Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Quitando Capas de la Cebolla. El camino de la mente al corazón.

Quitando Capas de la Cebolla. El camino de la mente al corazón.


Quitando Capas de la Cebolla. El camino de la mente al corazón.

valoraciones:
4/5 (5 valoraciones)
Longitud:
644 páginas
8 horas
Editorial:
Publicado:
13 jul 2013
ISBN:
9781301200399
Formato:
Libro

Descripción

***Best Seller eBook España 2017 y México 2021***
***Edición especial: Incluye DE REGALO "Ámate, sin esperar que los demás lo hagan por ti" y la obra "100 Verdades que aprendí de la vida y 10 Poemas de amor***

-Una auténtica hoja de ruta hacia la felicidad-

Luz Boscani nos propone un método revolucionario y efectivo para que podamos transitar el camino de la mente al corazón, del ego al Ser. Para que cambiemos los patrones mentales que nos producen infelicidad y desarrollemos nuevos y saludables hábitos de pensamiento que nos conduzcan a una mayor conexión con nuestro verdadero yo.

Quitando Capas de la Cebolla, es el primer libro que cuenta cómo podemos transitar el camino hacia el no estrés, hacia la libertad, hacia una nueva realidad. Detalla cómo eliminar las capas de pensamientos que cubren nuestro Ser y nos producen angustia. Atraviesa todas las etapas de la vida convirtiéndose en una extraordinaria guía práctica para muchas generaciones.

Con su dulzura y su visión clara y sabia de la existencia, la autora nos demuestra que todos podemos llegar a ese estado tan deseado. Nos cuenta que el viaje es para los buscadores de verdades Universales y que ¡sí! podemos crear la realidad que anhelamos materializando nuestros sueños.

Un maravilloso manual para los padres que desean acompañar a sus hijos por el camino de la felicidad y la libertad. También, para todos los adolescentes que atraviesan situaciones superadoras en la etapa escolar y para todos aquellos que padecen de estrés y no logran encontrar el sentido de sus vidas.

Para leer este libro, no hace falta que nos consideremos personas espirituales. Para pelar nuestra cebolla, para desintoxicar nuestra mente y nuestro cuerpo, sólo necesitamos tener infinitas ganas de ser feliz, de superarnos y de caminar hacia el dulce amor que habita en nuestro interior.

Visita www.luzboscaniygaelrodriguez.com
Descubre, cada día, pensamientos poderosos para una vida maravillosa.
Síguenos en TikTok @luzboscaniygaelrodriguez y en YouTube: Luz Boscani y Gael Rodríguez

Es uno de esos libros de cabecera para leer y releer y aplicar de acuerdo con las distintas etapas por las que pasamos ¡Excelente!
Patricia Hernández

Lo recomiendo a todo los que desean superarse, sentirse motivados y ser felices. Te ayuda a reconocer los mecanismos de la mente y los pensamientos que te hacen daño.
Julia Acosta O.

Me lo recomendó un amigo que hace yoga y gracias a él mi vida cambió para siempre. Lo he leído varias veces y todavía me cuesta creer cómo tardé tanto en vivir mi vida y en ser feliz.
María P. Olivera

Lectura muy cercana, entretenida y gran cantidad de buenos mensajes. Lo recomiendo a todo el mundo y especialmente a adolescentes y jóvenes. Esta educación la deberían impartir en los colegios y ayudaría a los niños y jóvenes en su formación personal y académica.
Cliente Amazon.es

Es increíble. Nunca nadie antes había contado algo así. Luz dice con claridad todos los pensamientos que nos agobian y que no nos permiten ser felices. Es la biblia de la vida! Todos deberíamos tenerlo en casa :) Gracias Luz el mundo necesita personas como tú!
Carlos R. Díaz

Es un libro diferente para retornar a la sabiduría y el amor. Excelente! Gracias Luz!
Rocío, Cliente Google Play

Luz Boscani, nacida en Buenos Aires, Argentina, conocida como "La mujer del tesoro de valores" siempre se sintió movilizada por ayudar a las personas a alcanzar la felicidad. Licenciada en Marketing y con grandes éxitos en su trayectoria profesional, tras un profundo cambio volcó sus objetivos al servicio y la ayuda desinteresada. Hoy dedica sus días a escribir textos de autoayuda espiritual, amor, superación personal y bienestar.
Con un enfoque completamente nuevo conduce al lector a la sanación de forma sencilla y enriquecedora. Muchas personas vieron sus vidas transformadas tras poner en práctica los métodos de autoconoc

