Emprendedores

El arte de darle la vuelta a la ropa

Thomas Meyer ideó la seña de identidad de Desigual basada en detalles y tejidos étnicos.

Los orígenes de la marca fueron casi dignos de una película. Thomas Meyer, suizo criado en España, se dedicaba a las prendas de segunda mano en Barcelona cuando creó una cazadora -hoy conocida como Iconic Jacket- con retales de vaqueros, botones de latón y apliques de piel. Era 1984 y la prenda se convirtió en un éxito de ventas, pese a tener un precio bastante elevado para la época (20.000 pesetas; unos 120 euros).

Sin quererlo o sin saberlo, Meyer despuntó con un fiel apenas resonaba en la sociedad.

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.