Año Cero

PLATÓN

a primera alusión al concepto de «alma gemela» o «pareja ideal» cuenta por boca de Aristóteles que, en una época remota, nuestros antepasados tenían dos cabezas y cuatro brazos hasta que enojaron a los dioses y éstos los dividieron en dos, condenando así a los humanos a una búsqueda de por vida de sus almas gemelas. Desde entonces, cada mitad busca fundirse con la otra en un abrazo eterno. Este mito del origen, además de ser un símbolo de identidad religiosa suprema y de trascendencia, representa la unión de los opuestos.

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Año Cero

Año Cero11 min. leídos
La Esclava Médium Que Liberó A Su Pueblo
La Iglesia Episcopal de EE UU tiene en su santoral a una mujer afroamericana, la misma cuyo rostro imprimió en una colección de sellos el servicio postal estadounidense en 1978. Se trata de Araminta Ross, nacida bajo el yugo de la esclavitud en una p
Año Cero3 min. leídos
La Marcha Nórdica
Andar con bastones, y además de una forma que no pasa en absoluto desapercibida, casi cómica. Esa podría ser la definición visual de la marcha nórdica (nordik walking), una modalidad de ejercicio funcional y terapéutico surgido en Finlandia en los añ
Año Cero2 min. leídos
El Último Papa
Las célebres profecías atribuidas a San Malaquías enumeran una lista de lemas ligados a los mandatos de 112 papas. Tradicionalmente, estos lemas se han considerado vaticinios que anticipan simbólicamente cómo será la personalidad o el ejercicio de po