QMD!

“EN ESPAÑA, EL PERSONAJE SE HABÍA COMIDO A LA ACTRIZ”

Tiene cincuenta años, pero, como ella misma dice, el suyo es el espíritu de una joven de veinte. Hace un año decidió hacer las maletas para irse con la única compañía de su perra, Duna, a México. Allí, nos cuenta en una visita a nuestro país, no ha parado de trabajar. Es madre de un hijo, Javier, que vive en Londres, donde es piloto de Fórmula 3. Atrás queda la lucha por su custodia. Dice ahora que no guarda ningún rencor a su ex marido, pero que tampoco quiere amores. ¿Su excusa? “Me he vuelto muy maniática”.

Un año en México, ¿cómo es esta aventura?

En plena pandemia, me planteé qué hacer con mi vida, porque se juntaron muchas cosas:

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.