Muy Historia España

“Cuidado con el perro”: el cinismo

n la Antigua Grecia, calificar a alguien de perro, de kynos, no era la mejor manera de establecer una sólida amistad. El cánido era visto como el extremo de la animalidad, por encima incluso de las fieras salvajes, pues, pese a tener cierto grado de domesticación y sociabilidad, no guardaba ningún decoro de orden moral. Pareciera que se aprovechaba de su cercanía a la civilización humana pero siempre mantenía, testarudamente, una incómoda y crítica distancia con ella; estaba al margen, irreductible a dejarse convertir del todo, fieramente reticente a que se le extirpara definitivamente su animalidad. Eso le generaba desprecio, pero también una oculta envidia por

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Muy Historia España

Muy Historia España7 min. leídos
La Nueve
Muchos de los españoles refugiados en Francia tras la Guerra Civil se enrolaron en unidades galas conocidas como «compañías de trabajadores extranjeros», que se dedicaban a la construcción de infraestructuras militares. Cuando estalló la Segunda Guer
Muy Historia España1 min. leídos
El Día Que Los Franquistas Escucharon A Las Barricadas
Melchor Rodríguez tuvo una vejez digna, pero tan pobre que no pudo pagar ni su entierro, que sufragaron a escote amigos y sobrinos. El día que le dio el derrame cerebral que lo mataría se había vestido para llevar unas cartas en ayuda de unos presos
Muy Historia España2 min. leídos
Antoine De Saint-exupéry, Reportero De Guerra
El que luego sería autor de El Principito pasó dos temporadas en España durante la Guerra Civil. No como combatiente, sino como periodista. Representando a El Intransigente y a Paris Soir, pilotando los aviones privados de los periódicos, pasó una te