Proceso

Violencia política y salvaguardia cultural

En diciembre de 1940, ante la inminencia de la invasión alemana a Grecia, que acaeció en abril de 1941, el editorialista del rotativo británico The Times Henry Hamilton Fifye sostuvo que el Reino Unido debería asumir el compromiso de restituir los Mármoles Elgin a aquel país después de la guerra, con el argumento de que eso sería un gesto de admiración y gratitud hacia un aliado importante. La trama castrense difería empero de ese magnánimo propósito: consistía en el control de la parte este del Mediterráneo durante la guerra, y para ello se requería insuflar el sentimiento patriótico griego. En esos momentos los Mármoles se encontraban resguardados en la estación Aldwych del metro londinense.

La parlamentaria conservadora Thelma Cazalet-Keir, integrante del partido de Winston Churchill, hizo propia esta sugerencia y la planteó al pleno camaral antes del receso de 1940; después la dirigió al Tesoro inglés para que éste mediara entre el Parlamento y el Museo Británico. Al argumento de Fifye, Cazalet-Keir agregó inusualmente que las obras de arte deben estar vinculadas a su lugar de origen. Sin embargo, la originalidad de este argumento le corresponde a Arthur Wellesley (1769-1852), duque de Wellington y comandante de las tropas británicas, quien después de las guerras napoleónicas

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Proceso

Proceso4 min. leídosCrime & Violence
La Libertad De Karen
Hace 10 años Karen fue detenida y encarcelada, acusada de homicidio calificado en razón del parentesco y violación equiparada agravada en la modalidad de “comisión por omisión” en contra de su hijita Nancy, de un año y tres meses de edad. La pareja s
Proceso3 min. leídos
Teatro
En la obra La fundamentalista del dramaturgo finlandés Juha Jokela, se manifiesta, a través de dos personajes, la experiencia interna de la fe. A los personajes los une esa necesidad intensa de creer y entregarse a la religión que cada uno profesa. N
Proceso4 min. leídos
El Poema, Contra La Violencia De La Revolución Mexicana
Antes lectura obligada en las escuelas de educación básica, por su supuesto fervoroso sentimiento patriótico, La suave Patria, el último poema de Ramón López Velarde, es en realidad una dura y áspera crítica al México de 1921, a la Revolución Mexican