Muy Historia - España

GERMANIA, LA CIUDAD SOÑADA POR HITLER

n 1936, Adolf Hitler puso en marcha el proyecto de construcción nazi más ambicioso: la creación de la nueva capital alemana, llamada Capital Mundial Germania . Inicialmente, Hitler solo quería construir un Arco de Triunfo de 117 metros de altura y un gran salón abovedado con sitio para 180.000 personas –el Grosse Halle–, pero su arquitecto, Albert Speer, pensó que esos edificios inmensos se verían como dos engendros en la más bien plana Berlín. Por eso, sugirió hacer un centro de la ciudad completamente nuevo. El Arco de Triunfo y la cúpula estarían rodeados por ministerios, una cripta para héroes de guerra alemanes, cines, teatros, estaciones de tren y un gran palacio para el Führer. A lo largo de los seis años siguientes, el pasatiempo favorito de Hitler fue participar en la creación de Germania, que, según el plan, debía estar terminada en 1950. En 1939, se demolieron los primeros edificios; un total de 50.000 viviendas fueron destruidas para dejar sitio a la nueva capital. A los berlineses forzados a marcharse se les dieron casas pertenecientes a judíos, que acabaron sus días en campos de concentración. Speer envió a sus ayudantes a canteras suecas y noruegas, donde se ordenó la importación de miles de bloques de granito. La construcción de Germania siguió hasta 1942, cuando la guerra puso fin a la utopía urbanística de Hitler. El Grosse Halle iba a ser la joya de la corona del trabajo de Speer. La enorme construcción habría sido, aún hoy, el edificio más grande del mundo.

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.