos puramente iniciáticos sino que abordamos un lenguaje más bien bíblico, con sabor judeocristiano, para tener la anhelada honra de llegar a los corazones y las consciencias de nuestra civilización actual.

En ese sentido, estamos conscientes que los seres pioneros que conservan el liderazgo de la luz comprenderán el texto con suma facilidad. Al abordar la temática como uno más de la muchedumbre ganaremos el terreno anhelado y los corazones de las mayorías de esta amada humanidad doliente.

El Arca de la Alianza Divina habla de esa Alianza que el terrícola no ha sabido honrar. Sin embargo, la maravillosa presencia de Nuestro Padre Celestial, con su ejército de millones de Seres de Luz, insiste una vez tras otra por conseguir un puñado de adeptos que estén dispuestos a mantener en su condición más prístina la amistad entre el Cielo y la Tierra.

Ir al inicio

El Misterio de las Siete Arcas

Así como el Glorioso Cordero Inmolado desde la Eternidad dijo, que no solo había que perdonar siete veces, sino setenta veces siete, de la misma manera y por las mismas razones o circunstancias bien podemos decir y sostener que no solamente ha habido siete Arcas, sino que también hubo setenta veces siete, es decir, incontables Arcas del esfuerzo más intenso que la divinidad hizo, está haciendo y hará con la humanidad para ennoblecerla y conseguir el anhelado éxodo de la esclavitud bestial del ego hacia las tierras que manan leche y miel de las planicies celestiales y de los mundos internos.

La paciencia divina no tiene límites, el proyecto de dignificación de la humanidad fue trazado a la perfección, no hay error. El llamado al hombre bestial se repite una vez tras otra de una y mil formas posibles. Todas las generaciones han escuchado el resonar del verbo sagrado, el cuerno de Dios, la trompeta anunciadora, la súplica, el llanto divino para que se acerque a la fuente de la vida. Y una vez tras otra el hombre ha pisoteado los acuerdos, los pactos, las alianzas con la divinidad.

A estas alturas de los siglos, la humanidad actual ha entrado en la pendiente oscura de los tiempos de Noé. Han tomado el portafolios de la divinidad y lo han tirado al suelo y con sus

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre El Arca de la Alianza Divina

3.7
3 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores