Que leer

PEQUEÑA BIBLIOTECA DE UNA LECTORA VICTORIANA

Imaginemos una lectora que hubiera nacido en el mismo año que la reina Victoria, en mayo de 1819, y que llegara a la edad de leer un libro por sí misma. Una superviviente, como la propia Victoria. Solo las muertes de primas y tíos, y la imposibilidad de que los niños de su familia nacieran vivos permitieron que la hija de un cuarto hijo llegara primero a reina y luego a emperatriz.

Habría compartido generación, con muy pocos años de diferencia, con tres hermanas de York, también las únicas que quedaban de una gran familia apellidada Brontë, y antes de cumplir los treinta años podría haber leído la obra de varias de ellas; en rápida sucesión, en 1847, aparecieron Jane Eyre, Cumbres borrascosas y Agnes Grey. Aunque ocultas bajo pseudónimos masculinos, los nombres de Charlotte, Emily y Anne Brontë gozaron pronto de una enorme popularidad.

Pese a que irrumpía con desagradable franqueza en un país acostumbrado a que las apariencias se mantuvieran por encima de cualquier sacrificio personal, y algunos párrafos de Anne apenas se podían leer bajo las meticulosas tachaduras de institutrices y padres responsables, que deseaban proteger a sus hijas de historias de alcohol y maltrato, las obras de las Brontë se convirtieron en un éxito imparable. Las novelas, el género de moda entre las niñas, se prestaban y se copiaban, y por muy al tanto que estuvieran los padres, la corrupción de la lectura y la fantasía entraba en las casas.

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Que leer

Que leer2 min. leídos
Declaración DE INTENCIONES
Esta directora anda un ratito dándole vueltas a cómo iniciar esta (veraniega) declaración de intenciones. ¿Qué más se puede decir a estas alturas del curso? Hemos pasado por una maratón electoral, andamos sumergidos en guerrillas de pactos y una dese
Que leer3 min. leídos
Ampliación Del Campo De Lectura
Para este verano les he preparado un desafío. Uno sencillito, nada de ponerse en cola en el Everest. Les encomiendo el trabajo de ampliar su campo de lectura, si no lo han hecho ya. El mundo editorial se empobrece paulatinamente porque cada vez las m
Que leer31 min. leídos
Novedades editoriales
Alfar, 196 pp., 14 € Una novedad muy especial esta del gran cuentista uruguayo Horacio Quiroga, pues se trata de una novela corta que publicó en 1908, cuando ya estaba bregado en colaboraciones en revistas porteñas mediante textos narrativos. En aque