Marie Claire - España

OBJETO DE LUJO

udrey Hepburn solía decir: "En un mal día, siempre hay una barra de labios". "Es el arma más valiosa en el neceser de maquillaje", afirma Monica Bellucci. "Culturalmente hemos asociado los labios rojos al empoderamiento, la pasión, la sensualidad… Si asocias la barra roja así, te vas a sentir genial cuando de Inteligencia Emocional. Por desgracia, en los últimos años no corrieron buenos tiempos para este producto. "Los labiales son la categoría de maquillaje que más ha sufrido con la pandemia", detalla Cecilia Sánchez, directora de marketing y de Sephora Iberia. Durante el primer año, la necesidad de usar mascarillas todo el tiempo hizo que comprar barras de labios no tuviera sentido y, por eso, en ese momento, los consumidores se volcaron a los perfumes. Sin embargo, "desde el fin de las restricciones en el uso de la mascarilla, vendemos dos labiales por minuto en Sephora", añade la experta, refiriéndose a los datos que abarcan desde abril hasta julio de este año. "El producto que más resistió a la caída de las ventas fue el bálsamo labial: sus ventas se redujeron tan solo un 6 % entre diciembre de 2021 y enero de 2022", explican desde Klarna, empresa líder en servicios de pago, compras y banca a nivel mundial. Además, los expertos señalan que en momentos en los que los ingresos suelen ser escasos y derrochar en prendas o accesorios de lujo no es una opción, comprar un labial –que describen como un "lujo asequible"–es una forma de escapismo.

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.