El Padre Eterno by Adolfo Sagastume - Read Online
El Padre Eterno
0% de El Padre Eterno completado

Acerca de

Resumen

SABIDURÍA GNÓSTICA: El Gran Padre-Madre tiene una manera muy especial de expresar el contenido misterioso de su sustancia. Todos los confines del universo comparten principios afines con el Inmanifestado. Cuando el Iniciado en los Misterios del Nacimiento Segundo se armoniza con Él, entonces surgen los Verbos Sagrados que vienen al mundo con el mensaje eterno del AMOR. Reflexiones conscientes en la esencia básica que compone el universo y la presencia luminosa del incognocible, el innombrable, el Padre Eterno.

Publicado: Adolfo Sagastume el
ISBN: 9781301400157
Enumerar precios: $4.99
Disponibilidad de El Padre Eterno
Con una prueba gratuita de 30 días usted puede leer en línea gratis
  1. Este libro se puede leer en hasta 6 dispositivos móviles.

Reseñas

Vista previa del libro

El Padre Eterno - Adolfo Sagastume

Ha llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrese para leer más!
Página 1 de 1

autor.

Tabla de Contenidos

Introducción

El Misterio del Padre Eterno

Las Muchas Gnosis

El Poder Creador

El Hijo Preferido

La Substancia del Gran Padre-Madre

Pistis Sophia Liberada

El Sonido Creador

Luz de Luces

Luz y Tinieblas

El Niño de Oro

La Energía de la Madre

Gnosis y Auto Gnosis

Estrategias Divinizantes

Las Siete Rondas

Dios es una Fórmula

Conclusión

Introducción

Mi Padre Interno procede del Gran Padre-Madre Universal, el Padre Eterno. Mi Padre Interno es luz proyectada, es Dios frente a sí mismo. Dios se proyecta y crea millones de rayos de luz, es decir, hijos de la luz. Así se auto-conoce de forma permanente y sin interrupción en medio del cielo estrellado. Esta es su divina voluntad. Y aquí les presento los niveles de comprensión que mi Padre Interno tiene de Él.

La voluntad del Gran Padre-Madre, agnostos theos, es fuerte con toda fuerza, rica dentro de sí misma y abundante. No hay nada más allá de la Voluntad del Dios Ignorado.

El Padre Interno reflexiona y comprende la Voluntad del Gran Padre-Madre. Su riqueza es su luz; su abundancia no se limita ni a sí misma; si se limitara, dejaría de ser El Padre, Espacio Abstracto Absoluto. Es el Ser de todos los Seres.

El universo visible no es el Padre Eterno. Es solamente un puente de expresión. Fue creado para reflejar el poder y la gloria de Dios. Y el Padre Interno tiene la misión de interpretar, comprender y saber la grandeza del mundo y las infinitas coordenadas que hacen contacto con la energía esencial del Padre Eterno.

El Gran Padre-Madre creó el universo con la substancia de sí mismo, partiendo de sí mismo. Multiplicó su esencia energética y la plasmó en las múltiples substancias, cosas y objetos del mundo, pero siendo en todas, no es solamente esas cosas. Está dentro de todas las cosas, sin ser ellas y sin convertirse en ellas, y sin embargo las abarca y no permite ninguna separación.

El Verbo Sagrado del Gran Padre-Madre suena y resuena en todas sus líneas creadoras, en todas sus coordenadas de manifestación; utiliza la substancia básica del universo como ventanas de expresión. Son los hilos de los que pende el Padre Interno y también son los caminos para establecer la danza de los mundos en donde el Gran Padre-Madre es siempre el eje que todo lo mueve, todo lo sustenta, lo armoniza y lo vuelve nuevamente a crear.

Ir al inicio

El Misterio del Padre Eterno

El Padre Eterno es el eje del mundo. Él es la energía primordial de donde proceden todas las energías. Es la síntesis de todo poder. Es la copa de la gloria y el bastón de grandeza. Lo representamos así pero él no usa bastón ni copa; él es en sí el principio sustancial del bastón y de la copa.

Cuando nuestro Padre Interno, el Maestro Interno, conoce esencialmente al Padre Eterno y descubre la sabiduría contenida en los hilos de relación, y mientras más los estudia, más sabio se hace, va de sabiduría en sabiduría, es decir, de Gnosis en Gnosis.

Estudiar los puntos de contacto con el Padre Eterno es asimilarlo, descubrirlo y acercarse a él. La Gnosis es la multiplicidad de grados de acercamiento que el Padre Interno realiza junto al Padre Celestial, eterno.

Cada paso tiene infinitas variantes cardinales. Pero todos conducen al Ser de Seres, al corazón de la luz. No hay agotamiento en ese crecimiento; el saber no encontrará el fondo nunca en el océano del universo. Si tuviera límites, Dios fuera limitado. Nadie puede poseer totalmente la grandeza de la sabiduría eterna. Los seres creados solamente pueden llegar a la comprensión de la voluntad del Padre.

Comprender y hacer la voluntad del Padre Eterno es convertirse en hijo aprobado. En ese sentido, no hay hijos buenos ni hijos malos. No hay oposición absoluta. Su paciencia no tiene límites, como sus hilos no tienen ningún límite. La espiral del saber siempre está frente al Iniciado Maestro, el Maestro Interno despertando, aquél que es