Editorial:
Publicado:
13 jul 2013
ISBN:
9781301200399
Formato:
Libro

Sobre el autor

www.luzboscaniygaelrodriguez.comLuz Boscani, born in Buenos Aires, Argentina, known as The Woman of the Treasure of Values, always felt moved to help people overcome their difficulties and achieve happiness. She has a degree in Marketing and had great success in her career, but after a profound change she gave up everything and turned her objectives to service and to selfless help. Today she dedicates her days to writing texts of spiritual self-help, love, personal growth, and well-being.Works like Removing layers of the onion, Become a Better You, and 21 answers reveal how Luz is a pioneer in the implementation of unusual methods as tools of personal growth and self-help. With a completely new approach, the reader is led to the healing of his or her life in a simple and enriching way. Many people say their lives transform after implementing the methods of self-knowledge and divine connection that Luz teaches.Her vision of life, her purity, and her sweetness moves even the most skeptical person. Through her words she manages to convey universal wisdom with clarity and great depth.Gael Rodríguez, known as The Celestial Poet, was born in Madrid, Spain. Mystic poet and writer. After marrying the love of his life, Luz, he retired with her to the top of a mountain, achieving self-realization and profound inspiration.Gael Rodríguez is, probably, the poet who has written the most about personal growth. His verses and essays create an authentic work of self-help. His mission is to offer people an instrument through which they can connect to their heart, find peace, and live in harmony and fullness with life.Ephemeral, The Powerful You, and his Poetic Collection of Personal Growth makes him a contemporary reference of transformational thinking.A fresh look, mystic and defiant, that creates a new poetic wave.Luz and Gael have become a spiritual and humanitarian writer couple that touch hearts around the world, with their more than 45 published titles. The remarkable growth in the Spanish-speaking electronic market has exceeded all expectations. Countries such as Mexico, Spain, Colombia, Chile, Ecuador, Argentina, and the USA lead the ranking of the best sellers.Books in English: Honey Heart, Ephemeral, Sri Sri. Poetry for Self-Improvement, 10 Steps to Create a True Relationship Forever, The Little Great Book of Love, 10 Foolproof Steps to Achieve Professional Success, The Little Great Book of Work and Thoughts to Reach Fullness 301 Selection of Quotes.They tell us: "If you persevere on the way to your heart and spend time studying and cultivating yourself, enhancing your virtues, you will undoubtedly reach true happiness.”Currently, the books of both authors are available in digital format through the most important distribution channels and international electronic bookstores. Among them: Amazon, iTunes, Kobo, Google Play, Sony Readers, etc..........................Luz Boscani, nacida en Buenos Aires, Argentina, conocida como La mujer del tesoro de valores, siempre se sintió movilizada por ayudar a las personas a superar sus dificultades y alcanzar la felicidad. Licenciada en Marketing y con grandes éxitos en su trayectoria profesional, tras un profundo cambio renunció a todo y volcó sus objetivos al servicio y la ayuda desinteresada. Hoy dedica sus días a escribir textos de autoayuda espiritual, amor, superación personal y bienestar.Obras como Quitando capas de la cebolla, Lo mejor de ti, 21 respuestas y Hridaya revelan cómo Luz es precursora en la implementación de métodos innovadores como herramientas de superación personal y autoayuda. Con un enfoque completamente nuevo conduce al lector a la sanación de su vida de una forma sencilla y enriquecedora. Muchas personas vieron sus vidas transformadas tras poner en práctica los métodos de autoconocimiento y conexión divina que Luz imparte.Su visión de la vida, su pureza y dulzura conmueven a la persona más escéptica. Logra, a través de sus palabras, trasmitir sabiduría universal con claridad y una gran profundidad.Gael Rodríguez, conocido como El Poeta Celestial, nació en Madrid, España. Poeta místico y escritor. Tras casarse con el amor de su vida, Luz, se retiró junto a ella a la cima de una montaña, logrando la autorrealización y la más profunda inspiración.Gael Rodríguez es, probablemente, el poeta que más ha escrito sobre superación personal. Sus versos y ensayos crean una auténtica obra de autoayuda. Su misión es ofrecer a las personas un instrumento mediante el cual puedan conectar con su corazón, encontrar la paz y vivir en armonía y plenitud con la vida.Efímero, Tu Yo Poderoso y su Colección poética de superación personal lo convierten en un referente contemporáneo del pensamiento transformacional.Una mirada fresca, mística y desafiante que crea una nueva corriente poética.Luz y Gael se han convertido en la pareja de escritores espirituales y humanitarios que conmueven corazones en todo el mundo, con sus más de 45 títulos publicados.El notable crecimiento en el mercado electrónico de habla hispana ha superado todas las expectativas. Países como México, España, Colombia, Chile, Ecuador, Argentina y EEUU encabezan el ranking de los más vendidos.


Vista previa del libro

Quitando Capas de la Cebolla. El camino de la mente al corazón. - Luz Boscani

AGRADECIMIENTOS

A mi marido, por su sabiduría, su grandeza, su dulzura, su calma y su apasionante alma de poeta. Por haberme dado su amor y apoyo incondicional para que pudiera escribir una vez más. Por llenar mis días de agradecimiento. Por transitar junto a mí el camino del amor divino. Por haberle dado significado a mi vida. Por haberme mostrado el infinito.

A mi familia, por dejarme ser. Por ofrecerme diluvios de amor y sonrisas. Por su comprensión. Por apoyarme a cada paso que doy.

A mi Maestro, por llevarme de la mano hacia la eternidad.

A todos aquellos escritores y Maestros que me han ofrecido su conocimiento profundo y su sabiduría haciéndome sentir inspirada.

A todas aquellas personas que me leyeron y abrieron su corazón confiando en mí.

A la montaña donde vivo, a su conmovedor entorno. A los pastores y sus rebaños, a las aves que surcan con sus alas el cielo y a todas las criaturas que componen la naturaleza bruta que rodea mi casa. Ese pedacito de tierra me proporcionó las vibraciones y la energía necesarias para que me sintiera inspirada y conectada.

A todas las personas que se cruzan en mi camino y me dan la oportunidad de expresarles amor y dulzura. A aquellos que me lo devuelven con sonrisas.

A los que colaboran en difundir este conocimiento para que cada día sean más las personas que se sienten libres y llenas de sentido.

