Año Cero

LAS INVESTIGACIONES OFICIALES CONTINÚAN

a extraordinaria publicidad obtenida por el Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales (ATTIP, por sus siglas en inglés) ha conseguido que el Senado) donde señalaba la importancia de continuar con el estudio emprendido por el ATTIP para identificar la naturaleza de los OVNIs: «El Comité apoya los esfuerzos del Grupo de Trabajo de Fenómenos Aéreos No Identificados de la Oficina de Inteligencia Naval para estandarizar la recopilación y la presentación de informes sobre fenómenos aéreos no identificados, cualquier vínculo que tengan con gobiernos extranjeros adversarios y la amenaza que representan para los activos e instalaciones militares de EE UU». Además, el Comité indicaba que es muy preocupante «que no exista un proceso unificado e integral dentro del Gobierno Federal para recopilar y analizar información de inteligencia sobre fenómenos aéreos no identificados, a pesar de la amenaza potencial que representan. El Comité entiende que las implicaciones de seguridad pueden ser sensibles; sin embargo, el Comité concluye que el intercambio de información y la coordinación a través de la comunidad de inteligencia ha sido inconsistente, y este tema ha carecido de la atención de los líderes superiores

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Intereses relacionados

Más de Año Cero

Año Cero1 min. leídos
Síndrome Postvacacional
Un tema recurrente tras las vacaciones es hablar del Síndrome o Depresión Postvacacional, situación que hasta hace poco tiempo era vista como una mera excentricidad o una excusa para prolongar la inactividad. Hoy sabemos que no es así, y que el cansa
Año Cero1 min. leídos
La Historia Desconocida Del Temple
¿Sabías que probablemente en algún momento de la historia los caballeros templarios fueron los custodios de las cuatro grandes reliquias de la cristiandad: el Santo Grial, la Vera Cruz, el Arca de la Alianza y la Sábana Santa? ¿Quiénes fueron los tem
Año Cero1 min. leídos
Sorpresas En Venus
Aunque los venusinos supusieron el centro de grandes historias de ciencia ficción a mediados del siglo XX–baste citar la obra de C. S. Lewis Perelandra–, llegando incluso al cine de la mano de varios directores de renombre mundial, los científicos no