Fronteras de la Ciencia

LA ALIMENTACIÓN QUE VIENE. MÁS, MEJOR, PERO DIFERENTE. ¿Qué comeremos en las próximas décadas?

Pocos conceptos se entienden peor que la frase “somos lo que comemos”, escrita por el filósofo alemán Feuerbach. Mucha gente pretende ver un significado místico o trascendente detrás de estas cuatro palabras, y hace interpretaciones de lo más variado, desde una asociación de diferentes tipos de alimentación con diferentes personalidades, hasta una presunta superioridad moral de gente que sigue determinadas dietas. Nada más lejos de la realidad. La cita original la escribió en una reseña sobre el libro Enseñanza de la alimentación: para el pueblo [1] de Jacob Moleschott publicado en 1850, en el que el filósofo alemán escribió textualmente “Si se quiere mejorar al pueblo, en vez de discursos contra los pecados denle mejores alimentos. El hombre es lo que come” [2]. La frase solo implica que la primera necesidad básica es alimentarse, y si no tenemos alimentación no podemos desarrollarnos como personas. Alimentarse es algo que no siempre ha sido fácil.

La alimentación suficiente y equilibrada para una gran parte de la humanidad ha sido una conquista propia del siglo XX. En el año 1950, el planeta tenía unos 4.000 millones de personas de los que 1.000 millones pasaban hambre, mientras que en la actualidad somos más de 7.000 millones de personas, y menos de 800 millones pasan hambre. Eso implica que ahora mismo está comiendo más gente que en cualquier momento previo de la historia de la humanidad. Para llegar a este punto han sido necesarios avances como el desarrollo de variedades híbridas de cereales, los fertilizantes sintéticos, las mejoras en ingeniería aplicadas al riego, la gestión del agua, al procesado y conservación de alimentos y un largo etcétera. Si analizamos de cerca este progreso en la alimentación, los avances tecnológicos recientes y su aplicación a la alimentación, podemos tratar de hacer una previsión sobre cómo será la alimentación del futuro.

Transgénicos

Desde el neolítico, la producción de alimentos se basa en la biotecnología. A pesar de que nos encanta utilizar los apelativos de natural o tradicional en asuntos alimentarios, llevamos varios milenios empleando la tecnología en todas las fases de la cadena alimentaria, desde el producto hasta el procesado, la distribución y comercialización. De hecho, en agricultura se definen tres revoluciones verdes. La primera fue la invención de la agricultura en el neolítico, la segunda el uso de híbridos y fertilizantes sintéticos a partir de los años 50 y la tercera empezó hace unos 20 años y viene marcada por el uso de transgénicos en agricultura [3]. Esta última revolución todavía ni ha tocado techo y seguimos viviendo de lleno en ella. El desarrollo de esta tecnología seguirá teniendo protagonismo en el futuro cercano.

La mayoría de los aspectos de la aplicación de la tecnología a la alimentación no han despertado

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Fronteras de la Ciencia

Fronteras de la Ciencia14 min. leídos
La Génesis Del Lenguaje Y Las Lenguas
Una de las cuestiones que más ha fascinado a lingüistas y filósofos de todos los tiempos es el origen del lenguaje humano. ¿Cuándo y cómo surgió esta capacidad cognitiva exclusiva del hombre y diferenciadora con respecto a otros animales? Pese a los
Fronteras de la Ciencia3 min. leídos
Terminología Criptológica
TEXTO PLANO: El mensaje que se va a cifrar. CÓDIGO: En el lenguaje habitual la expresión “cifrado” suele aludir tanto al código como a un proceso de cifrado. Sin embargo, no son lo mismo. El código implica la sustitución de una unidad significativa (
Fronteras de la Ciencia2 min. leídos
Traducciones y Espejismos
En 1952 el arquitecto inglés Michael Ventris (1922-1956), un simple aficionado, asombró a la comunidad académica al anunciar en un programa de la BBC que el Lineal B (un sistema de escritura micénica intraducible, utilizada hacia el 1600-1100 a. C.)