INTRODUCCIÓN

¿Qué necesita el ser humano para ser plenamente feliz, para encontrarle un sentido a su vida? Es una pregunta que siempre resonó en mi corazón. Afortunadamente, en mi destino estaba grabado emprender el camino espiritual y encontrar las respuestas a todas mis preguntas sobre la vida.

Lo que necesitamos para ser felices es no tener estrés.

Simple, claro y contundente. Y para no tener estrés debemos regresar a nuestro Ser interior, ya que es en la mente donde se genera este síntoma tan indeseado.

Yo pude bajar mis niveles de estrés gracias a mi dulce Maestro Sri Sri Ravi Shankar, el que me guió en el recorrido de la mente al corazón. Allí fue donde encontré la dicha, la paz y el amor que necesitaba.

Por aquel entonces, escribí el libro Escucha tu corazón, salva tu vida, contando todo lo que tuve que transitar para bajar a mi corazón y encontrarme con mi alma, intentando ayudar a todas aquellas personas que se sintieran identificadas con mi historia.

Pero después de ese aprendizaje, he desarrollado un método que me gustaría que juntos llevemos a cabo. Algo que nadie nos explica y que nos conduce directo al alma. Consiste en identificar cada capa que nos hace infelices y eliminarla. Porque al igual que una cebolla, poseemos muchas capas. Lustraremos, pues, de a poco ese diamante o Ser interior que se encuentra tapado de polvo o basura mental.

Es importante que sepas que este es un camino de ida. El camino espiritual nos lleva al amor puro y a adquirir sabiduría que nunca olvidaremos.

Para ponerlo en práctica, no solo debemos identificar el pensamiento que nos afecta, aquellos patrones mentales dañinos que hemos alimentado durante largos años y se han convertido en un mal hábito. También es importante soltarlo, desecharlo o reciclarlo por uno nuevo positivo y que nos haga más felices. Entonces, repetiremos en voz alta y como un mantra la frase poderosa que verás resaltada al final de cada contenido, ya que ella nos ayudará en todo el proceso. Y gracias a su repetición se incorporará a nuestros corazones de una manera muy natural generando las defensas apropiadas para contraatacar ese virus.

Una vez que nos hayamos conectado con nuestro Ser y a medida que vayamos remplazando una idea dañina por otra que nos produzca bienestar, podremos desarrollar una nueva vida. Crearemos una realidad diferente, podremos disfrutar y comprobar que nuestros pensamientos pasados nos perjudicaban y que somos dueños de hacer con nuestra vida lo que más nos guste.

La realidad que vemos no es más que el reflejo de nuestra mente. Es importante que detectemos que todo lo que nos sucede en esta vida no es externo. Que no estamos inmersos en una vida llena de desdichas y no podemos hacer nada al respecto. Esta última sería la reflexión de una persona holgazana que pretende no tomar el control de su vida y, por ello, los resultados arrojados serán lamentables.

Al tomar coraje y producir este cambio de pensamientos es cuando la realidad manifestada se torna diferente y toma la forma que siempre quisimos.

Tú te preguntarás: ¿Qué es una capa?.

Una capa es todo aquel pensamiento, idea o concepto que almacenamos en nuestra mente y que cubre nuestro Ser. Esta capa no nos permite ser felices y avanzar hacia nuestra leyenda personal. Es decir, que poseemos millones de pensamientos, de los cuales muchos son absolutamente dañinos, nos generan estrés, ruido en nuestra mente y agitación en el corazón.

Como mencioné en el libro Escucha tu corazón, salva tu vida:

"Dicen que hasta los tres años los niños son completamente espontáneos, libres, sinceros y felices. Que no tienen ninguna preocupación y son completamente transparentes. Se manejan con libertad y no tienen miedo al ridículo, no les importa el qué dirán ni ninguna regla social.

De adulta comprendí que gran parte del problema de la sociedad es no poder ser libre y natural. Para ser más específica, a partir de esa edad le añadimos a nuestra alma una capa encima de la otra hasta cubrirla por completo con una coraza, que luego es difícil de quitar. Así, nos endurecemos y comenzamos a pertenecer a un mundo de personas a las que me gusta llamar en mente, en vez de personas en corazón.

El camino de la mente al corazón parece ser corto, apenas unos centímetros de distancia; sin embargo es el más arduo y extenso.

Mi historia es acerca de cómo quitar capa tras capa para que reluzca mi Ser, quien soy realmente. Fue entonces cuando mi vida se abrió como la flor más hermosa".

Ahora que sabemos que para poder ser felices debemos quitar todas esas capas o pensamientos nocivos, debemos accionar. Para ello hay que tener una buena dosis de fuerza de voluntad y coraje. Porque el camino espiritual requiere de un gran poder y control mental. Pero no se asusten porque todos, absolutamente todos, más allá del sexo o la edad, podemos emprenderlo.

Antes de seguir, me gustaría compartir un cuento llamado Sachi, de Dan Millman, que descubrí en el libro Sopa de pollo para el alma.

Poco después del nacimiento de su hermano, la pequeña Sachi empezó a pedir a sus padres que la dejaran sola con el nuevo bebé. Como ellos temían que, al igual que la mayoría de los niños de cuatro años, la pequeña estuviera celosa y quisiera golpear o sacudir a su hermano, le dijeron que no. Pero Sachi no daba señales de celos. Era bondadosa con el bebé y pedía cada vez con más urgencia que la dejaran a solas con él. Finalmente los padres decidieron permitírselo.

