Fronteras de la Ciencia

CRIPTOLOGÍA LA CIENCIA DE LO OCULTO

A pesar de lo que pueda parecer en un primer momento, el título del presente artículo no constituye una hipérbole efectista, sino que incluso podríamos decir que se trata, casi, de una traducción literal. En efecto, la palabra criptografía tiene su origen en los términos griegos kryptós, que podríamos traducir como oculto, y graphos, que significa escritura. El diccionario de la Real Academia la define como “el arte de escribir con clave secreta o de un modo enigmático”.

Precisamente ese va a ser el objetivo del presente artículo: el de ofrecer una perspectiva global a esta activa rama de las matemáticas, en la que nuevos y cruciales resultados son presentados cada semana, con incidencia directa (y, a veces, dramática) en nuestra vida diaria. Evidentemente, un campo tan amplio requeriría de muchísimo más espacio del disponible aquí para ser expuesto en las condiciones deseables, de modo que adoptaremos un enfoque eminentemente histórico, sin profundizar demasiado en aspectos más técnicos y formales. Pero, antes de adentrarnos en la cuestión, sí conviene introducir cierta terminología básica y definir algunos conceptos.

En primer lugar, es necesario establecer una clara distinción entre criptografía y criptoanálisis, dos disciplinas que podemos considerar opuestas pero complementarias. Los expertos en criptografía desarrollan algoritmos y sistemas para proteger la información y dotarla de seguridad, mientras que los criptoanalistas buscan justo el objetivo contrario: desarrollan métodos que les permitan capturar el contenido de mensajes a los que se les han aplicado técnicas criptográficas. A nivel abstracto, buscan los puntos débiles de las técnicas de encriptación para explotarlas y crear brechas en su seguridad. Los criptoanalistas, además, hacen uso de una jerga muy particular. A un intento de criptoanálisis de un código criptográfico se le llama ataque. Cuando el ataque ha tenido éxito, se dice que el código criptográfico ha sido roto. Criptógrafos y criptoanalistas llevan sumidos en un intenso y apasionado conflicto desde que sus respectivas doctrinas fueron introducidas. Ambas, criptografía y criptoanálisis, son englobadas dentro de una ciencia más amplia conocida bajo el nombre de criptología.

En segundo lugar, también es necesario diferenciar muy claramente entre criptografía y su pariente próximo, la . Esta ciencia tiene como objetivo ocultar la información para que su propia existencia no sea ni siquiera percibida por otros distintos del legítimo receptor del mensaje. Fundamentalmente se recurre a esconder el mensaje en el seno de datos de otra naturaleza. El origen y devenir histórico de la esteganografía es igual de fascinante que el de la criptografía, y corre parejo a esta última. En el siglo V a.C. Herodoto ya menciona la estrategia de Histieo de Mileto de escribir un mensaje en el cráneo rapado de un mensajero y esperar a que le creciera el cabello para enviarlo a su destino, o la de Demarato de Esparta, quien ocultaba

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Fronteras de la Ciencia

Fronteras de la Ciencia18 min. leídos
Un Manuscrito Centenario Que Nadie Puede Leer El Codex De Rohonc
El Codex de Rohonc se encuentra en una situación paradójica: tiene el privilegio de estar en la elegante Sociedad de los más famosos sistemas de escritura hasta ahora no resueltos, junto con el disco de Phaistos o el Lineal A, mientras que contrasta
Fronteras de la Ciencia9 min. leídosAstronomy & Space Sciences
La Estrella Kic 8462852 Una Incógnita Para Los Astrónomos
A hí arriba, en la constelación del Cisne, hay una estrella que está haciendo cosas muy raras. Desde su sorprendente descubrimiento hace unos meses, KIC 8462852 ha saltado a la fama (en el estrellato ya estaba). En muchos medios de comunicación, un t
Fronteras de la Ciencia1 min. leídos
Códice, Manuscrito, Libro Y Facsímil
Se llama codex o códice a uno de los distintos formatos de un libro, generalmente manuscrito, que está formado por cuadernos de pergamino, o papel, plegados, cosidos y luego encuadernados. Los cuadernos pueden tener varias páginas (o folios), sobre l