Disfruta de este título ahora mismo, y de millones más, con una prueba gratuita

A solo $9.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

Cómo Influir En Las Personas: Aprende a Ejercer la Influencia en Los Demás para Mejorar tus Relaciones Interpersonales

Cómo Influir En Las Personas: Aprende a Ejercer la Influencia en Los Demás para Mejorar tus Relaciones Interpersonales

Leer la vista previa

Cómo Influir En Las Personas: Aprende a Ejercer la Influencia en Los Demás para Mejorar tus Relaciones Interpersonales

valoraciones:
4/5 (9 valoraciones)
Longitud:
120 páginas
2 horas
Publicado:
Sep 21, 2012
ISBN:
9781301498512
Formato:
Libro

Descripción

Aprende cómo ejercer una influencia dominante sobre los demás. Un manuscrito descubierto recientemente enseña técnicas de control mental novedosas, provenientes de un estadista oriental antiguo.

Si realmente apuntas a la grandeza, riqueza y éxito en todas las áreas de tu vida, DEBES aprender cómo utilizar la influencia dominante sobre otros.

Toda persona exitosa entiende este hecho y utilizan ese poder todos los días para permitirse “tener” más, “hacer” más y “ser” más.

¡Aquí está tu oportunidad de hacerlo también...instantáneamente!

En este libro aprenderás:

* Cómo influenciar los pensamientos de otras personas a través del poder de la persuasión.
* Cómo recrear tus pensamientos para manifestarlos mediante palabras.
* Cómo generar poder al dar el ejemplo.
* Cómo dominar la toma de decisiones.
* Cómo aprovechar el poder de la ambición.
* Cómo conquistar a la perseverancia y la voluntad.
* Cómo conseguir concentración y hacerla trabajar para ti.
* Cómo utilizar la confianza para influenciar a los demás.
* Cómo dominar a los demás.

YORITOMO-TASHI, cuyos preceptos son presentados en este libro, está ubicado como uno de los tres mejores estadistas que Japón haya producido jamás. Era el revisor del código legal del Imperio, y el organizador del feudalismo militar, rescató a su tierra natal del abismo de desmoralización en el cual se había hundido.

En 1186 estableció la sede de su gobierno en Kamakura, donde organizó un cuerpo administrativo, similar en sus métodos y operación al gobierno metropolitano. Por lo que se sabe de su carrera pública, es evidente que solía ejercer una influencia dominante sobre las mentes de su gente. Para él, el arte de influenciar a los demás era la clave para el éxito.

Publicado:
Sep 21, 2012
ISBN:
9781301498512
Formato:
Libro

Sobre el autor

YORITOMO-TASHI, cuyos preceptos son presentados en este libro, está ubicado como uno de los tres mejores estadistas que Japón haya producido jamás. Era el revisor del código legal del Imperio, y el organizador del feudalismo militar, rescató a su tierra natal del abismo de desmoralización en el cual se había hundido. En 1186 estableció la sede de su gobierno en Kamakura, donde organizó un cuerpo administrativo, similar en sus métodos y operación al gobierno metropolitano. Por lo que se sabe de su carrera pública, es evidente que solía ejercer una influencia dominante sobre las mentes de su gente. Para él, el arte de influenciar a los demás era la clave para el éxito.


Relacionado con Cómo Influir En Las Personas

Libros relacionados

Vista previa del libro

Cómo Influir En Las Personas - Yoritomo Tashi

Serie de Eficiencia Mental

Cómo influir en las personas

Aprende a ejercer la influencia en los demás para mejorar tus relaciones interpersonales

Por Yoritomo-Tashi

Copyright 2012 by Yoritomo-Tashi

Digital Edition v. 2.4.7.13

© 2012 Editorial Imagen, Córdoba, Argentina

Editorialimagen.com

ISBN: 9781301498512

Smashwords Edition, License Notes

This ebook is licensed for your personal enjoyment only. This ebook may not be re-sold or given away to other people. If you would like to share this book with another person, please purchase an additional copy for each recipient. If you’re reading this book and did not pur-chase it, or it was not purchased for your use only, then please return to Smashwords.com and purchase your own copy. Thank you for re-specting the hard work of this author.

