Revista CIUDAD NUEVA

«Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados»… (Mt 5, 5).

¿Quién no ha llorado nunca en su vida? Y ¿quién no se ha cruzado con personas cuyo sufrimiento rebosa entre las lágrimas? Hoy, cuando los medios de comunicación nos traen a casa imágenes de todo el mundo, corremos el peligro de acostumbrarnos, de endurecer el corazón ante una corriente de dolor que puede llegar a arrollarnos.

También Jesús lloró (cf. 11, 35; 19, 41) y conoció el llanto de su

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Intereses relacionados

Más de Revista CIUDAD NUEVA

Revista CIUDAD NUEVA3 min. leídos
Los Artistas También Migran
Aún tenemos en la retina la imagen de miles de personas huyendo de su país en el aeropuerto de Afganistán. Esa situación no es nueva, siempre ha habido migraciones a consecuencia de las guerras, los regímenes autoritarios o por problemas sociales y e
Revista CIUDAD NUEVA3 min. leídos
«Ojalá Hiciéramos Como Nuestros Bisabuelos»
¿Cuánto duerme, doctor? Ahora, que es cuando dispongo de más tiempo para dormir, pero menos necesidad de sueño, tengo suficiente con 6 o 7 horas, que complemento con una breve siesta. ¡Es uno de mis propósitos del curso! ¡Esa es la promesa típica! ¿S
Revista CIUDAD NUEVA4 min. leídos
Tiempo Para Formarnos, Cara A Cara
Naroa y María Chiara.- Antes de empezar el curso, un grupo de chicas de Bilbao, Burgos y Valladolid hemos conseguido juntarnos para cuatro días de formación. Ha sido genial. Ya en julio las tres más mayores preparamos el programa con las adultas: mom