Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

La Guia Completa de Vitaminas, Hierbas y Suplementos: Todo lo que Necesita Saber para Llevar una Vida Saludable

La Guia Completa de Vitaminas, Hierbas y Suplementos: Todo lo que Necesita Saber para Llevar una Vida Saludable

Leer la vista previa

La Guia Completa de Vitaminas, Hierbas y Suplementos: Todo lo que Necesita Saber para Llevar una Vida Saludable

valoraciones:
5/5 (6 valoraciones)
Longitud:
388 páginas
6 horas
Editorial:
Publicado:
19 jun 2012
ISBN:
9780062226525
Formato:
Libro

Descripción

Encuentre información esencial sobre cientos de vitaminas, hierbas y suplementos. ¿Qué ayuda a mejorar la Vitamina e y cuanta cantidad debo tomar? La vitamina E ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas y a tratar el acné. Los adultos deben tomar entre 100 y 400 IU de vitamina E natural al día. ¡Encuentre tratamientos con vitaminas, hierbas y suplementos para cientos de enfermedades! ¿Sufre de migrañas? Vea Magnesio: Existe mucha evidencia que demuestra que un bajo nivel de magnesio causa migrañas y dolores de cabeza. Tome entre 250 y 400 miligramos de magnesio tres veces al día. ¡Entérese si existen posibles interferencias con los medicamentos recetados por su médico! ¿Está tomando St. John's Wort para la depresión? Este puede interferir con los efectos de las anfetaminas, las píldoras para adelgazar, los descongestionantes nasales o los medicamentos para alergias, causando náuseas y tensión arterial alta. Esta exhaustiva y práctica guía incluye todo lo que necesita saber sobre todas las vitaminas, las hierbas y los suplementos que se pueden comprar sin receta. En ella encontrará información valiosa sobre la forma más efectiva de cada suplemento, su fuente alimenticia y la dosis correcta, los síntomas de la deficiencia, su uso seguro y los posibles efectos secundarios.
Editorial:
Publicado:
19 jun 2012
ISBN:
9780062226525
Formato:
Libro

Sobre el autor

Winifred Conkling has written many nonfiction books for adults and children. She earned an MFA in writing for children and young adults from the Vermont College of Fine Arts. Winifred lives in Northern Virginia with her family. Visit her online at www.winifredconkling.com.


Relacionado con La Guia Completa de Vitaminas, Hierbas y Suplementos

Libros relacionados

Artículos relacionados

Vista previa del libro

La Guia Completa de Vitaminas, Hierbas y Suplementos - Winifred Conkling

e9780062226525_cover.jpg

DE LA VITAMINA AL ZINC, DE LOS AMINOÁCIDOS AL ÑAME SILVESTRE, DEL ACIDÓFILO AL YOHIMBE

LA GUÍA COMPLETA DE VITAMINAS, HIERBAS Y SUPLEMENTOS

Un panorama general de más de 150 suplementos naturales, incluyendo vitaminas, minerales, hierbas y aminoácidos, comúnmente disponibles en el mercado

Cómo tratar dolencias cotidianas con sustancias naturales

Consejos sencillos y prácticos para diseñar un plan de suplementos para cada necesidad

Qué comprar, cuánto tomar, posibles efectos secundarios y la interacción con otros medicamentos y suplementos

Lo más reciente en información médica y estudios nutricionales

¡La buena salud está en sus manos!

e9780062226525_i0001.jpg

Dedicación

Para mi suegro,

Dan Rak

Tabla de contenidos

DE LA VITAMINA AL ZINC, DE LOS AMINOÁCIDOS AL ÑAME SILVESTRE, DEL ACIDÓFILO AL YOHIMBE - LA GUÍA COMPLETA DE VITAMINAS, HIERBAS Y SUPLEMENTOS

Página de título

Dedicación

INTRODUCCIÓN: Los Milagros de la Madre Naturaleza

CÓMO USAR ESTE LIBRO

PARTE 1: Cómo entender, escoger y usar los suplementos medicinales

CAPÍTULO UNO - Vitaminas y Minerales

¿CUÁNTO ES SUFICIENTE Y CUÁNTO ES DEMASIADO?