*****

Libros de Regalo

Muchas gracias por adquirir este libro. Nos gustaría aprovechar la oportunidad para obsequiarte un paquete que contiene los 3 libros más vendidos de nuestra editorial. Por tiempo limitado puedes conseguirlos visitando esta página: http://editorialimagen.com/smash-autoayuda/

*****

Anuncio

YORITOMO-TASHI, cuyos preceptos son presentados en este libro, está ubicado como uno de los tres mejores estadistas que Japón haya producido jamás. Era el revisor del código legal del Imperio, y el organizador del feudalismo militar, rescató a su tierra natal del abismo de desmoralización en el cual se había hundido. En 1186 estableció la sede de su gobierno en Kamakura, donde organizó un cuerpo administrativo, similar en sus métodos y operación al gobierno metropolitano. Por lo que se sabe de su carrera pública, es evidente que solía ejercer una influencia dominante sobre las mentes de su gente. Para él, el arte de influenciar a los demás era la clave para el éxito.

En las lecciones que el señor B. Dangennes ha extraído de las escrituras de Yoritomo-Tashi para presentar en este libro, son considerados los medios y formas en las que se puede influenciar a los demás.

Los publicadores

Recopilado por B. Dangennes

Traducido por Josué Rodríguez

*****

Tabla de contenidos:

Mediante la persuasión

La influencia de la mirada

A través de la claridad en el discurso

Mediante el establecimiento de un buen ejemplo

Mediante la decisión

Mediante la ambición racional

Mediante la perseverancia

Mediante el prestigio obtenido de la concentración

Mediante la confianza

La adquisición de un poder dominante

*****

Mediante la persuasión

LA PERSUASIÓN, según nos enseñó Yoritomo, se disfraza de dos formas distintas; una invade el alma como las moléculas invisibles de un bálsamo sanador vertido por una mano amable, que agradablemente se infiltra hacia nuestros sistemas, haciéndonos notar sus virtudes.

La otra forma podría ser comparada a los terribles vientos de los desiertos africanos. Si desde la primera hora en la cual uno siente su toque ardiente, no ha buscado la manera de evitarlo encerrándose a sí mismo mientras pasa, bloqueando cada hendidura y agujero que no haya sido sellado antes, nada podrá escapar a sus ataques. La arena imperceptible invade poco a poco todas las esquinas de las casas, e incluso alcanza partes del cuerpo humano. Sin importar qué tan protegidos podamos estar, podría incluso penetrar los labios y ojos cerrados, y pronto, esta cosa casi invisible se apodera de todos los hombres y se convierte en su preocupación constante.

La persuasión con malas intenciones es mucho más peligrosa, porque sabe cómo disfrazarse con los atributos externos más atractivos. Esto es lo que nos encontramos en la apariencia de los consejeros, cuyas palabras son siempre tentadoras, ya que adoptan la falsa apariencia de preocuparse por los demás. Con palabras sinceras y sonrisas comprensivas, estas personas que la mayoría de las veces no tienen nada que hacer en la vida, tratan de arruinar las vidas de los demás sin tan siquiera sospechar del crimen que están cometiendo de manera inconsciente.

Usualmente esas son el tipo de personas que hablan aparentemente de buena fe acerca de la libertad para vivir la vida de uno mismo. Son los que buscan esa sensación agradable pero momentánea, sin tan siquiera pensar acerca de la posible amargura que podría traer el mañana.

Tienen que aprender lecciones duras, a causa de todo eso; a menudo están obligados a sufrir durante días y semanas para poder pagar por un solo día de placer sin preocupaciones; pero estos días son olvidados pronto, o su ligereza de carácter es tal que prefieren llevarse a sí mismos hacia problemas serios en el futuro, en lugar de hacer cualquier esfuerzo en el presente para evitarlos.

Aquí Yoritomo, siempre preparado para dar ejemplos, relató la siguiente historia:

Una vez conocí a un hombre joven, el hijo de uno de mis amigos, que estaba sufriendo de cierta irresponsabilidad o ligereza de juicio.

