Año Cero

«HAY ONIRONAUTAS QUE SE HAN TRANSMITIDO MENSAJES EN EL MUNDO DE LOS SUEÑOS»

Cómo te empezaste a interesar en el asunto de los sueños lúcidos?

En realidad, comencé a experimentarlos desde que era muy pequeño, cuando tenía unos ocho o nueve años. En aquellos tiempos, yo los llamaba «sueños especiales» o «sueños mágicos ». No tenía la suficiente madurez como para darme cuenta de lo que estaba ocurriendo. Por supuesto, siempre pensé que estas aventuras solo me ocurrían a mí, así que las mantuve en secreto. En parte por vergüenza y en parte por miedo a que, al contarlo, desapareciera la magia. Un tiempo después descubrí que estaba experimentando un fenómeno natural, como les ocurre a muchos miles de personas en el mundo.

Entonces, ¿te propusiste controlar a voluntad esas experiencias oníricas lúcidas o lo conseguiste de forma natural?

Aquello era tan fascinante que quise descubrir sus secretos y, sobre todo, aprender a controlarlo. Un libro de Lobsang Rampa me dio la clave que estaba esperando. Por fin supe que eso que me sucedía tenía un nombre. En realidad, varios nombres: viaje astral, experiencia fuera del cuerpo y sueño lúcido. Leí todo lo que pude sobre el tema y comencé una carrera contra el

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Año Cero

Año Cero1 min. leídos
Anomalías Científicas
Las paradojas son extremadamente importantes porque ponen de manifiesto las contradicciones lógicas en las presuposiciones. Las primas hermanas de las paradojas son las anomalías, esas rarezas inexplicables que surgen una y otra vez en la ciencia. Co
Año Cero10 min. leídos
Niños Criados Por Animales
Podría un niño criarse en un entorno salvaje sin ninguna compañía humana? ¿Qué impacto tendrían en él esos primeros años de vida en aislamiento, en los que únicamente se habría relacionado con otros animales sociales como lobos o monos? ¿Cuál sería s
Año Cero2 min. leídos
La «neolengua» Que Nos Domina
Todavía recuerdo con rabia cómo la banda terrorista ETA –por fortuna ya desaparecida– se refería a los atentados que cometía con la expresión «lucha armada», y todavía con mayor furia comprobar que los terroristas habían ganado la batalla cultural al