VITAMINAS Y MINERALES DE LA A A LA Z

CAPÍTULO DOS - Hierbas

¿SON LAS PLANTAS MEDICINALES SEGURAS Y EFICACES?

CÓMO PONER EN PRÁCTICA LA MEDICINA HERBAL

CÓMO ENTENDER CONCENTRACIONES Y POTENCIA

HIERBAS MEDICINALES

CONSEJOS PARA UN TRATAMIENTO ÓPTIMO

HIERBAS COMUNES DE LA A A LA Z

CAPÍTULO TRES - Aminoácidos y Otros Suplementos Nutricionales

Otros suplementos nutricionales de la A a la Z

CAPÍTULO CUATRO - Remedios Homeopáticos

Una breve historia de la homeopatía

La homeopatía sometida a examen

Tratar a la persona, no a la enfermedad

Práctica de la homeopatía

Consejos para el tratamiento

Remedios homeopáticos más comunes de la A a la Z

Cómo encontrar a un homeópata calificado

CAPÍTULO CINCO - Cómo Crear Su Propio Programa de Suplementos

PASO 1: ESCOJA UN SUPLEMENTO MULTIVITAMÍNICO

PASO 2: ESCOJA SUPLEMENTOS IMPORTANTES ADICIONALES

PASO 3: ESCOJA SUPLEMENTOS CURATIVOS

EN CONCLUSIÓN

CAPÍTULO SEIS - Cómo Comprar los Suplementos

¿Debe escoger las vitaminas naturales en lugar de las sintéticas?

¿Debo escoger el suplemento en polvo, líquido o en tabletas?

¿Qué es el porcentaje diario (DV) que se encuentra en las etiquetas de los suplementos?

¿Qué son los Dietary Reference Intakes o DRIs?

¿En dónde debo comprar los suplementos?

¿Necesito preocuparme por los aditivos y los rellenos?

¿Qué son los extractos herbales estandarizados?

¿Qué son los minerales quelatados?

¿Qué significa la etiqueta USP?

¿En dónde debo almacenar los suplementos?

¿Cuál es la caducidad de un suplemento?

¿Cómo debo escoger la marca?

¿Cómo puedo encontrar un nutricionista calificado?

PARTE 2: Prescripciones para Curarse

CAPÍTULO SIETE - Cómo Tratar Dolencias Comunes

DOLENCIAS COMUNES DE LA A A LA Z

ORGANIZACIONES DE INTERÉS

Acerca de la autora

Página de Copyright

Acerca de la editorial

e9780062226525_i0002.jpg INTRODUCCIÓN:

Los Milagros de la Madre Naturaleza

Si usted sigue una dieta balanceada y tiene un estilo de vida saludable, ¿en realidad necesita tomar suplementos nutricionales? Hace algunos años, la mayoría de los médicos lo habría felicitado y le habría dicho que no tomara suplementos para ahorrar dinero. Sin embargo, hoy día la mayoría de los profesionales de la salud sabe que casi todo el mundo, incluido usted, puede beneficiarse si toma algunos suplementos.

¿Por qué este cambio de opinión? Sencillamente porque en la actualidad los profesionales de la salud comprendemos mejor la nutrición y la bioquímica que hace una generación. Nuestros avances en el conocimiento de la nutrición y la enfermedad ponen de manifiesto el papel primordial que desempeñan las vitaminas, los minerales, las hierbas medicinales y otras sustancias en la buena salud. Además, gran cantidad de evidencia nos demuestra que tomar suplementos puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas, cáncer, osteoporosis y otras dolencias crónicas. En mi caso, le recomiendo suplementos a casi todos los pacientes que atiendo en mis centros de salud Health Integration Centers, en Torrance y Santa Mónica, California.

Pero, por supuesto, tomar suplementos no compensa una dieta poco saludable y un estilo de vida precario. Para disfrutar de una salud óptima, usted necesita comer gran cantidad de frutas, verduras y granos integrales, así como evitar alimentos procesados, azúcares y grasas en exceso. Hoy, incluso los médicos que antes eran escépticos están de acuerdo en que es muy beneficioso incluir en la dieta diaria un multivitamínico y nutrientes seleccionados.