No era de mal corazón, pero su afeminación y falta de fuerza de voluntad hacían de él una compañía indeseable para personas tales como sus jóvenes amigos, cuyas almas no estaban lo suficientemente templadas por la práctica de una apelación continua a dominar la fuerza o a hacer uso de ella

Un día estaba llamando a uno de sus amigos, cuyo padre ocupaba una posición importante en el senado, y había enviado a su hijo a la casa de uno de sus colegas para averiguar el resultado de un debate en el que él no había podido participar.

A propósito de una pregunta muy importante, de la cual un futuro favorable o desgraciado dependía; deseaba saber qué era lo que se había determinado en aquella sesión nocturna del senado.

Sobre la marcha, el hijo del senador le confió sus aprehensiones a su frívolo amigo. Para este joven hombre, estos importantes asuntos parecían algo sin importancia o incluso juego de niños, y se quejaba mucho acerca del aburrimiento que le provocaba el permitir que ese asunto arruinara una tarde en la cual ambos amigos se habían prometido mucho placer mutuamente.

Su respuesta llenó al hijo del senador de consternación; la sesión nocturna había tenido lugar y los asuntos más importantes habían sido debatidos. Sus adversarios habían atacado al senador ausente con una gran amargura.

Pero su amigo le dijo, ya que estos contratiempos seguramente podrían arruinar el placer al que estamos apuntando durante esta tarde, ¿por qué arriesgarnos? Podríamos decirle a tu padre que la sesión no se llevó a cabo, ¡y que todo está yendo bien!"

El hijo del senador se resistió; dijo que no se atrevería a mentirle a su padre. Pero su amigo se volvió incluso más insinuante: No será una mentira importante, y además, podrías tener la oportunidad de decir que entendiste mal lo que sucedía – de hecho, ¿realmente estamos seguros de que no ha ocurrido un malentendido?"

Para liquidar las últimas dudas de su amigo, el joven pretendió recordar toda la reunión, analizando sus detalles e inventando otros. Mientras tanto, decía que dirían que varias personas los habían detenido y cuestionado; ¿no era eso lo que había ocurrido?

Dijo tanto de una manera tan persuasiva, que al final el hijo del senador deliberadamente le dijo a su padre que la sesión programada para ese día había sido pospuesta hasta el día siguiente. Bajo la influencia de esa persuasión maligna, no sintió ni el más mínimo remordimiento por haber mentido, y disfrutó de una velada maravillosa.

Pero ¡ay! El día siguiente debe de haber sido terrible. Su padre y sus partidarios no llegaron a tiempo para frustar los planes de sus enemigos; su desgracia estaba decidida, y la orden para que cometiera el hara-kiri (suicidio ritual) le fue enviada.

Tras su muerte, sus efectos personales fueron confiscados y su hijo arrastrado hacia fuera de la miserable existencia del pobre ser cuya voluntad y dignidad no pueden ser consoladas.

El viejo filósofo no nos dijo si el amigo, causante de todos estos desastres, intentó solucionarlos ayudando a aquel al que había arruinado con su consejo detestable.

Pero es probable que, sintiendo en esta situación lo que otros sienten al estar conscientes de haber cometido acciones despreciables, haya seguido delante siendo indiferente ante estos sucesos, debidos únicamente a su ligereza de carácter. Esta es, de hecho, una característica común que existe en aquellos que son conscientes de su propia falta de habilidad para hacer incluso el mínimo esfuerzo para experimentar algún tipo de placer perverso al observar el fracaso de los demás.

Otra variedad de los agentes de la persuasión negativa son las personas a las que llamamos pesimistas, a quienes Yoritomo describe así:

"Uno debería huir de aquellos que han sido creados con una vida que recuerda a la quietud de la muerte. Sus almas están siempre en el estado en el que uno encuentra a un cuerpo en

Has llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrate para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Cómo Influir En Las Personas

3.9
9 valoraciones / 1 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (1/5)

    Esto le resultó útil a 1 persona

    Por qué interrumpen la lectura con mensajes ? Es muy molesto y por esta razón pronto cancelaré mi suscripción

    Esto le resultó útil a 1 persona