Muy Historia - España

LA CAÍDA DE LOS DIOSES

Unas semanas antes de que el régimen nazi iniciara su descenso a los infiernos, Adolf Hitler pronunció uno de sus discursos más infaustos: “¡Si el pueblo alemán no está dispuesto a emplearse a fondo para sobrevivir, no le quedará otra que desaparecer!”. El imperio milenario y universal con el que soñaba el Führer pronto iba a quedar reducido a un perímetro de apenas dos kilómetros en el centro de Berlín. En su delirio, el comandante supremo del Reich pensaba que los mejores alemanes habían muerto en los campos de batalla. El resto, los que le habían fallado, solo merecía morir.

El último acto de aquel drama comenzó en enero de 1945, cuando Josef Stalin lanzó todo el poder destructivo de sus ejércitos contra las cada vez más debilitadas fuerzas de defensa alemanas en Prusia Oriental. Una vez sobrepasadas, el líder soviético aleccionó a sus generales para que se dirigieran de inmediato a Berlín. Quería tomar la capital alemana antes que sus aliados occidentales porque le preocupaba que los nazis llegaran a un acuerdo de paz con los americanos, lo que era absurdo en aquellos momentos finales de la guerra.

UNA AGONÍA PROLONGADA

Meses antes de que comenzara

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Muy Historia - España

Muy Historia - España2 min. leídos
Por Dónde Pasa El Camino
Tal como queda configurado de manera esencialmente estable desde la segunda mitad del siglo XI, el trazado principal del Camino de Santiago sigue tres grandes vías o ramales principales que pasan los Pirineos por Roncesvalles y una cuarta por Somport
Muy Historia - España1 min. leídosArchitecture
San Pedro De Roda
Esta iglesia es relevante por ser una de las pioneras en aglutinar los rasgos que caracterizarían al primer románico lombardo peninsular. De planta de cruz latina, posee tres naves cubiertas con bóvedas de cañón, siendo la nave central muy espaciosa.
Muy Historia - España2 min. leídos
Los Pueblos Malditos
Considerado hoy como punto de unión entre gentes, el Camino también ha vivido épocas en las que algunas de las poblaciones por las que transcurre sufrieron la marginación y la oscuridad. Fue el caso de los llamados pueblos malditos, en el norte penin