LA IMPORTANCIA DE LOS SUPLEMENTOS

Como usted ya sabe, una buena nutrición es la base de una buena salud. Para que el cuerpo funcione apropiadamente necesita que se le suministre suficiente cantidad de más de cuarenta nutrientes claves. A pesar de que pocos estadounidenses sufren de enfermedades causadas por la deficiencia en algún nutriente, como escorbuto o raquitismo, el Consejo para Nutrición Responsable (Council for Responsible Nutrition) reporta que la mayoría de los estadounidenses no consume las cantidades adecuadas de muchos nutrientes, como las vitaminas A, B6, B12, C, E, la tiamina, la riboflavina y el ácido fólico y minerales como calcio, cromo, hierro, magnesio, selenio y zinc. Puede que tomar dosis inadecuadas de estos elementos no cause directamente una enfermedad, pero sí vuelve vulnerable al cuerpo a otras enfermedades y dolencias crónicas, tales como enfermedades cardíacas y cáncer, entre otras.

La relación entre la nutrición y la salud fue objeto de amplio estudio a lo largo de la década pasada. Las investigaciones científicas sobre el valor medicinal de las vitaminas, los minerales, las hierbas, los fitoquímicos (químicos en las plantas), las enzimas, las hormonas y otros suplementos naturales les han permitido a los profesionales de la salud y los investigadores tomar conciencia y apreciar las propiedades que tienen estas sustancias para mejorar la salud.

Es decir, los alimentos no son el único combustible que el cuerpo requiere, sino que también necesita medicina. Infortunadamente, la dieta típica estadounidense es baja en nutrientes y fibra y rica en grasa, colesterol y conservantes. Y, además, aunque usted incluya en su dieta gran cantidad de frutas frescas, verduras y granos enteros, puede que no esté consumiendo todos los nutrientes que cree. La mayoría de alimentos no orgánicos crece en suelo pobre en nutrientes, así que también es pobre nutricionalmente. Y el tiempo que toma que el alimento viaje del campo a su mesa destruye algunos otros nutrientes, debido a su procesamiento, almacenamiento y cocción.

Para empeorar las cosas, puede suceder que su cuerpo no pueda aprovechar todos los nutrientes que usted ingiere. El estrés físico y emocional, por ejemplo, puede causar un mal funcionamiento de su sistema inmunológico y entorpecer la absorción de dichos nutrientes. Cuando esto ocurre, el cuerpo se vuelve susceptible a que lo invadan microorganismos dañinos, lo que causa innumerables problemas, que van desde resfriados comunes y úlceras hasta enfermedades coronarias. El estrés también aumenta la necesidad de recibir muchos nutrientes, especialmente las vitaminas hidrosolubles, como la C y las B. Por esta razón, en el mercado se consiguen combinaciones de vitaminas como fórmula para el estrés, que contienen las B y algunas veces también la C.

Adicionalmente, el proceso de envejecimiento aumenta las exigencias de nutrientes del cuerpo. A medida que envejecemos, el cuerpo va perdiendo su habilidad de asimilar los nutrientes que consumimos. Por ejemplo, al envejecer se disminuyen los niveles de algunos aminoácidos (como la metionina y la cisteína), antioxidantes (como la coenzima Q10 y la vitamina E), y la DHEA (precursora de muchas hormonas). Irónicamente, la necesidad del cuerpo de estos nutrientes aumenta a medida que sus reservas se van agotando. Tomar suplementos es una solución, pues a pesar de que no pueden detener el envejecimiento, sí hacen que el proceso inevitable sea más fácil y saludable.

LA MEDICINA ALTERNATIVA MADURA

La medicina alternativa o medicina natural se basa en una verdad sencilla: el cuerpo humano tiene la capacidad suficiente de curarse a sí mismo. Las heridas sanan, el sarpullido desaparece y las enfermedades siguen su curso. Como mi objetivo es ayudarles a las personas a curarse, apoyo el proceso natural de sanación del cuerpo. Es esencial que usted se vea a sí mismo como un ser integral, un todo—cuerpo, mente y espíritu—, en lugar de concentrarse en la parte que está enferma o herida.

Con demasiada frecuencia, quienes practican la medicina convencional tratan de controlar los síntomas de enfermedades específicas usando medicamentos y cirugías.

