Proceso

Empresarios claman por diálogo con la DGSP

La Dirección General de Seguridad Privada (DGSP) registra automáticamente a los empleados de las empresas de blindaje como elementos de seguridad privada, cuando en realidad pueden ser cortadores, curvadores, ensambladores, soldadores, vestidores, hojalateros, pintores o especialistas en suspensión y frenos. Así se “infla” la cifra real del número de efectivos de seguridad privada.

“En días pasados enviamos un escrito al titular de la Unidad de Política Policial Penitenciaria y Seguridad Privada (Ignacio Hernández Orduña), en el que le pedimos nos informara si las empresas comercializadoras de vehículos blindados, de chalecos blindados, de aceros balísticos, de polietileno, videos y cristal, deberían de estar

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Intereses relacionados