Runner's World México

Correr es mejor cuando exploras más senderos

Después de pasar horas en la oscuridad durante la última parte de Leadville Trail 100 el año pasado, Magdalena Boulet comenzó a ver algunas luces cuando se acercaba al final. Ahí, esperándola, vio el gesto definitivo de apoyo: su marido, Richie Boulet, e hijo, Owen, sosteniendo la cinta de meta, después de apoyarla a lo largo de esas 20 horas de carrera. Con lo último que le quedaba de energía, Magdalena brincó sobre la línea de meta con emoción por la victoria y luego abrazó a su equipo.

Este momento ejemplifica una de

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Intereses relacionados