En los últimos años, la medicina natural ha adquirido vida propia. Por más de una década, las ventas de suplementos, vitaminas y hierbas medicinales han aumentado continua y sistemáticamente. Según el Nutrition Business Journal, los estadounidenses gastaron más de 20 mil millones de dólares en suplementos en el año 2003. Claramente, el público estadounidense ha aprendido a apreciar los beneficios que aportan los suplementos nutricionales a la salud.

Además, finalmente, la medicina alternativa está recibiendo el respeto que merece por parte de quienes practican la medicina convencional. Muchas organizaciones médicas que antes se oponían a la medicina natural hoy aprueban la mayoría de las recomendaciones que los médicos naturistas llevan décadas haciendo. En la última mitad del siglo XX, naturópatas han aconsejado a las personas tener una dieta rica en fibra, tener una rutina de ejercicios, reducir el estrés, la cantidad de azúcares refinados, las grasas y los alimentos procesados que se ingieren. Sin embargo, hasta hace tan sólo una década los médicos convencionales han empezado a apoyar estas sugerencias.

De la misma manera, hoy día se están dictando en centros y escuelas médicas convencionales cursos de medicina herbal y otros métodos naturales de sanación, aun cuando hasta hace poco en estos lugares despreciaban dichas técnicas. Incluso, en 1998, los prestigiosos Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health) abrieron un Centro Nacional para Medicina Complementaria y Alternativa (National Center for Complementary and Alternative Medicine) y desde entonces han patrocinado investigaciones sobre varias técnicas de la medicina alternativa.

La medicina natural está tomando su lugar junto a la medicina tradicional, especialmente en el tratamiento de enfermedades relativamente menores. Si usted desarrolla alguna enfermedad o se hiere de gravedad, sin lugar a dudas debe recurrir a un médico. Pero si lo que necesita es curarse de una gripe o lidiar con un problema crónico de salud, tal vez la mejor opción sea recurrir a un tratamiento alternativo. Ningún sistema de medicina tiene todas las respuestas todo el tiempo. Una aproximación conjunta, de cooperación, entre la medicina natural y la tradicional puede ser la manera óptima de cuidar su salud general.

La Guía Completa de Vitaminas, Hierbas y Suplementos le presenta información sencilla y clara sobre cómo desarrollar un programa de suplementos para tener buena salud en general, así como sobre la manera de escogerlos para tratar problemas médicos comunes. Personalmente creo que las vitaminas, los minerales, las hierbas medicinales y otros suplementos nutricionales desempeñan un papel primordial en mantener una buena salud. Este libro desmitifica el mundo de los suplementos nutricionales, para que usted pueda sacar el mayor provecho de ellos para mejorar su salud.

—David Y. Wong, M.D.

e9780062226525_i0003.jpg CÓMO USAR ESTE LIBRO

Cuando se trata de escoger suplementos, en el mercado se consigue una amplia gama de opciones que va desde la vitamina A al zinc, desde los aminoácidos al ñame silvestre y desde el acidófilo al yohimbe. Por esta razón, es fácil sentirse abrumado y no saber qué comprar. El objetivo de este libro es ayudarlo a identificar los suplementos que son más beneficiosos para usted y a diseñar su propio programa de suplementos para satisfacer sus necesidades individuales.

El libro está dividido en dos partes. Parte 1: Cómo Entender, Escoger y Usar Suplementos Medicinales; y Parte 2: Prescripciones para Curarse. La Parte 1 da una visión general de más de 150 suplementos naturales que se consiguen fácilmente en el mercado. Incluye capítulos sobre vitaminas, minerales, hierbas medicinales, aminoácidos, otros suplementos nutricionales y algunos remedios homeopáticos. Cada entrada brinda información básica sobre para qué sirve el suplemento, qué forma comprar, cuánto tomar y algunas advertencias especiales o interferencias que se pueden presentar con otros medicamentos o suplementos.

Si usted quiere diseñar primero su propio programa, debe empezar por el Capítulo 5. Allí encontrará consejos para escoger correctamente un suplemento multivitamínico y mineral según su caso, así como los nutrientes adicionales que requiere para mantener una buena salud. Luego, puede referirse a la información de los cuatro primeros capítulos, si desea información específica sobre determinada vitamina, mineral, planta u otros nutrientes. Después puede consultar el Capítulo 6, donde encontrará una explicación de las dosis sugeridas: RDAs (Recommended Dietary Allowances) y DRIs (Dietary Reference Intakes).

