Proceso

El sector privado dobla las manos en el tema del “outsourcing”

Finalmente, el árbol que representa el outsourcing –subcontratación–, que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador pretendía arrancar de raíz y al que el líder del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, pedía cortarle sólo los “frutos podridos”, terminó por generar mayor incertidumbre legal para las empresas.

Además, se materializa el peligro de dejar sin la sombra del empleo formal a miles de trabajadores en un mercado laboral muy castigado ya por la pandemia del covid-19.

El lunes 5, en una encerrona del presidente Andrés Manuel López Obrador y parte de su gabinete laboral con empresarios encabezados por Salazar Lomelín y el líder de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Medina Mora Icaza, así como de representantes de las principales centrales obreras y los sindicatos más grandes del país, se firmó un acuerdo “histórico” en materia de subcontratación.

Según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a cargo de Luisa María Alcalde Luján, los sectores pactaron la prohibición de la subcontratación de personal, la regulación de la subcontratación de servicios especializados distintos

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Proceso

Proceso7 min. leídos
La Proveniencia Errática De Los Bienes Culturales
En 2005 una pequeña efigie femenina esculpida en calcedonita –mineral de sílice que proviene de una aleación de cuarzo y moganita– fue rematada en Christie’s Londres en una suma cercana a los 119 mil dólares. La pieza delinea con gran exquisitez el p
Proceso6 min. leídosCrime & Violence
Reporteros Sin Fronteras, Propuesta Cívica Y Proceso Piden Reabrir El Caso Regina
“Regina Martínez era periodista. Ella fue asesinada por eso. Ahora tenemos la oportunidad de hacer justicia”, dice la portada del informe sobre el asesinato de la corresponsal de Proceso en Veracruz, elaborado por la coalición A Safer World For The T
Proceso5 min. leídos
Millonarios Derrotados
MADRID.- El común denominador entre los 12 clubes más ricos de Europa que firmaron la malograda Superliga es que sus propietarios son jeques o magnates chinos, entre otros acaudalados capitanes empresariales que gestionan sus fortunas mediante fondos