Fortune en español

FORD CAMBIA DE VELOCIDAD

PARA MARCY FISHER, uno de los peores dolores de cabeza provocados por la pandemia mundial involucró una pequeña pieza elástica.

El 20 de marzo, Fisher, una empleada de Ford Motor que supervisa la ingeniería interior y exterior de la carrocería global del fabricante de automóviles, se convirtió en una de los cerca de 200 ejecutivos y empleados de Ford que enfrentaba un mandato nuevo y urgente: ¿cómo podrían los desarrolladores de coches más grandes del país —con sus líneas de producción detenidas por el riesgo de la propagación infecciosa— dar un giro para producir suministros médicos necesarios?

Del otro lado, su rival General Motors ya se había puesto en acción y forjó una sociedad con la especialista en respiradores artificiales Ventec

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.