Más Allá

LA MALDICIÓN DE LA CASA BLANCA ¿VATICINADA LA MUERTE DE JOE BIDEN?

En noviembre de 1811 el ejército de los Estados Unidos, al mando de su futuro presidente, William H. Harrison (1773-1841) se enfrentaba en las proximidades de la desaparecida aldea de Prophetstown –al norte de Lafayette (Indiana)– contra una confederación de indios acaudillados por el cacique Tecumseh (1768-1813) de la tribu Shawnee. Respaldando a Tecumseh se encontraba su hermano Tenskwatawa (1775-1836), una especie de líder espiritual, conocido como El Profeta, quien había vaticinado que los indios serían inmunes a las balas si se embadurnaban en barro. Sin embargo, la conocida como batalla de Tippecanoe significó una tragedia para los clanes indígenas que resistían contra el avance del colonialismo estadounidense. La aldea indígena de Prophetstown fue arrasada por las llamas mientras Tecumseh se vio obligado a exiliarse. Tan solo un par de años después, el cacique indígena terminaría siendo abatido por las balas del hombre blanco en la batalla del Támesis canadiense, mientras su hermano Tenskwatawa y sus fallidos hechizos para proteger a los indios le hacían perder todo liderazgo…

Se dice que, con la muerte de Tecumseh, varios cementerios indios fueron profanados por los hombres blancos. Sin embargo, una leyenda quiere que, tras este dramático episodio, su hermano Tenskwatawa, entre lágrimas de ira, alzara su puño hacia los cielos para lanzar la siguiente maldición contra el futuro presidente William H. Harrison: “Harrison morirá; yo lo digo. Y después de él, cada gran jefe elegido

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Intereses relacionados