Historia y Vida

anécdotas

Nunca falta un roto para un apellido

l señorío alcarreño de Hita y Buitrago estuvo en manos de los Téllez hasta que, en 1086, el linaje pasó a llamarse Téllez-Girón. La decisión se debió a Alfonso VI de Castilla, quien, durante la batalla de Zalaca, salvó

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.