Caras-México

“AQUÍ NO HAY ISLAMO FOBIA”

Ayaan nació en 1969 en Somalia, un país conocido en Occidente por razones infames: la piratería, la pobreza, las enfermedades, la inestabilidad. Ella vivió —o sufrió— todo esto, así como ciertas prácticas de su cultura. A los cinco años fue sometida a la mutilación genital. En su adolescencia, su guía espiritual le partió el cráneo por cuestionar la religión. Apenas se convirtió en adulta, su familia intentó casarla con su primo, pero escapó a Holanda, donde primero se dedicó a traducir del somalí al holandés. Ahí estudió y se convirtió en parlamentaria.

Uno de los momentos más difíciles que atrevesó Ali fue cuando mataron a su amigo Theo van Gogh por un documental titulado Sumisión (crítico de la religión), el cual realizó en conjunto con ella.

Con estas experiencias, Ayaan se enfrenta, directa y sin tapujos, al abuso y a la influencia extremista musulmana en Occidente. Hoy se declara atea. Estudia la radicalización y sus motivaciones ideológico-religiosas. Su objetivo es, aunque suene ambicioso, promover una reforma del islam, así como ocurrió con el cristianismo siglos atrás.

Muchos hemos escuchado sobre los crímenes de honor, la mutilación genital o los matrimonios forzados en

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Caras-México

Caras-México2 min. leídos
Stop The Show
Harry de Inglaterra pasará de ser príncipe a escritor, con la publicación de su primer libro biográfico, el cual aseguran contendrá detalles importantes de su vida hasta el momento. El borrador ya se encuentra en edición y se espera sea lanzado en lo
Caras-México5 min. leídos
Enrique Ponce Pausa Su Carrera En Los Ruedos
El último torero consentido de la afición de la Plaza México, el español Enrique Ponce, dio a conocer sorpresivamente su retiro de los ruedos -por un ciclo sin definir-, tras más de 30 años de enfundarse el terno de seda y oro, como figura de los rue
Caras-México1 min. leídos
Sigue Su Pasión
Luego de haber estudiado ya gran parte de la carrera de Derecho, Mau Lozano decidió seguir su intuición y apostar por su gran pasión: la música. Lo antes mencionado sin dejar de lado la universidad, pues como asegura, “me gusta siempre terminar lo qu