Que leer

DELIBES PERIODISTA

, autor apadrinado por Delibes, solía citar mucho la frase atribuida a : «el periodismo avillana el estilo». Lo cierto es que los tres escribieron en la prensa y, si reunimos sus trabajos periodísticos, acumulan columnas, crónicas, corresponsalías, críticas y, en el caso de Miguel Delibes, hasta la. Lo dirige desde 1958 hasta 1963, oficialmente, aunque en realidad sigue al timón hasta 1966. Le bastan esos ocho años para llenar su plantilla de talentos y arbitrarlos con tino, armar el Suplemento Semanal, la legendaria sección Caballo de Troya o la Sala de Cultura del Norte, inaugurada por . Aunque artículos tan incendiarios como La ruina de Castilla le van moviendo la silla del cargo hasta tirarla. Le puede su sentido del deber denunciando la situación del campo castellano en general y los problemas agrarios en particular, junto a su desprecio de las consignas editoriales propias del corsé autoritario (una prenda, el corsé, ya entonces en desuso). Hoy, seguramente, hubieran bastado los artículos de caza como talón de Aquiles y le hubieran movido la silla en las redes (su condición de naturalista insustituible, olvidada por ignorancia o intención).

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Intereses relacionados