Jubilosa, la niña entró en la habitación del bebé y cerró la puerta, que sin embargo se abrió apenas, dejando una rendija, suficiente para que los curiosos padres pudieran observarla y escucharla. Entonces pudieron ver como la pequeña Sachi se acercaba silenciosamente a su hermano y, acercando su rostro al de él, le decía en voz baja:

Bebé, cuéntame cómo es Dios, que yo ya estoy empezando a olvidarme. –

Algunas personas lo llaman Tao, otros, Dios, otros, Energía Creadora y otros, Conciencia Divina, pero todos reconocemos que venimos de algo superior, que existe algo que ha creado todo este Universo. Lamentablemente, el Ser que llevamos dentro lo cubrimos con velos y comenzamos a perdernos en lo superficial. Perdemos quiénes somos realmente y nos sumergimos en el mundo del falso yo, es decir, el ego.

¿Pero cómo detectamos cuál es el momento en que comenzamos a dejar caer todo lo que nos hace mal? El momento del cambio, sucederá infaliblemente cuando digamos ¡basta! Cuando sintamos que es tan grande la angustia y el sentimiento de que algo está mal dentro de nosotros, que no podamos seguir más con esa situación. Aquel día en que ya no nos sirvan las verdades que aprendimos en el pasado y que necesitemos encontrar una explicación más profunda a toda la creación. Ese día en el que toquemos fondo, abrimos el corazón al mundo paralelo de divinidad que existe y que hemos ignorado por completo en el pasado. Se abrirán los canales internos que tuvimos obstruidos por años.

Todo aquello que has experimentado con tus cinco sentidos, que son completamente limitados, carecerá de valor. Serás un buscador de verdades universales. Comenzarás a hacerte preguntas más profundas y empezarás a buscar tu sentido en esta vida, tu misión.

Como dicen los textos espirituales, vemos el mundo con nuestros ojos, pero no son los ojos los que ven sino la mente. Ella, es la que a través de esa herramienta, ese sentido, percibe la totalidad de la vida. Es como un reflector y a partir de allí creamos nuestra realidad aferrándonos a todo tipo de objetos materiales, escenarios externos y emociones tóxicas. Pero un día damos vuelta ese precioso reflector y comenzamos a iluminar lo que tenemos dentro de nosotros. Queremos saber qué hay más allá de esta realidad. Cerramos los ojos y nos enfocamos en nuestro Ser. Allí descubrimos lo que buscamos desde siempre y hallamos la paz necesaria, el amor infinito y la inmensa alegría que nos mantendrá como espectadores del corto sueño que estamos viviendo.

El trabajo será arduo y el camino estará lleno de renuncias. En algunas capas que están adheridas a tu Ser muy fuertemente sentirás que debes esforzarte y ahondar un poco más. En aquellas que has adquirido hace pocos años, el trabajo será más liviano. Pero créeme que es tan reconfortante el resultado que vale la pena transitar ese camino.

¿Cuáles son los beneficios?

• Una mente libre de estrés.

• Una sonrisa perdurable e inamovible.

• Mayor energía.

• Equilibrio y bienestar.

• Un sentimiento de felicidad absoluta.

• Dejan de existir las emociones negativas, el sufrimiento o los pensamientos tóxicos.

• Una sensación de descanso profundo.

• Una fe infinita.

• Inspiración.

• Los sueños se convierten en realidad y la vida se llena de milagros.

• Un hermoso estado de desapego y desapasionamiento.

• Una sensación de amor profundo por toda la creación.

• Un estado de agradecimiento continuo.

• La bella sensación de sentirse bendecido.

Pero hay algo malo en este proceso y lo notaremos cuando alcancemos la meta. Es que nos daremos cuenta de que la vida es demasiado corta. ¡Sí! Algo que no notábamos cuando nuestra mente estaba llena de ruido y estrés. Y nos molestará porque, como seremos infinitamente felices, querremos vivir cientos de años.

De todos modos, lo importante es que comencemos este viaje con mucho entusiasmo, más allá de la edad que marca nuestro calendario, porque cuando nos reencontremos con nuestro Ser y vivamos en corazón, también comprenderemos que el tiempo es una ilusión y carecerá de importancia.

Debemos tener la paciencia suficiente y una fe absoluta en que quitando capa tras capa llegaremos a reencontrarnos con nosotros mismos, con nuestro verdadero yo. Con aquella alma divina que llegó a este mundo con todo lo que necesitaba.

¿Cómo se genera una capa?

Gracias a las experiencias vividas, aprendí que las capas que se adhieren a nuestro Ser se deben al aprendizaje que adquirimos desde pequeños. A partir de los tres o cuatro años aproximadamente ingresamos a lo que me gusta llamar jaula de oro, una especie de calesita, donde lo único que hacemos es saltar de un deseo a otro y girar sin llegar a ningún lado.

Aprendemos cómo comportarnos, nos enseñan que debemos estudiar para ser alguien en la vida, que debemos preocuparnos por lo que opinan los demás de nosotros y no hacer el ridículo, que debemos obtener riqueza y ser los mejores. También nos enseñan que Dios está en el cielo y no dentro de nosotros. Aprendemos que somos lo que tenemos y lo que logramos, entre muchas otras cosas más.

Por ello, debemos emprender un camino en el que vamos a desaprender todo lo que nos hace daño. La clave de este proceso es desaprender. Debemos generar un vacío. Y así, daremos lugar a nuevas ideas sanas y benevolentes.

¿Qué efectos produce una capa?

• Estrés.

• Enfermedades en nuestro cuerpo.