La Parte 2 es una lista en orden alfabético de los problemas médicos más comunes y cómo los suplementos nutricionales pueden ayudar en su tratamiento. Cada entrada incluye una descripción básica de cada dolencia y advertencias de cuándo debe buscar ayuda médica profesional. Y como prevenir es curar, cada entrada incluye también consejos prácticos de prevención.

La información que presenta este libro es segura y exacta, pero tenga en cuenta que incluso las dolencias menores requieren de atención médica profesional si surgen complicaciones. Si usted está gravemente enfermo o no responde adecuadamente a los tratamientos que menciona este libro, consulte con un profesional de la salud cuanto antes.

PARTE 1:

e9780062226525_i0004.jpg

Cómo entender, escoger y usar los suplementos medicinales

e9780062226525_i0005.jpg CAPÍTULO UNO

Vitaminas y Minerales

Las vitaminas y los minerales son esenciales para la buena salud, pero, ¿cuáles son los que usted necesita para tener una salud óptima? Este capítulo le ayudará a entender la importancia biológica de varias vitaminas y minerales y le dará detalles sobre cómo usarlos correctamente. Puede usar esta información junto con la del Capítulo 7 para diseñar su propio plan de suplementos según sus necesidades.

¿CUÁNTO ES SUFICIENTE Y CUÁNTO ES DEMASIADO?

Si usted es como la mayoría de las personas, probablemente no está comiendo lo que debería todos los días. Puede que acuda a las hamburguesas y las papitas fritas o a las galletas y pasteles con cierta regularidad, lo que lo hace preguntarse si debería complementar su pan diario con una vitamina diaria.

En la mayoría de los casos la respuesta es sí. Una dieta balanceada es el principio básico de una buena salud, pero los multivitamínicos y los suplementos nutricionales pueden venir bien cuando uno quiere compensar carencias en la dieta diaria. Una vitamina diaria da paz mental, pues lo tranquiliza al saber que aun cuando caiga en la tentación está recibiendo los nutrientes que su cuerpo requiere.

Ante la posibilidad de un déficit nutricional, algunas personas se atiborran de vitaminas y minerales, pero la filosofía de que si algo es bueno, más es mejor no se aplica a los suplementos. Tomar grandes cantidades de vitaminas durante largos períodos de tiempo puede tener efectos secundarios, algunos graves.

Cuando tome suplementos nutricionales, seguramente será o una dosis diaria constante o una dosis terapéutica, por un período de tiempo determinado, para darle al cuerpo un empujón, ya sea para prevenir o para mejorar una enfermedad. Para evitar una sobredosis, tome la dosis más alta solamente durante la enfermedad o tanto tiempo como lo recomiende la etiqueta del producto.

También es importante tener en cuenta que las vitaminas pueden ser hidrosolubles o liposolubles. Estas últimas se acumulan en el cuerpo, así que tomarlas en dosis altas puede tener efectos secundarios peligrosos. Las vitaminas liposolubles son la A, la D, la E y la K. Por su parte, las vitaminas hidrosolubles permanecen en el cuerpo en cantidades menores y se deben tomar con más frecuencia. Las vitaminas hidrosolubles son las B y la C. Si se ingieren grandes cantidades de estas vitaminas, el cuerpo las elimina en la orina.

La siguiente sección presenta una lista en orden alfabético de las vitaminas y los minerales. Cada entrada incluye información de las fuentes alimenticias de cada nutriente, los síntomas de su deficiencia, su uso médico, la dosis apropiada, los efectos secundarios y cualquier interferencia conocida con medicamentos u otras sustancias. Usted puede volver a consultar estas entradas cuando esté leyendo el Capítulo 7, si quiere saber más sobre el uso de estos nutrientes en el tratamiento de alguna enfermedad.

VITAMINAS Y MINERALES DE LA A A LA Z

Ácido Fólico

El ácido fólico, también conocido como vitamina B9, folato o folacín, desempeña un papel primordial en el mantenimiento de la buena salud. Trabaja conjuntamente con la vitamina B12 para generar glóbulos rojos. De hecho, la deficiencia en el ácido fólico puede causar una forma particular de anemia llamada anemia megaloblástica, un trastorno sanguíneo caracterizado por el agrandamiento anormal de los glóbulos rojos.

