Forbes España

DABIZ MUÑOZ

“Marido, ¿te casas conmigo de nuevo?”.

Cristina Pedroche lanza esta propuesta al aire cuando ve a David Muñoz aparecer con un flamante traje de chaqueta y corbata en la sala de DiverXO. La actriz y presentadora, que también es la mano derecha del chef, confiesa que nunca ha visto de semejante guisa a su esposo y la ocasión había que celebrarla.

Mientras Dabiz –en adelante con B y Z, como rubrica él mismo– posa para las fotos, un enjambre de gente vestida de negro se afana en desinfectar todas las superficies del restaurante en una coreografía impecable. Estamos entre los dos servicios del único tres estrellas de Madrid y el ritmo es vertiginoso, más cuando apenas quedan unos días para las vacaciones. La figura del chef destaca, más que por el traje, por su inconfundible cresta, pero también por la singular y elástica cadencia de sus movimientos, desplazándose casi de puntillas. Dabiz Muñoz (Madrid, 1980), es un tipo de aspecto aniñado y gamberro, pero con las ideas de un hombre de negocios y un discurso sin fisuras. Y también, pese a ese halo de enfant terrible que le precede, un buen entrevistado.

Sin embargo, más allá de la maestría en los fogones y su creatividad, lo que trae al chef a estas páginas es su visión empresarial. Muñoz tiene distintos negocios, todos relacionadas con la gastronomía, desde la “punta de lanza” –DiverXO–, a su versión más casual, StreetXO o el de perritos calientes, todos en Madrid, o el exitoso y reciente servicio de El Goxo, que sirve a través de la plataforma Glovo en Madrid y Barcelona. Asimismo, figura como administrador único en varias sociedades: Pig Wings, Dukes Road, Hungry Ants, Streetxo LTD –que gestionaba su restaurante londinense hasta el cierre al que se vio obligado tras la pandemia– y Goxo Food Services. En el “universo –según él refiere– caben muchos negocios. Negocios que actualmente “dan de comer” a una plantilla de casi 200 trabajadores, todos bien aleccionados bajo los dos ejes de su filosofía: la creatividad y la excelencia. Valores que él resume a la vez

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Intereses relacionados