• Emociones negativas.

• Desamor.

• Vacío.

• Baja autoestima.

• Ira.

• Depresión y angustia.

• Soledad.

• Pérdida del sentido de la vida.

Quitando capas de la cebolla es un libro para que juntos identifiquemos los aprendizajes y pensamientos que nos frenan, que nos detienen para encontrar nuestro tesoro. Poco a poco, nos iremos quitando uno tras otro y profundizaremos en la espiritualidad hasta sentirnos libres por completo.

Quiero compartir contigo un bello texto de mi Maestro, titulado Regresando a casa:

Si no estás cansado, nunca llegarás a casa. Únicamente si estás fatigado, podrás descansar. Todo en el mundo te va a extenuar, pero solo una cosa no te agobiará y eso es el amor.

El amor no te cansa porque es un fin, es el hogar. No es posible agotarse cuando uno ama. En tu vida te mueves de un lugar a otro en busca del placer y sientes que cada vez está más lejos…, en algún otro lugar.

Mira tu vida. Un niño se aburre de jugar con sus juguetes y quiere nuevos. Molesto ya de sus nuevos juguetes, quiere que alguien juegue con él, quiere nuevos amigos. Crece un poco más y sus juegos cambian. El objeto del juego varía. Ya quiere algo más. Así que, ¡es como mudarse desde un tipo de cansancio a otro tipo de cansancio!

Cuando eras un adolescente, buscaste algo más que juguetes: "¿Cuál es la nueva película? ¿Cuál es la nueva moda? ¡Quieres tener para ti la mejor pareja! Te casas y forman una buena familia. Y luego, ¿qué? Quieres tener tu propia casa, hijos… Los que son solteros creen que los casados la pasan mejor. Los que son casados, ¡piensan que los solteros están mejor que ellos! Otros presuponen que la gente con hijos es más feliz. Todos los días, los matrimonios con hijos desean que éstos crezcan rápido para poder estar más libres. Esperan que alguien les dé un respiro, que cuide de sus hijos. Todo es extenuante.

Te mueves desde un camino espiritual a otro, de una práctica a otra. A veces la gente dice: ¡Oh, he meditado por veinte años! Ahora estoy harto de meditar. Por favor, no me pidas que haga otra meditación. Ya es suficiente, ¡es muy aburrido meditar!.

La gente no tiene tiempo. Le parece aburrido meditar. Y, ¿qué hacer entonces? ¿Adónde ir? ¿Cuándo descansaremos? ¿Dónde está el consuelo? ¿Dónde está esa paz? ¿Cuándo obtendremos ese amor que es tan consolador, tan eterno, tan dichoso?

Y no podrás descansar sino, ¡hasta que regreses a casa, a tu Ser!

Puedes permanecer un tiempo en este o en otro camino, pero no puedes quedarte por siempre. Es posible que te tomes unas vacaciones, pero en el fondo de tu mente está el impulso de seguir moviéndote. No hay realización. Es el deseo que te cansa, los tantos quiero que tienes en tu mente. Tu mente te cansa más que el trabajo físico.

Para muchos, el cansancio y el agotamiento provienen de pensar y de preocuparse, no derivan del trabajo. Pensar que necesitas un descanso, te pone inquieto. Pensar que tienes que trabajar duro, te cansa. Pensar que has trabajado mucho, te trae autocompasión.

Pero hay un lugar donde se puede descansar. Ese lugar es la Divinidad; es la entrega y es el amor. Y no podrás lograr esto a menos que estés realmente cansado, a menos que estés harto de todo. Es entonces cuando bajas los brazos. Y eso se denomina entrega.

Una vez había un rey, un emperador. Obtuvo lo que quería en este mundo, toda la riqueza; todo el continente estaba bajo su control. Pensó este es mi mundo. Miles de personas se hallaban bajo su mando; toda la riqueza, a su disposición; todos los placeres, a un chasquido de sus dedos. Podía chasquearlos y obtener todo lo que quería. Aunque eso no lo ayudaba a llegar a su hogar. Cada vez estaba más y más cansado.

Entonces partió a buscar un poco de conocimiento espiritual. Fue de un lugar a otro, recogiendo cosas aquí y allá. A pesar de eso, nada resultó. Todo parecía funcionar apenas por un tiempito. Finalmente, se sintió tan extenuado que renunció a todo. Eso tampoco funcionó. Ser un emperador, no funcionaba. Renunciar a todo, tampoco funcionaba.

Un día, se cayó cerca de un árbol. Estaba muy cansado de su búsqueda; cansado de no encontrar a su verdadero Maestro. ¡No es fácil hallar a un Maestro! Y aun si uno lo encuentra, es difícil reconocerlo como tal, así que lo dejas pasar. De manera que, finalmente, se desplomó bajo un árbol. En ese momento una hoja seca cayó desde lo alto. Se quedó mirándola y vio que la hoja volaba hacia el Este cuando el viento soplaba para el Este y volaba hacia el Norte cuando el viento soplaba para el Norte. Observando esto, algo le gatilló en su cabeza: el hacedor. Inmediatamente el yo quiero desapareció de su vida. ¡En ese mismo momento se dio cuenta de que ese instante era tan eterno! Y regresó a casa.