Además, el ácido fólico trabaja con la vitamina B12 para facilitar la división normal de las células y la síntesis del ARN y el ADN, los mapas genéticos de cada célula del cuerpo. Las mujeres que están embarazadas o están planeando estarlo necesitan mantener niveles adecuados de ácido fólico, pues es decisivo en la prevención de la mayoría de los defectos del tubo neural del bebé, así como de varias anomalías. De la misma manera, numerosos estudios han demostrado que tomar ácido fólico durante el embarazo ayuda a evitar el defecto congénito conocido como espina bífida.

El ácido fólico también ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, pues disminuye los niveles del aminoácido homocisteína. Y, además, es clave en la conservación de la salud de las uñas, la piel, los nervios, las membranas mucosas, el pelo y la sangre.

Fuentes Alimenticias: Aguacates, salvado, remolacha, apio, cereal fortificado, legumbres, lentejas, ocra o quingombó, brócoli, frutas cítricas, hígado, salmón, verduras de hojas verdes, nueces, jugo de naranja, semillas y pecanas. También se añade ácido fólico a los panes enriquecidos, harinas, alimentos preparados con maíz, pastas, arroz y otros productos con granos. (Nuestra bacteria intestinal también produce ácido fólico.)

Síntomas de Deficiencia: División celular defectuosa, anemia, dolor de cabeza, pérdida del apetito, diarrea, fatiga, palidez, insomnio, lengua roja e inflamada. Quienes más suelen sufrir de deficiencia de ácido fólico son aquellos que tienen trastornos gastrointestinales o de mala absorción, mujeres que toman anticonceptivos, mujeres embarazadas que no toman suplementos vitamínicos, personas alcohólicas y adolescentes que no se alimentan bien.

Usos del Ácido Fólico: Se usa para tratar anemia (pg. 175), arteriosclerosis (pg. 199), cáncer (pg. 211), estreñimiento (pg. 244), depresión (pg. 223), diarrea (pg. 232), gingivitis (pg. 251), gota (pg. 257) y ataque cardíaco o enfermedades cardiovasculares (pg. 191).

Dosis: La RDA es 400 microgramos para adultos. Las mujeres embarazadas o que estén lactando deben tomar 800 microgramos al día. Prefiera suplementos multivitamínicos y minerales con ácido fólico en la forma de 5-metiltetrahidrofolato, pues es la más bioactiva.

El cuerpo necesita ácido fólico para usar apropiadamente la vitamina B12. Si sufre de deficiencia en dicha vitamina, es probable que necesite tomar 1,000 microgramos de ácido fólico para tratar la anemia que produce la falta de la vitamina. Consulte con un profesional de la salud que sea experto en la anemia asociada con la deficiencia de vitamina B12.

Efectos Secundarios: El ácido fólico se considera seguro. Sin embargo, tomarlo en altas dosis puede esconder los síntomas de la deficiencia de vitamina B12. Si usted sospecha que puede tener dicha deficiencia, consulte con su médico de confianza antes de empezar a tomar ácido fólico.

Posibles Interferencias: Los antiácidos pueden interferir con la absorción del ácido fólico. También, puede haber interferencia entre el ácido fólico y algunos antibióticos o medicamentos para la malaria y la apoplejía. El uso de anticonceptivos por vía oral puede aumentar la necesidad de ácido fólico del cuerpo.

Biotina

La biotina, también conocida como vitamina B7 y vitamina H, es un miembro de la familia de la vitamina B. Sus principales funciones son ayudar en el metabolismo de grasas, carbohidratos y proteínas, así como en el crecimiento de las células y facilitar la utilización de otras vitaminas B. Se ha comprobado que la biotina ayuda a bajar y controlar los niveles de azúcar en la sangre en quienes sufren de diabetes, ya sean o no dependientes de la insulina.

Fuentes Alimenticias: Soja, granos integrales, la yema del huevo, almendras, nueces del nogal, avena, champiñones, brócoli, banano, maní, hígado, riñones, leche, legumbres, semillas de girasol y levadura nutricional.

