Empirismo de David Hume by Adolfo Sagastume by Adolfo Sagastume - Read Online

Acerca de

Resumen

Su sistema filosófico procede del Empirismo de Locke y del Idealismo de Berkeley. Es un sistema que representa el Escepticismo y el Fenomenismo absoluto.
Para Hume las ideas son meras copias de las sensaciones.
Escribió los siguientes libros:
“A Treatise on Human Nature” (Tratado de la naturaleza humana, 1739).
“Essays Moral and Political” (Ensayos de moral y política, 1742).
“An Enquiry Concerning Human Understanding” (Investigaciones sobre el entendimiento humano, 1748).
“Political Discourses” (Discursos políticos, 1752).
“Four Dissertations” (Cuatro Disertaciones, 1757).
“History of England” (1754).
“Dialogues on Natural Religion (Diálogos sobre religión natural, 1779).

Publicado: Adolfo Sagastume on
ISBN: 9781476437828
Enumerar precios: $4.99
Disponibilidad de Empirismo de David Hume
Con una prueba gratuita de 30 días usted puede leer en línea gratis
  1. Este libro se puede leer en hasta 6 dispositivos móviles.

Reseñas

Vista previa del libro

Empirismo de David Hume - Adolfo Sagastume

Ha llegado al final de esta vista previa. ¡Regístrese para leer más!
Página 1 de 1

Renacimiento.

Tabla de Contenidos

Introducción

Locke y el Problema del Entendimiento

¿Qué Percibimos?

John Locke

George Berkeley

David Hume

Tratado de la Naturaleza Humana

La Creencia en Hume

Baruch Spinoza

Sobre las Pasiones

El Problema de la Libertad

De la Moral

Reflexiones I

Reflexiones II

El Problema de la Voluntad

El Amor y el Odio

Introducción

El Empirismo es la experiencia sensible. Como tal sus antecedentes se remontan hasta Aristóteles. Empirismo viene del griego Experiencia.

El Empirismo tiene sus raíces, sus orígenes, en la experiencia sensible; ha estado presente en la actitud general de la filosofía.

Para nuestro estudio, veremos el Empirismo clásico inglés como un conjunto de obras que se dieron durante todo el siglo xvii y xviii y que pertenecen a los autores de la Filosofía Moderna inaugurada por Descartes, el cual coloca a la razón en el trono de toda verdad, siendo el yo pienso (el cogito) la base de toda su filosofía.

Las tesis cartesianas, que solo admiten la certeza, la verdad que procede del ejercicio de la razón, fueron negadas por el Empirismo, que aceptaba la concepción de la verdad por la experiencia sensible.

Las tesis cartesianas son compartidas también por los filósofos Leibnitz, Malebranche y, en cierta forma, por Spinoza. A fines de la Edad Media y principios del Renacimiento surgen otros racionalistas famosos: Galileo Galileo y Newton, que propugnaron la nueva ciencia.

El racionalismo confía ciegamente en la razón humana y en el yo pensante, así como en la ciencia.

Al Racionalismo se le opone el Empirismo como una reacción inmediata.

Santo Tomás de Aquino tomó de Aristóteles la base de que nada hay en el intelecto que no haya pasado antes por los sentidos, y dice: Nihil est in intellectu quod prius non fuert in sensu.

La oposición empirista va dirigida a la confianza desmedida que los racionalistas tenían de la razón y del yo o sujeto pensante.

En esta lucha surgieron también los empiristas Locke, Berkeley y Hume. Por estos representantes, en lugar de decir empirismo inglés sería mejor decir Empirismo Británico, porque Locke es inglés, si bien es cierto, pero Berkeley es irlandés, Hume es escocés y otro empirista que no había mencionado, y que influyó en Hume, Condillac, es francés. Después el empirismo inglés desembocó en una filosofía continental con las características de ser muy analítica.

De allí se pasa a la inauguración de una Filosofía Universal, con raíces nacionales, por la pertenencia de los diferentes filósofos a determinados países. Esto sucede ya bien entrado el siglo XVII, en pleno Renacimiento.

Los empiristas Locke, Berkeley y Condillac encarnan el ideal que tiene su culminación en la filosofía de David Hume. Ellos operan un desenmascaramiento de la razón, le quitan la máscara que Descartes le había puesto. Es hasta que llega Hume que esa máscara se remueve completamente.

La duda metódica cartesiana es una especie de escepticismo que pone en duda la realidad exterior.

En el cartesianismo, lo subjetivo es sub-jectum, lo que esta debajo. Descartes plantea el yo, como sujeto pensante, por primera vez. Antes de él, entre los griegos específicamente, no se usaba el yo, sólo se usaba el nosotros. Por esa razón, en el medievo, se dieron muchas obras anónimas.