Vive tu vida de esa manera. Conviértete en una hoja seca. Acepta lo que la Divinidad te ha dado; flota en el momento. No te arrepientas del pasado, no te anticipes al futuro. Eso es lo que todos los Maestros iluminados dicen: Sigue practicando tú solo. Cuando sientas que ya no puedes hacer más, que todo es muy extenuante, entonces ven y descansa. Es por ello que el lugar donde están los Maestros iluminados se llama Ashram: es ese sitio adónde vas a liberarte de tu cansancio. Ashram significa esfuerzo. Ashram quiere decir un lugar donde se liberan los esfuerzos. Todo el cansancio –tanto físico como mental– desaparece. No debes esforzarte ni aún por la búsqueda de lo espiritual.

Simplemente siéntate aquí. Solo conéctate, siéntate y siente la Presencia. Sé parte de la Divinidad… y entonces verás que nada podrá importunarte en el mundo. Te convertirás en la fuente del amor. Estás en casa y ya nada te podrá irritar.

¡Qué hermoso texto! Simple, claro y profundo.

¿Has notado que lo que realmente necesitamos en la vida es descansar? Necesitamos regresar a nuestro Ser, donde ya no hay deseos, para sentirnos livianos y libres. Porque podremos tomarnos vacaciones, pero mientras miremos el mar o demos un paseo por la montaña, notaremos cómo nuestra cabeza está cargada de ruido, de miles de pensamientos que no nos dejan experimentar paz interior.

Hemos cargado nuestra mente tantos años… Aquí y ahora es el momento de vaciarla de aquella información inapropiada.

Nos acostumbramos a bañarnos todos los días y pasarnos cremas para cuidar nuestro cuerpo, pero nunca hacemos nada para limpiar nuestra mente y hacer relucir nuestra alma. Debemos eliminar pensamientos viejos y perjudiciales, aquella basura mental. Debemos meditar y estar en silencio, en reposo, para llenarnos de energía y que nuevos y sanos pensamientos puedan ocupar nuestra mente.

Debemos darnos cuenta de que somos lo que pensamos. Que nosotros creamos nuestra propia realidad y ella se basa en los pensamientos, conceptos e ideas que aprendimos. Es vital, pues, cuidar esos pensamientos, ocuparnos de elegir las ideas que tenemos en la mente, para poder obtener la felicidad y la realidad que deseamos. Por suerte la vida nos dio la posibilidad de elegir.

Parece muy simple decirlo de esta manera, pero es un trabajo muy duro llevarlo a cabo. Igualmente, lo primero y más importante es detectar que hay algo que no anda bien, algo que hace que no nos sintamos plenos. Reconocer que tenemos una capa es el comienzo.

Está estudiado por diferentes especialistas en todo el mundo, que para solucionar un problema lo primero que debemos hacer es identificarlo. Eso es gran parte de la solución, la que destraba el nudo y abre el camino.

Existen personas que piensan que su vida es maravillosa y que nada los controla, pero lamentablemente no se dan cuenta de que necesitan del alcohol para poder soltarse cuando van a una fiesta, o no pueden expresar lo que sienten debido a que sufren por el qué dirán los demás, por mencionar algunos ejemplos.

Existen tantas capas como personas en este mundo. Por ello, me limito a nombrar aquellas que considero más frecuentes o comunes. Para enumerarlas me he basado en mi historia de vida y en las experiencias que me han contado las personas que conocí mientras viajaba.

La mayoría de los pensamientos dañinos o basura mental se genera en las ciudades. Los resultados arrojados por diferentes estudios internacionales demuestran que las personas que viven en el campo y desarrollan su vida entera allí, poseen niveles muy bajos de estrés.

Esto me hace pensar que la ciudad y las leyes sociales de actuación nos absorben, nos llena la mente de ruido y nos hace ingresar en un juego interminable. Pero no solo engendra el problema, sino que también nos ofrece una solución temporal, como por ejemplo: clases de baile, cursos de yoga, tenis, fútbol, cine, compras, parque de diversiones, vacaciones laborales, etcétera.

No me gusta generalizar, pero considero que gran parte de estas actividades están hechas para darnos un recreo. Las necesitamos para distraernos y dispersar la mente, para ver si logramos quitar el estrés obtenido. ¿En dónde?, en la ciudad, el mismo lugar que nos lo ha proporcionado.

Muchas de ellas no las necesitaríamos si realmente viviéramos una vida libre, natural, haciendo lo que nos gusta, rodeado de las personas adecuadas y amándonos a nosotros mismos.

Por todo esto es que siento que estamos presos en una jaula de oro, de la que nos cuesta salir.

Cerremos nuestros ojos y meditemos unos minutos sobre ello.

Pido perdón en caso de que alguien llegue a sentirse ofendido por alguna apreciación, pero insisto, todo es subjetivo y basado en mi propia experiencia. La idea central de este libro es ayudar a las personas a liberarse del estrés y obtener felicidad en sus corazones. En absoluto quiero generar emociones negativas en nadie.

Como podrás observar en el índice, he realizado familias de capas. Es decir, asigné cada una a un aprendizaje inculcado por la familia, los amigos o la sociedad, entre otros. Pero la correcta lectura es que, más allá de dónde creo que se ha originado esa enseñanza, tú detectes si posees ese pensamiento tóxico y lo disuelvas. No importa si lo aprendiste en un grupo de amigos o en el colegio, lo importante es que detectes si esa idea mental o concepto te hace daño y que la dejes ir. Resulta fácil darse cuenta, porque sentirás que resuena dentro de ti, escucharás una voz interna que te hará sentir identificado.

