Historia y Vida

TODOS TROPIEZAN EN AFGANISTÁN

Las imágenes de su retirada de Afganistán han dejado en ridículo a Estados Unidos, pero si de algún modo pudiéramos viajar siglo y medio al pasado y mostrárselas al general británico William Elphinstone, probablemente, diría que los estadounidenses han tenido bastante suerte. Biden abandona Kabul con el orgullo maltrecho, pero Elphinstone huyó de la capital afgana en 1842 con veinte mil soldados y acompañantes de los que solamente uno llegó a su destino en la ciudad de Jalalabad. El propio general fue hecho prisionero y murió de disentería ese mismo año.

Invadir Afganistán no es del todo fácil, pero lo más difícil viene después. Es una lección que aprendió el todopoderoso Imperio británico del siglo xix y que le habría sido útil en el xx a los soviéticos y en el xxi a los estadounidenses. Sin embargo, viene todavía de mucho más atrás. Hoy parece increíble, pero, cuando los árabes llevaron a Afganistán la religión musulmana, hace mil trescientos años, necesitaron dos siglos para tomar Kabul e imponer el islam a las tribus. Por comparar, tardaron quince años en conquistar toda la península ibérica.

En su primer intento de hacerse con la zona de Kandahar, en el año 698, el califato omeya de Damasco envió al llama do “Ejército de la Destrucción”. De sus

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Intereses relacionados