Año Cero

ASÍ SERÁ EL FUTURO POSTCOVID-19

U 2020 va camino de convertirse en el año de las tres estaciones, una vez que la pandemia del Covid-19 ha hurtado la primavera a buena parte de los habitantes del planeta. Un virus, perfecto en su simplicidad microbiológica, nos confinó, nos encerró en nuestros hogares como parte de una amable dictadura de toques de queda, que el miedo al enemigo invisible nos hizo demandar e incluso aplaudir. En el último medio siglo nos ha sobrevolado el riesgo de ser devastados por un impacto cósmico, una guerra nuclear o el colapso del medio natural, pero en estos últimos meses hemos tomado contacto con un agente agresor que desde nuestra atalaya de privilegiados habíamos subestimado: en la historia de la humanidad las trompetas del Apocalipsis han retumbado de manera reiterada y voraz de la mano de mortales infecciones, como la del Covid-19, la fiebre española de 1918, la medieval peste negra en el siglo XIV o incluso el SIDA.

GUERRA GEOPOLÍTICA

El lector coincidirá con nosotros en que, como habitantes del llamado Primer Mundo, compartíamos una falaz convicción de invulnerabilidad, una ceguera que se torna si cabe más inexplicable teniendo en cuenta que científicos

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Año Cero

Año Cero1 min. leídos
Amapola De California
De origen californiano, la Eschscholzia californica Cham pasa por ser, gracias a su contenido en alcaloides, uno de los mejores remedios contra el nerviosismo, la irritabilidad y el insomnio, aunque también le han asignado propiedades antiinflamatori
Año Cero6 min. leídosDiscrimination & Race Relations
Bienvenidos A Happyland
En 1972 ocurrió algo crucial en la historia contemporánea de la felicidad. Aquel año llegó al trono de Bután Jigme Singye Wangchuck, quien con 18 años se convertía en el monarca más joven del mundo. En su discurso de coronación acuñaría el concepto d
Año Cero1 min. leídos
Vacío Eterno
La investigación que llevó a cabo la doctora Barbara Rommer sobre las ECM le permitió comprobar que no todas son necesariamente «inefables». Identificó cuatro tipos de experiencias «menos que positivas» (MQP) básicas, que van desde levemente perturba