También quisiera aclarar que no todo lo que aprendimos es malo. Nos han enseñado el no hacer daño a los demás, ser solidarios y respetar. Existen millones de familias hermosas, amigos entrañables, parejas dulces, trabajos apasionantes, maestros maravillosos y ciudades increíbles.

A todos ellos les dedico este libro y les agradezco con todo el corazón por haber dejado una semilla de amor en esta tierra.

Pero aquí en este libro nos toca lidiar con las capas malas, las que nos perjudican y no dejan que hagamos nuestros sueños realidad. Tengo una fe infinita en que este método ayudará a muchas personas a escuchar a su corazón y lograr la libertad absoluta.

Al igual que un animal se sacude y quita el barro que cubre su cuerpo, nosotros nos sacudiremos y dejaremos caer todo aquello que no nos deja avanzar hacia nuestro corazón.

Y si en algún momento del proceso sientes que no puedes eliminar algún pensamiento nocivo y te sientes frustrado y desmoralizado, no debes dejarte caer, debes traspasarlo, ya que es la única manera de avanzar. Porque la vida es de los que poseen coraje y fuerza de voluntad, no de los débiles. Debes poseer una fuerte fe y entregarte.

"La entrega ocurre cuando agachamos la cabeza y ésta llega al corazón".

Confía en el infinito poder del Universo.

Por otro lado, los grandes éxitos se logran gracias a la perseverancia. Si te sirve de consuelo, en mi caso en particular existieron algunas ideas de las cuales no me pude deshacer durante años. Pero claro, debo precisar que no poseía ninguna enseñanza espiritual y no tenía libros de sabiduría como tú tienes hoy en tus manos.

En estos casos te puede ser de utilidad hacer el siguiente ejercicio. Es realmente muy eficaz, gráfico y categórico.

Apunta en un papel todas aquellas capas con las que te sientas identificado. Ahora dobla ese papel en varios pliegos. Luego, si tienes la suerte de tener un jardín en tu casa, haz un pozo y tira allí el papel, para rápidamente taparlo con tierra. Así es como harás un entierro simbólico de todos aquellos pensamientos perjudiciales. Haz un minuto de silencio para despedirlos.

Si tienes una chimenea u hogar en tu casa harás el mismo procedimiento, pero en vez de enterrarlos los tirarás al fuego y verás cómo velozmente se queman.

Ahora ya sabes, cuando vuelvas a tener una capa que te frene, te acordarás que la has enterrado y te verás obligado a utilizar otra idea nueva y mejorada.

Y si este ejercicio no funciona solo debes recapacitar sobre la siguiente verdad:

En esta vida, todos absolutamente todos vamos a morir. Enterrarán nuestro cuerpo bajo tierra y todos llorarán alrededor del mismo. Mueren los médicos, los pacientes, las personas sanas, las enfermas, los lindos, los no tan lindos, los altos, los bajos, los jóvenes, los ancianos, los bebés, los musulmanes, los judíos, los católicos, los Maestros. ¿Acaso hay alguien que se salve de la muerte física? ¿Y alguien sabe cuándo se irá de este mundo? No. Me pregunto, pues, ¿Si la vida es tan corta y sé que me voy a morir, vale la pena que siga sufriendo?. No.

Siempre que me encuentro angustiada por algo que no ha salido como esperaba, reflexiono sobre esta frase y rápidamente me doy cuenta de que no tiene ningún sentido que sufra, porque pase lo que pase, todos llegaremos al mismo lugar de donde vinimos. Creo mucho en las vidas que tiene el alma y que la muerte es un nuevo despertar y una celebración. Y también en que lo único que vale la pena llevarse de este mundo es el amor que dimos y el que recibimos. Todavía no han creado un recinto contiguo a la tumba para que llevemos nuestras pertenencias y todo lo que fuimos acumulando en esta vida terrenal. Medítalo.

Como escuché alguna vez: Somos un espíritu viviendo en un cuerpo humano y no un cuerpo humano con un espíritu. El problema radica en que sabemos que vamos a morir y abandonar este cuerpo, pero por algún motivo actuamos como si fuéramos inmortales.

Además, no podemos vivir con el puño cerrado, ¿no es así? Hagan la prueba, cierren su puño y apriétenlo con fuerza. ¿Cuántos minutos pueden aguantar? No mucho. En la vida sucede lo mismo. No podemos estar toda la vida resolviendo un problema tras otro. No podemos estar continuamente sufriendo o sintiendo que algo no está bien y que vinimos a esta vida a sacrificarnos y a padecerla aguantando sus reglas. Llega un momento en que hay que abrir el puño y entregarse. Escuchar lo que nuestro corazón dice. Aunque muchas veces hable muy bajito, siempre está allí diciéndonos lo que verdaderamente nos producirá alegría y bienestar. Pero nuestra mente lo tapa con pensamientos.

Sé libre y escucha tu voz interior. Este pensamiento que asimilé hace pocos años es el mejor regalo que te puedo hacer. A mí, me salvó la vida.

Por último, quisiera darte un consejo. El proceso te resultará más efectivo si lees una capa por día. Te sugiero que reflexiones acerca de su contenido, de cómo afecta tu vida diaria y cómo accionarás para eliminarla definitivamente de tu Ser. Este es un libro con mucho conocimiento y es por ello que no es bueno leerlo de corrido como quien lee una novela, ya que no podrás asimilar correctamente tanta información.

Al igual que si nos comemos veinte naranjas juntas nos empacharemos, al leer una avalancha de conocimiento nos sentiremos aturdidos. Debemos coger una naranja, saborearla, mirarla, sentir su textura, oler su aroma y comerla lentamente para disfrutar su sabor al cien por ciento. Con esta lectura debemos hacer lo mismo.

