Año Cero

DIOS ES UN HOLOGRAMA

Pocos físicos negarán que vivimos en un universo perfectamente creado para la existencia de vida inteligente. Tan perfecto es, que a veces se lo define como universo Ricitos de Oro, un universo con las debidas condiciones. Como en el cuento, nuestro universo sencillamente «está bien»: «Bastaría con alterar un valor para que el universo no pudiera existir […] Las probabilidades desfavorables para la existencia del universo son de tan abrumadora vastedad astronómica que la idea de que todo sencillamente ‘ocurrió’ desafía el sentido común. Sería como lanzar una moneda al aire y que saliera cara diez cuatrillones de veces seguidas. ¿Puede ser?». (Eric Metaxas, autor de Miracles: What They Are, Why They Happen, and How They Can Change Your Life)

Es evidente que las probabilidades en contra de que nuestro universo se formara como lo hizo, junto con las probabilidades en contra de que la vida inteligente surgiera de la materia inerte una vez que el universo se formase tal como lo hizo, son increíblemente altas. Pero, a pesar de las pruebas relativamente nuevas y en aumento de la exquisita conjunción de condiciones necesarias para producir vida inteligente, muchos científicos siguen pensando que absolutamente todo lo que hay en la creación es el resultado último de una larga cadena de eventos puramente casuales, desde el nacimiento del uni verso hasta el primer organismo unicelular y las obras de Shakespeare. El azar frente al orden es una de las divisiones más importantes entre la ciencia y la religión. Un principio fundamental de la religión es que el cosmos fue obra de un Creador inteligente. Los materialistas científicos, por otro

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Año Cero

Año Cero9 min. leídos
Un Mundo Dominado Por nanorrobots
Hay un hallazgo médico reciente que puede usarse para producir cambios químicos en nuestra cabeza mediante una inyección e implantación de nanomáquinas. Esos diminutos dispositivos pueden ajustar las señales de las neuronas en nuestro cerebro, estado
Año Cero2 min. leídos
¿se Encarnó?
Como pueden apreciar, el credo, además de negar el dualismo y reconocer explícitamente que Dios es el creador del cielo, pero también de la tierra, hace especial hincapié en la naturaleza humana de Jesús, es decir, su encarnación. Los cátaros también
Año Cero10 min. leídos
La Espiritista Revolucionaria
En pleno siglo XIX, el espiritismo no se constituyó como algo contrario a la ciencia, sino como su complemento. Era lo único que ofrecía cierta confianza ante la crisis de mentalidad y las grandes incertidumbres que se estaban generando en torno a la