Síntomas de Deficiencia: Los síntomas de deficiencia biotina incluyen depresión, caída del pelo, nivel alto de azúcar en la sangre, anemia, pérdida del apetito, insomnio, calambres musculares, náuseas y lengua irritada. Además, también se ha encontrado relación entre un nivel bajo de biotina y la aparición de dermatitis seborreica en niños. Sin embargo, esta relación no se ha podido establecer en adultos.

La deficiencia de biotina es muy rara, en parte porque el intestino puede producirla a partir de otros alimentos. Sin embargo, el uso prolongado de antibióticos puede entorpecer su producción y así causar síntomas de deficiencia. Estos síntomas también se presentan en quienes comen con frecuencia clara de huevo crudo, pues contiene una proteína llamada avidina que evita la absorción de la biotina en la sangre.

Usos de la Biotina: La biotina se usa en el tratamiento de la diabetes (pg. 227).

Dosis: La RDA para adultos es 100 a 200 microgramos. La dosis terapéutica es 200 microgramos. Es preferible comprar un suplemento multivitamínico y mineral o una fórmula de complejo B que contenga biotina. La mayoría de las personas no necesita tomar un suplemento independiente de biotina, a menos que esté siguiendo un tratamiento para la diabetes, en cuyo caso se recomienda seguir las instrucciones de un médico especialista.

Efectos Secundarios: La biotina es una vitamina hidrosoluble que no es tóxica. Si se toma en exceso, el cuerpo la excreta por medio de la orina sin producir ningún efecto adverso. Puede ser que las personas que tienen diabetes y se inyectan insulina requieran una dosis más baja si toman más de 4 miligramos de biotina al día. Sin embargo, hay que tener presente que la diabetes es una enfermedad que requiere supervisión médica.

Posibles Interferencias: La biotina trabaja conjuntamente con las otras vitaminas B. Algunas sustancias que interfieren con su biodisponibilidad son los antibióticos, la sacarina y los medicamentos sulfa.

Boro

El boro es un oligoelemento que desempeña un papel importante en conservar sanos los huesos, los cartílagos y las articulaciones. Es esencial en la absorción del calcio, el magnesio y el fósforo. Además, se cree que el boro fortalece las funciones cerebrales y promueve la agudeza mental.

Fuentes Alimenticias: Pasas, almendras, ciruelas pasas, la mayoría de las frutas que no son cítricas y las verduras de hojas verdes. (La cantidad de boro en algunos alimentos depende de la cantidad de boro en el suelo donde se cultivaron.)

Síntomas de Deficiencia: Nunca se han reportado casos de deficiencia de boro. Los niveles bajos de boro se asocian con un alto riesgo de sufrir osteoporosis en mujeres después de la menopausia.

Usos del Boro: El boro se usa en el tratamiento de la osteoartritis (pg. 187) y la osteoporosis (pg. 301).

Dosis: Por lo general, el boro no está incluido en la mayoría de las fórmulas multivitamínicas y minerales, porque el gobierno federal no ha establecido una RDA para él. Por salud general, compre un multivitamínico que contenga entre 1.5 y 3 miligramos de boro. Si usted tiene osteoartritis u osteoporosis, puede tomar entre 3 y 9 miligramos de boro al día, ya sea en tabletas o en polvo. Puede tomar bórax o quelato de boro si tiene osteoporosis y decahidrato de sodio tetraboratado, para el tratamiento de la osteoartritis.

Efectos Secundarios: No se han reportado efectos adversos cuando se toma boro en la cantidad sugerida (9 miligramos o menos al día).

Posibles Interferencias: El boro puede ayudar al cuerpo a conservar su suministro de calcio, magnesio y fósforo. Puede incrementar los niveles de estrógeno en las mujeres después de la menopausia que estén tomando estrógenos. No se ha encontrado que aumente los niveles de estrógeno en las mujeres después de la menopausia que no estén tomando estrógenos o en hombres o mujeres que no han llegado a la menopausia aún.

Calcio

Tal vez, ante todo, el calcio es conocido por el papel crucial

Has llegado al final de esta vista previa. ¡ para leer más!
Página 1 de 1

Reseñas

Lo que piensa la gente sobre La Guia Completa de Vitaminas, Hierbas y Suplementos

5.0
6 valoraciones / 2 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (5/5)
    Buena información en especial acerca de las vitaminas
  • (5/5)
    Me gusta