¡Ahora sí! Volemos juntos y transitemos este hermoso camino de desapego, renuncia y reencuentro. Te prometo que ganaremos las alas que siempre deseamos y una vez que lleguemos livianos a la cima y sintamos ese amor tan inmenso e infinito, nada ni nadie nos detendrá para comenzar a volar.

Hay quienes dicen que no existen los milagros, pero a mí me gusta pensar que en esta vida todo es un milagro.

Luz Boscani

CAPÍTULO I

Capas de la familia

Antes de comenzar, me gustaría aclarar algo respecto a la familia y las enseñanzas que imparten a sus hijos o aquellas que se trasmiten entre hermanos.

Creo que los padres hacen todo lo mejor que pueden con el conocimiento limitado que tienen en ese momento. Siento en lo más profundo de mi Ser que gracias a ellos pudimos crecer y desarrollarnos como personas en un mundo que aparentemente no es nada fácil. Dan siempre lo mejor de sí para ofrecerles todo a sus hijos y que no les falte nada. Seguramente, estarás de acuerdo conmigo en esta apreciación.

Ellos no tuvieron un libro que les enseñara a ser padres y realmente debe de ser una tarea muy difícil. Con lo cual, en estas páginas no se trata de echarles la culpa.

Por otro lado, aprendieron con las mismas reglas y costumbres que la sociedad les impartió. Las enseñanzas se fueron transmitiendo de generación en generación.

Lo que debemos aprender en este libro es que nosotros tenemos todo el poder para cambiar nuestra realidad, si es que esta no nos gusta del todo, y materializar nuestros sueños. Más allá de lo que hayamos aprendido de nuestra familia, tenemos el poder de modificarlo.

Del mismo modo, considero fundamental que comprendamos que enojándonos o echándoles en cara lo que hicieron o dijeron, solo estamos generando conflicto con ellos y con nuestro propio Ser. Enfurecerse sería algo de muy poca sabiduría.

La familia es un valor muy importante para mí. Debemos estar agradecidos porque hayan invertido todo su tiempo y energía en cuidarnos. Realmente debemos agradecerles muchas cosas. Porque, además, en tantos años de vida juntos se habrán equivocado en ciertos temas, pero también habrán hecho muchas cosas buenas, ¿no es así?

Qué bueno sería poder reconocer esto y dejar ir el enojo. Los responsables de nuestra vida somos nosotros y siempre estamos a tiempo de cambiar para mejorar nuestra calidad de vida.

También soy consciente de que existen padres que han maltratado a sus hijos o no los han escuchado lo suficiente. Pero si realmente fuera así, ¿qué ganamos con pasarnos toda la vida sintiendo resentimiento y quejándonos? Absolutamente nada. Si no fueron los mejores padres, más aún debemos dejar ir todo ese pasado y rehacer nuestras vidas para no convertirlas en un largo y triste tango.

Te invito a detectar qué aprendizajes incorrectos has recibido, a modificar dichas enseñanzas y a soltar todo tipo de rencores.

EN LA VIDA HAY QUE SER ALGUIEN Y TENER UNA CARRERA UNIVERSITARIA PORQUE DE LO CONTRARIO PASARÁS HAMBRE

Tenemos muy pocos años, cuando nuestros padres, hermanos, tíos y amigos comienzan a preguntarnos: Y tú, ¿qué quieres ser cuando seas grande? Entonces decimos cosas tales como: pintor, músico, bombero, cuidador de caballos, etcétera. Profesiones u oficios que les encanta escuchar y todos sonríen.

Todos se divierten sin darse cuenta de que el mensaje es: "Tienes que hacer algo en la vida para ser alguien". Y el niño por dentro pensará: Pero cómo, ¿no soy alguien ahora?, ¿tengo que tener una profesión para ser persona?, ¿ahora qué soy?.

Pero allí no radica el problema, porque son muy pequeños y ellos saben perfectamente que no pueden trabajar y cumplir su sueño a tan corta edad. Lo que yo considero una capa comienza unos años más tarde.

Unos meses antes de finalizar la secundaria, nos sometemos a todo tipo de test de orientación vocacional y nos llenamos de conversaciones familiares para decidir qué vamos a ser. Por supuesto que a esa altura ya no hay sonrisas cuando decimos que queremos ser músicos, porque los padres consideran que una buena profesión para un hijo es ser: doctor, abogado, contador, ingeniero, entre muchas otras más que están bien valoradas por la sociedad.

En ese momento bloqueamos nuestro Ser con la coraza más grande. Perdemos la libertad por completo, las ganas de soñar y trabajar de algo en lo que nos sintamos inspirados.

Tú dirás: Luz, está bien lo que explicas, pero no pretenderás que un niño tan pequeño sepa lo que quiere. Normalmente esto lo decide cuando es más grande. Y yo te respondo que sí, probablemente no sepan bien lo que quieren a los seis o siete años y todo gire en torno a profesiones como actor, cantante, pintor… Pero estoy convencida de que un gran porcentaje de los chicos de diecisiete años quisiera ser lo que sintió de pequeño y, sin embargo, se convierte en un excelente médico porque sus padres le dijeron frases como estas: "Hija/o, piénsalo bien por favor, no puedes ser

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Quitando Capas de la Cebolla. El camino de la mente al corazón.

3.8
5 valoraciones / 0 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores