Que leer

EL CIELO DE LAS BIBLIOTECAS

n veintidós de abril –qué más da de qué año– me llamó la hija de uno de mis viejos profesores de facultad. No hablaba con ella desde el funeral de su padre, al que acudimos un puñado de antiguos estudiantes que no le olvidábamos como profesor y persona. Nada puede separar lo que la literatura ha unido. Después de la ceremonia, alguien dijo que debíamos tomar algo, porque después de todo aquello era una reunión de antiguos compañeros de facultad,… Los demás también hablaban de autores, claro, ése era su trabajo, pero los despachaban como quien recita un listado de teléfonos. Aquel viejo profesor de filología que realmente amaba la literatura, por raro que parezca, era una isla en un mar de egos sin vocación.

Estás leyendo una vista previa, regístrate para leer más.

Más de Que leer

Que leer5 min. leídos
Víctor Del Árbol
Víctor del Árbol publica una novela que llevaba en mente ocho años, Antes de los años terribles (Destino), sobre un hombre que, tras poder huir como fugitivo adolescente a Europa, de adulto ha de enfrentarse a su pasado en Uganda. Una suerte de reinv
Que leer5 min. leídos
Trescientos Años De Robinson Crusoe
Nací en 1632, en la ciudad de York, de una buena familia, aunque no de la región, pues mi padre era un extranjero de Brema que, inicialmente, se asentó en Hull. Allí consiguió hacerse con una considerable fortuna como comerciante y, más tarde, abando
Que leer5 min. leídos
Infantil-Juvenil NOVEDADES EDITORIALES
SM, traducción de Teresa Tellechea, 12 pp., 11,95 € Antes de dormir se puede jugar, pero lo mejor no es pegar brincos, si no tocar y aprender con las manitas como son las cosas y poco a poco… ¡Zzzzzzz! quedarnos dormidos. Silonia, Ilustraciones de So