Gentleman España

LA FORMA SÍ IMPORTA

LA CREATIVIDAD DEFINE el escenario en el que se mueve Cartier, que en relojería se ha manifestado en creaciones con caja de forma. Una de (Campana). Llegó por primera vez al mercado en 1920 y se unía al (1904) y al (1917). Si se analiza su diseño actual, destaca por sus líneas depuradas, que desembocan en una pieza singular y respetuosa con la creación de 1920. Por lo demás, el de Cartier es fiel con el estilo de la minutería de ferrocarril y los números romanos que, en este caso, se adaptan a la forma asimétrica de la esfera. La corona está decorada con un cabujón. Eso sí, el tiene una particularidad: puede llevarse en la muñeca o transformarse en reloj de sobremesa.

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.