El antecedente cartesiano se encuentra en el problema medieval de Fe y Razón. Hizo a un lado la fe y entronizó a la razón.

En el problema ontológico de San Anselmo (que decía que Dios es el pensamiento más elevado que pueda concebirse) encontramos el verdadero antecedente cartesiano. Al igual que San Anselmo, Descartes piensa que hay una idea tan grande que no hay otra mayor, Dios. Pero no le da los créditos ni los méritos a San Anselmo, sino que se lo apropia para él sólo.

Ante esta situación, en la que el cartesianismo descarta la fe y se queda con la razón, los empiristas tratan de colocar la fe en el lugar que le corresponde.

El racionalismo tiene el problema de que fácilmente puede desembocar en el dogmatismo.

El racionalismo basa su método en la deducción, tiene un método deductivo, cuyo elemento principal parte solamente de la razón.

El cartesianismo acepta las ideas a priori, las ideas innatas, con las que nacemos en el alma.

Para los empiristas, Leibnitz, Malebranche y Spinoza, el conocimiento no nace de los sentidos. Esta deducción es el centro de las discusiones de la modernidad, aderezada por elementos científicos. Así vemos que en el Empirismo británico hay un anti cartesianismo.

El núcleo de la discusión entre el cartesianismo y el Empirismo gira alrededor de la idea. Para Descartes, idea es lo siguiente:

Es aquella forma de todos nuestros pensamientos por cuya percepción inmediata tenemos conciencia de ellos. De tal manera que, cuando entiendo lo que digo, nada puedo expresar con palabras sin que sea cierto, ya que tengo en mí la idea de la cosa que mis palabras significan. Así, no designo con el nombre de idea a las solas imágenes de mi fantasía, al contrario, no las llamo aquí ideas en cuanto están en la fantasía corpórea (cerebro) sino solo en cuanto informan al espíritu mismo aplicado a esa parte del cerebro".

Las ideas deben ser exactas, no basta con tener una idea, sino que esa idea debe ser clara.

Tener una imagen indeterminada en el cerebro no es una idea, sino sólo cuando ya son un concepto bien definido.

En la definición tiene dos límites:

Los objetos percibidos son las ideas, es decir el entendimiento ejerce su acción en el horizonte de las ideas. (Esta es una tesis asumida, y aceptada, del Empirismo).

Las ideas nada tienen que ver con las imágenes, porque ellos son formas de la extensión. (Esta es una tesis negada por los empiristas). Para los empiristas las imágenes son las ideas.

Descartes establece límites para el ser humano: Pensamiento y extensión y los distingue, a pesar de que trata de relacionarlos.

Los empiristas se preguntan: ¿Se presentan las ideas en forma de imágenes? El cartesianismo dice que el pensamiento pone los límites de la existencia.

En el racionalismo, la imaginación no es verdadero conocimiento, porque no esta constituido por ideas. Con Descartes se trató de poner a prueba el poder negador del entendimiento. Es un escepticismo eminentemente negativo que desemboca en una afirmación: Pienso, luego existo (Cogito, ergo sum). Duda de todo, pero no de que esta pensando. Es un giro inmanentista que tiene una realidad intima en donde se explica la realidad del sujeto con el sujeto mismo.

La duda se convierte en un juego de la razón que termina en ella misma. La razón sólo le da la razón a la razón misma. Todo lo que pueda ser imaginado es imaginación hasta que la razón le entregue las credenciales de legitimidad.

David Hume fue Filósofo, historiador y economista británico. Nació y murió en Edimburgo. Fue secretario de embajada y subsecretario de Estado.

Su sistema filosófico procede del Empirismo de Locke y del Idealismo de Berkeley. Es un sistema que representa el Escepticismo y el Fenomenismo absoluto.

Para Hume las ideas son meras copias de las sensaciones.

Escribió los siguientes libros:

A Treatise on Human Nature (Tratado de la naturaleza humana, 1739).

Essays Moral and Political (Ensayos de moral y política, 1742).

An Enquiry Concerning Human Understanding (Investigaciones sobre el entendimiento humano, 1748).

Political Discourses (Discursos políticos, 1752).

Four Dissertations (Cuatro Disertaciones, 1757).

History of England (1754).

"Dialogues on Natural Religion (Diálogos sobre religión natural, 1779).

Ir al inicio

Locke y el Problema del Entendimiento

El problema del entendimiento tiene que ver con la mente

Según Locke, cada sentido percibe las sensaciones por medio de los sentidos, después que las captan los sentidos: Todo saber tiene su fundamento en los sentidos; estos perciben por la sensación.

La fuente de los conocimientos está