Proceso

“La lógica del pánico”

BOGOTÁ.- Las medidas de estado de excepción que se han tomado en los últimos días en la mayoría de países sudamericanos para enfrentar la pandemia del coronavirus hacen recordar las épocas de la dictaduras militares en la región.

No sólo por los toques de queda que han sido impuestos en diferentes naciones del área para evitar que los ciudadanos rompan el “aislamiento social” decretado por los gobiernos locales, sino por las imágenes de policías y soldados patrullando calles desiertas o capturando a noctámbulos taciturnos que ignoraron las restricciones de movilidad.

Sólo en Perú, donde el presidente Martín Vizcarra decretó “inmovilización social obligatoria” durante dos semanas a partir del lunes 16, han sido detenidas más de 100 personas cada día por violar el toque de queda.

Y en Argentina, el gobierno del presidente Alberto Fernández anunció el jueves 19 una “cuarentena total” hasta fin de mes en la que ninguna persona podrá salir de su casa, a menos que sea para consultas médicas o comprar víveres y medicamentos, y en la que nadie podrá entrar ni salir del país. Sólo estarán abiertos supermercados, farmacias, hospitales y gasolineras.

En Ecuador, Panamá, El Salvador y Venezuela se han

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Proceso

Proceso4 min. leídosPolitics
Corrupción: ¿Somos todos?
En México desde la denominada “renovación moral de la sociedad” –campaña lanzada en el periodo del presidente Miguel de la Madrid (1982-1988), cuando se creó el antecedente de la actual Secretaría de la Función Pública, nombrada entonces Secretaría d
Proceso3 min. leídosPolitics
El TFJA Sienta Un Precedente: Los Militares Deben Indemnizar A Sus Víctimas
Más de 10 años después de que el ex-presidente Felipe Calderón iniciara la guerra contra el narcotráfico, el Ejército empieza a enfrentar el pago de indemnizaciones económicas por violaciones a los derechos humanos, producto de excesos cometidos cont
Proceso2 min. leídos
Cine
En su larga trayectoria, el cine de indocumentados (ficción o documental) ha adquirido estatus de género con mejor o peor calidad, vigente y doloroso en la conciencia de cualquier mexicano. El género se extiende a Centroamérica, camina continuamente