Que leer

COMPRAR (TUS) LIBROS

Llevaba mucho tiempo queriendo escribir sobre la autoedición, uno de los fenómenos más curiosos y escurridizos de nuestra sociedad libresca. Si uno teclea en ese Santo Grial contemporáneo llamado Google la palabra libro, o escribir, y no digamos ya si introducimos el término publicar, se produce en nuestra pantalla una invasión de (la cursiva se entenderá según continúen leyendo el artículo) que están deseando publicarle tan pronto complete un cuestionario o envíe un correo electrónico. Son tantas las ofertas que casi da la impresión de que había mucha gente al otro lado de internet esperando de la literatura: que el escritor auténtico, aún teniendo talento, tiene que luchar mucho tiempo para hacerse notar, y le resulta muy difícil que su texto llegue a ser leído por las personas adecuadas. Solo si realiza un asedio constante al mundo editorial, con buenos textos y no poca suerte, el escritor novel encontrará el rincón del sistema por el que puede comenzar su carrera literaria.

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Intereses relacionados

Más de Que leer

Que leer5 min. leídos
DORA MAAR CONTRA LA ETIQUETA DE «musa y amante»
Vida fascinante, oculta, la de Dora Maar (1907-1997), una artista que despuntó en la fotografía, que se codeó con lo más granado de la intelectualidad francesa y cuyas obras tienen hoy un valor cada vez mayor. En su momento, aparecieron dos trabajos
Que leer2 min. leídos
Carlos Sisí
Carlos Sisí (Madrid, España, 1971) sorprendió al público español en 2009 con su serie Los Caminantes, que situaba el apocalipsis zombi en las soleadas tierras malagueñas y se convirtió en un verdadero fenómeno de ventas. También es un prolífico autor
Que leer6 min. leídosWorld
Emilio Calderón «amar Es Una Habilidad, Requiere Unas Normas Que Las Partes Implicadas Han De Establecer Y Cumplir»
> La obra presenta interesantes trasfondos: por un lado la violencia de género y, por otro, el funcionamiento de las fuerzas de seguridad israelíes. ¿Cómo se documentó para que dichos trasfondos sostuvieran la trama de la historia? Sarah Toledano, l