Encuentra tu próximo/a audiolibro favorito/a

Conviértete en miembro hoy y escucha gratis durante 30 días
Las intermitencias de la muerte

Las intermitencias de la muerte

Escrito por José Saramago

Narrado por Albert Cortés


Las intermitencias de la muerte

Escrito por José Saramago

Narrado por Albert Cortés

valoraciones:
4.5/5 (28 valoraciones)
Longitud:
7 horas
Publicado:
Jan 1, 2016
ISBN:
9788416129447
Formato:
Audiolibro

Descripción

En un país cuyo nombre no será mencionado se produce algo nunca visto desde el principio del mundo: la muerte decide suspender su trabajo letal, la gente deja de morir. La euforia colectiva se desata, pero muy pronto dará paso a la desesperación y al caos. Sobran los motivos. Si es cierto que las personas ya no mueren, eso no significa que el tiempo haya parado. el destino de los humanos será una vejez eterna. Se buscarán maneras de forzar a la muerte a matar aunque no lo quiera, se corromperán las conciencias en los "acuerdos de caballeros" explícitos o tácitos entre el poder político, las mafias y las familias, los ancianos serán detestados por haberse convertido en estorbos irremovibles. Hasta el día en que la muerte decide volver...
Publicado:
Jan 1, 2016
ISBN:
9788416129447
Formato:
Audiolibro

Sobre el autor

JOSÉ SARAMAGO (1922–2010) was the author of many novels, among them Blindness, All the Names, Baltasar and Blimunda, and The Year of the Death of Ricardo Reis. In 1998 he was awarded the Nobel Prize for Literature.


Relacionado con Las intermitencias de la muerte

Audiolibros relacionados


Reseñas

Lo que piensa la gente sobre Las intermitencias de la muerte

4.5
28 valoraciones / 3 Reseñas
¿Qué te pareció?
Calificación: 0 de 5 estrellas

Reseñas de lectores

  • (5/5)
    Al principio comienza lento y misterioso, después todo se aclara, muy entretenido!
  • (5/5)
    Como todo lo tuyo José, nos lleva de la mano., y luego te das el lujo de reconciliarnos con el amor, gracias.
  • (5/5)
    Saramago siempre con una sencillez, interesante que en este libro los personajes carecen de nombre